Alivia las picaduras de pulgas preparando 5 remedios naturales

Daniela Castro 28 noviembre, 2017
Más allá de aliviar la comezón y la inflamación fruto de las picaduras de pulgas, estos remedios también nos ayudan a desinfectar la zona y prevenir problemas mayores

 

Las picaduras de pulgas son bastante molestas y, casi siempre, producen reacciones alérgicas que se acompañan con comezón e irritación.

Estos pequeños insectos, que rara vez percibimos a simple vista, suelen anidarse en nuestras mascotas, alfombras, pisos de madera y otra variedad de superficies donde consiguen camuflarse.

Se alimentan de sangre de mamíferos, sobre todo de animales domésticos, pero también atacan a las personas cuando tienen la oportunidad de entrar en contacto directo con la piel.

Si bien no suelen producir problemas graves, es importante prestarles atención porque, en casos reducidos, son portadoras de virus y bacterias que pueden causar infecciones.

Afortunadamente, existen varias soluciones de origen natural que, aplicadas sobre la piel, desinfectan y reducen la alergia.

En esta oportunidad te compartimos 5 efectivas alternativas para que no dudes en probarlas.

¡Apunta!

1. Aceite esencial de árbol de té

aceite-arbol-te

El aceite esencial de árbol de té es un producto antiséptico que nos puede ayudar a desinfectar la piel ante picaduras de pulgas.

Su aplicación disminuye la irritación y, por si fuera poco, previene posibles infecciones.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite esencial de árbol de té (5 g)
  • 2 cucharadas de agua (20 ml)

Preparación

  • Mezcla el aceite esencial de árbol de té con las cucharadas de agua.

Modo de aplicación

  • Sumerge un trozo de algodón en el remedio y aplícalo sobre la picadura.
  • Repite su uso 2 veces al día.

Nota: Evita aplicar el aceite sin diluir, ya que puede ser irritante para la piel.

¿Quieres conocer más? Remedios para combatir la piel enrojecida por el sol

2. Bicarbonato de sodio

El uso externo de bicarbonato de sodio ayuda a limpiar la picadura y, de paso, disminuye la sensación de comezón y enrojecimiento.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato (10 g)
  • 3 cucharadas de agua (30 ml)

Preparación

  • Humedece el bicarbonato de sodio con las cucharadas de agua, hasta obtener una pasta.

Modo de aplicación

  • Frota el remedio sobre las áreas afectadas y déjalo actuar 10 o 15 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y, si es necesario, úsalo 2 veces al día.

3. Aloe vera y aceite de eucalipto

aloe vera

El remedio antiséptico e hidratante de aloe vera con aceite de eucalipto es una solución efectiva contra la alergia causada por las picaduras de pulgas.

Estos ingredientes desinfectan la zona afectada y calman la hinchazón y el enrojecimiento.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)
  • 5 gotas de aceite esencial de eucalipto.

Preparación

  • Incorpora el gel de aloe vera en un recipiente y mézclalo con el aceite esencial de eucalipto.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre la picadura y déjalo actuar sin enjuagar.
  • Repite su uso 2 veces al día.

4. Zumo de limón y miel

Combinando las propiedades antisépticas del zumo de limón con el poder antibiótico de la miel podemos conseguir un efectivo remedio contra las picaduras de pulgas y otros insectos.

Sus propiedades desinfectan los tejidos y favorecen el alivio de la alergia.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de zumo de limón (30 ml)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Mezcla el zumo de limón con las cucharadas de miel.

Modo de aplicación

  • Extiende el remedio sobre las áreas de la piel afectadas y, tras cubrirlas, espera que actúe 10 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y, si lo consideras necesario, repite su uso.

Nota: Evita exponerte al sol tras utilizar este remedio, ya que el limón puede producir manchas.

¿No lo sabías? 11 usos curiosos del limón

5. Aceite esencial de lavanda

aceite-lavanda

El aroma del aceite esencial de lavanda nos encanta pero, en cambio, las pulgas lo aborrecen. Muchos lo utilizan sobre las mascotas, ya que no es agresivo y ayuda a eliminar estos insectos.

Por otro lado, debido a su ligero efecto antimicrobiano y antiinflamatorio, se puede emplear como solución contra la irritación que causan las picaduras.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite esencial de lavanda (5 g)
  • ¼ de taza de agua (62 ml)

Preparación

  • Vierte el aceite esencial de lavanda en un cuarto de taza de agua tibia y mezcla bien.

Modo de aplicación

  • Rocía el producto sobre las picaduras, ayudándote, preferiblemente, de una botella con spray.
  • Si no tienes este envase, frótalo con un trozo de algodón.
  • Deja que actúe sin enjuagar y, si la comezón persiste, repite su uso 2 o 3 veces al día.

¿Te picaron las pulgas? Enjuaga tu piel y, enseguida, aplícale alguna de estas soluciones naturales.

Si bien los síntomas desaparecen por sí solos en cuestión de horas, lo ideal es tener en cuenta estos remedios para garantizar la desinfección de la piel.

 

Te puede gustar