Alivia las rozaduras en los pies con estas 5 soluciones naturales

Gracias a las propiedades desinfectantes y antiinflamatorias de diferentes ingredientes, como la manzanilla o el hamamelis, podemos aliviar las rozaduras de los pies a la vez que aceleramos su recuperación

Las rozaduras son pequeñas lesiones que sufre la piel de los pies debido al material rígido de algunos tipos de calzados.

Estas, aunque no son graves, causan dolor, incomodidad y, algunas veces, tienden a infectarse debido al crecimiento bacteriano.

Por lo general se dan en los talones, ya que es una zona que tiende a rozarse de forma continua con los zapatos.

Sin embargo, también puede afectar otras zonas de los pies, y llegar a generar heridas mínimas o de mayor cuidado.

Por fortuna, el uso de tratamientos de origen natural ayuda a acelerar su recuperación, repara la piel afectada y crea una barrera contra las infecciones.

¿Te están afectando? Descubre 5 soluciones.

1. Aloe vera y aceite de coco

Aloe vera

Una crema natural elaborada con aloe vera y aceite de coco le brinda a la piel nutrientes esenciales que apoyan su proceso de reparación.

Ambos cuentan con agentes antimicrobianos que previenen las infecciones mientras el tejido cicatriza.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g)

Preparación

  • Incorpora los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener un gel homogéneo.

Modo de uso

  • Frota la crema sobre la zona de la rozadura y déjala actuar sin enjuagar.
  • Repite su uso 2 o 3 veces al día, hasta aliviarlo por completo.

Te recomendamos leer: Mascarillas de aloe vera para cada tipo de piel

2. Infusión de hamamelis

La infusión de hamamelis tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas que ayudan a aliviar las rozaduras que se forman en los pies.

Su aplicación sobre la herida promueve la reparación de la piel afectada y reduce la presencia de bacterias y agentes infecciosos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hamamelis (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Hierve la taza de agua y agrégale las cucharadas de hamamelis.
  • Deja que repose a temperatura ambiente y, pasados 20 minutos, cuélala.

Modo de uso

  • Rocía el líquido sobre la herida y déjalo absorber sin enjuagar.
  • Si gustas, frótalo con un algodón o paño.
  • Úsalo 3 veces al día hasta aliviar los pies.

3. Sal marina y aceite de lavanda

La sal marina

Al combinar la acción antiséptica de la sal marina con el poder regenerador del aceite de lavanda podemos obtener un tratamiento relajante para promover la salud de los pies.

Estos ingredientes alivian las lesiones pequeñas en la piel de los talones y, de paso, remueven las células muertas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal marina (20 g)
  • 2 cucharadas de aceite de lavanda (30 g)
  • 5 tazas de agua (1250 ml)

Preparación

  • Pon a calentar el agua y, antes de que llegue a ebullición, retírala del fuego y agrégale la sal y el aceite de lavanda.
  • Introduce todo en un recipiente y comprueba que la temperatura sea apta para la piel.

Modo de uso

  • Sumerge los pies durante 20 minutos, asegurándote de cubrir las zonas afectadas por las rozaduras.
  • Repite su aplicación 2 o 3 veces, hasta notar una mejoría en la piel.

Ver también: 8 sorprendentes beneficios de la sal marina

4. Infusión de manzanilla

Las flores de manzanilla tienen propiedades desinfectantes, antiinflamatorias y antioxidantes que, en conjunto, resultan idóneas para disminuir las lesiones que sufren los pies debido a algunos tipos de calzado.

Su infusión se puede aprovechar como método terapéutico, ya que reduce el dolor y la inflamación ocasionada por este problema.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (30 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Vierte las flores de manzanilla en un recipiente con agua hirviendo.
  • Deja que repose varios minutos y, adicionalmente, agrégale un poco de agua fría para regular la temperatura.

Modo de uso

  • Remoja los pies durante 15 o 20 minutos.
  • Repite su uso 2 veces al día, mínimo 3 días seguidos.

5. Banana y aguacate

Banana y aguacate

La pulpa de banana combinada con aguacate crea una crema con propiedades hidratantes y regeneradoras, ideales para estimular la cicatrización de pequeñas lesiones en la piel.

Estos ingredientes, que contienen ácidos grasos, aminoácidos y antioxidantes, lubrican la zona afectada y estimulan la regeneración de sus células.

Ingredientes

  • ½ banana madura
  • ½ aguacate maduro

Preparación

  • Tritura la pulpa de media banana y mézclala con la pulpa de medio aguacate maduro.
  • Asegúrate de removerlos hasta obtener una pasta cremosa.

Modo de uso

  • Frota la crema sobre las rozaduras y déjala actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite su uso todas las noches.

¿Las rozaduras hacen que te duelan los pies al ponerte los zapatos? Usa cualquiera de estos remedios para curarlas en poco tiempo.

Además, procura cubrirlas con algún vendaje para evitar complicaciones mientras se alivian por completo.