Alivia la hiperhidrosis palmar con estos 7 remedios naturales

Daniela Castro 28 junio, 2017
Para obtener los mejores resultados a la hora de combatir la hiperhidrosis palmar podemos combinar los remedios de uso tópico con aquellos de consumo oral

La hiperhidrosis palmar o sudoración excesiva de las manos es un trastorno incómodo y recurrente que suele producirse por la sobreestimulación del sistema nervioso.

Esta condición provoca una alteración en la actividad de las glándulas sudoríparas, lo cual aumenta la secreción de fluidos, sobre todo en situaciones de estrés y ansiedad.

Su aparición puede afectar la autoestima y vida social de los pacientes, dado que la transpiración es constante e interfiere en acciones como apretar la mano o acariciar.

Por fortuna, existen varias soluciones de origen natural que, por sus propiedades, ayudan a disminuir este síntoma antes que afecte la calidad de vida.

A continuación queremos compartir en detalle 7 buenas opciones para que no dejes de probarlas como solución para este problema.

¡Apunta!

1. Vinagre de manzana

Vinagre de manzana en un recipiente

El vinagre de manzana es un tónico astringente que cuenta con cantidades importantes de ácido tánico.

Esta sustancia facilita la contracción de los poros de la piel y disminuye la secreción excesiva de fluidos a través de estos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Diluye vinagre de manzana y agua a partes iguales y rocíalo sobre las palmas de las manos 2 o 3 veces al día.

2. Infusión de salvia

El consumo de infusión de salvia es un buen complemento para controlar la hiperhidrosis palmar desde el interior del organismo.

Las propiedades de esta planta promueven el control de la actividad hormonal y, de paso, frenan las alteraciones de las glándulas sudoríparas.

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara una infusión con las hojas de la planta y consúmela 2 veces al día.

3. Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio y limón

El bicarbonato de sodio es un ingrediente alcalino con propiedades antitranspirantes que pueden reducir la segregación de fluidos a través de las manos.

Su poder absorbente seca el sudor y, de paso, neutraliza la actividad de las bacterias que provocan malos olores.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un poco de bicarbonato de sodio con agua y frótalo sobre las palmas de las manos.
  • Deja que actúe 10 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Úsalo una vez al día, máximo 4 veces a la semana.
  • Ten en cuenta que no debe usarse de forma excesiva porque puede resultar abrasivo.

4. Té negro

Los compuestos antioxidantes y refrescantes del té negro actúan en conjunto para disminuir de forma notable el exceso de sudoración en las manos.

Este ingrediente tiene propiedades astringentes y antibacterianas que ayudan a controlar la función de las glándulas sudoríparas para reducir la recurrencia de esta condición.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un par de bolsas de té negro con agua tibia y frótalas sobre las palmas de las manos durante 2 o 3 minutos.
  • Repite el tratamiento 3 o 4 veces al día.

5. Agua de rosas

Agua de rosas

La prodigiosa agua de rosas no solo es uno de los mejores tónicos para la piel, sino también una buena solución contra los síntomas de la hiperhidrosis.

Sus propiedades astringentes controlan la producción excesiva de sudor y limpian la superficie de la piel para evitar olores desagradables.

¿Cómo utilizarla?

  • Rocía agua de rosas en las palmas de las manos y frótala hasta que se absorba por completo.
  • Mantén el líquido en una botella con atomizador y repite su aplicación cada 2 o 3 horas.

6. Agua con hielo

Ingerir agua con hielo todos los días es una terapia que reduce la producción de sudor, en especial cuando esta se origina por desbalances hormonales.

Esta bebida evita que se generen problemas por deshidratación y, a su vez, regula la temperatura interna del cuerpo para evitar alteraciones en las glándulas sudoríparas.

¿Cómo utilizarla?

  • Ingiere agua con hielo cuando sientas demasiado calor.
  • Toma 2 o 3 vasos de esta bebida como preventivo del exceso de sudor.

7. Aceite esencial de árbol de té

Aceite de árbol de té

Este aceite esencial es uno de los más recomendados para controlar la transpiración, dado que disminuye las secreciones y regula el pH de la piel.

Su poder antiséptico y desodorante frena los síntomas de la hiperhidrosis palmar, incluyendo posibles malos olores.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un trozo de algodón con aceite esencial de árbol de té y frótalo sobre las manos.
  • De forma opcional, combínalo con un poco de agua, rocíalo sobre la piel y deja que se absorba por completo.
  • Úsalo 3 veces al día.

¿Te sudan las manos cuando menos lo esperas? Prueba estos sencillos remedios naturales y descubre cuán buenos son para controlar este incómodo problema.

 

 

 

Te puede gustar