Alivia la acidez estomacal preparando estos 5 remedios naturales

Si solemos padecer acidez después de comer podemos probar con estos remedios naturales tanto para prevenirla como para aliviarla y tratar sus síntomas más recurrentes

La acidez estomacal es un incómodo síntoma que se genera por la producción excesiva de jugos ácidos, casi siempre después de ingerir determinados alimentos o comer platos demasiado abundantes.

Se trata de una sensación de ardor que se extiende desde el abdomen hacia la garganta. Los ácidos tienden a regresar hacia el esófago por el debilitamiento de los esfínteres que deberían impedir su retorno.

Si bien es una condición de carácter esporádico y, la mayor parte de las veces, leve, algunas personas lo desarrollan de forma crónica y recurrente.

Junto al ardor se pueden experimentar otras molestias como los eructos y un fuerte dolor en el pecho que, incluso, puede confundirse con el que se manifiesta por un ataque al corazón.

Por fortuna, hay algunos remedios de origen natural que, por sus propiedades, lo controlan de forma eficaz sin ocasionar efectos secundarios indeseados.

A continuación queremos compartir en detalle 5 recetas para que no dudes en probarlas ante la primera molestia.

1. Cristales de aloe vera y miel

jugo-de-aloe-vera

Los cristales que contienen las hojas de aloe vera tienen propiedades digestivas y antiinflamatorias que contribuyen a controlar los síntomas de la acidez.

Combinados con las propiedades de la miel de abejas crea un remedio antiácido que, además de regular el pH del estómago, desinflama el revestimiento irritado.

Ingredientes

  • 1 hoja de aloe vera
  • 2 cucharaditas de miel de abejas (15 g)

Preparación

  • Extrae los cristales de una hoja de aloe vera y licúalos con dos cucharaditas de miel.
  • Consume el jugo después de ingerir platos demasiado copiosos o ante la primera señal de acidez.
  • Ten en cuenta que el aloe vera tiene un ligero efecto laxante y, por lo tanto, no es conveniente consumirlo en exceso.

Ver también: Combate el dolor articular combinando dos antiinflamatorios naturales

2. Avena

La avena es otro de los ingredientes antiácidos que pueden aliviar las agruras en poco tiempo.

Contiene fibra y sustancias antioxidantes que, tras ser asimiladas, equilibran el pH estomacal y reducen la segregación de ácidos.

A su vez, sirve para controlar los niveles de colesterol, una sustancia que, en exceso, también influye en el reflujo ácido.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de avena (20 g)

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale dos cucharadas de avena.
  • Deja que repose a temperatura ambiente durante una hora y, pasado este tiempo, pásala por un colador y consúmela.
  • Repite su ingesta hasta 3 veces al día.

3. Infusión de jengibre y miel

Infusión de jengibre

La raíz de jengibre tiene poderosos compuestos digestivos que contribuyen a bloquear la producción excesiva de jugos ácidos y la acción de la bacteria H. Pylori.

El gingerol, su compuesto activo, tiene propiedades antiinflamatorias y sedantes que ayudan a controlar el ardor y la irritación ocasionados por este problema.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de raíz de jengibre rallada (10 g)
  • Miel

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando hierva, agrégale la cucharada de raíz de jengibre rallada.
  • Deja que infusione a fuego mínimo durante dos minutos y retírala.
  • Agrégale una cucharada de miel y espera hasta que alcance una temperatura apta para su consumo.
  • Toma una taza ante la primera señal de acidez.

4. Zumo de manzana

El zumo natural de manzana es uno de los remedios caseros más efectivos contra el ardor y la inflamación ocasiona por la acidez.

Su poder alcalino y sus compuestos antiinflamatorios ayudan a controlar la irritación en el estómago y el esófago.

Ingredientes

  • 5 manzanas
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Pasa las manzanas a través de un extractor de jugos y mezcla el zumo con una cucharadita de miel.
  • Consúmelo ante el primer síntoma de acidez o después de comer alimentos irritantes.

Te recomendamos leer: 4 remedios naturales con miel de abejas para atenuar las arrugas

5. Jugo de papa

Papa-cruda

El jugo natural de papa tiene propiedades digestivas que ayudan a controlar la producción de jugos ácidos en el estómago.

Su efecto calmante reduce el ardor en la parte superior del abdomen y, de paso, neutraliza los ácidos que llegan hasta el esófago.

Ingredientes

  • 1 papa
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Ralla una papa y sácale su jugo natural con ayuda de un colador fino.
  • Asegúrate de que las papas no tengan puntos negros o manchas verdes, ya que estas podrían contener sustancias tóxicas.
  • Toma dos cucharadas del zumo natural y mézclalo con media taza de agua tibia.
  • Consúmelo a sorbos, ante la primera sensación de ardor.

Como puedes ver, estos remedios son muy fáciles de elaborar y sus ingredientes son muy fáciles de adquirir en el mercado.

Prueba el que más te llame la atención y dile adiós a este molesto síntoma