Alivia los dolores de garganta con estos 7 remedios caseros

Daniela Castro 12 febrero, 2017
Gracias a las propiedades de sus ingredientes, estas infusiones nos pueden ayudar a aliviar el dolor de garganta y sus síntomas asociados sin necesidad de recurrir a medicamentos químicos

La irritación y el dolor de la garganta son síntomas comunes que puede originarse por afecciones en el sistema respiratorio o las amígdalas.

Suelen presentarse por el ataque de algunos virus y bacterias, aunque también se originan por el reflujo ácido y la inflamación.

Casi siempre generan una incómoda sensación de ardor que, incluso, produce dificultades para deglutir los alimentos y hablar.

Aunque no suele ser una condición grave, pueden llegar a presentar algunas complicaciones cuando no se les brinda un tratamiento oportuno.

Por suerte, existen muchos remedios de origen natural que pueden aprovecharse como parte de su tratamiento antes de recurrir a medicamentos sintéticos.

En el siguiente espacio queremos compartir los 7 mejores para que no dudes en prepararlos cuando te aqueje este problema.

¡Toma nota!

1. Raíz de regaliz

Infusión de regaliz

La raíz de regaliz contiene agentes antiinflamatorios y analgésicos que ayudan a controlar la irritación que provoca dolores en la garganta.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de regaliz (5 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Incorpora la raíz de regaliz en media taza de agua hirviendo, déjalo reposar 20 minutos y usa el líquido para hacer gárgaras.
  • Repite el remedio hasta tres veces al día.

Lee también: Qué puedo comer mientras tengo dolor de garganta

2. Raíz de malvavisco

La infusión de raíz de malvavisco ayuda a neutralizar la acidez en la garganta para frenar el crecimiento bacteriano que le ocasiona infecciones.

De hecho, ejerce efectos positivos cuando la dolencia tiene su origen en el exceso de jugos ácidos.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de malvavisco en polvo (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora la raíz de malvavisco en polvo en una taza de agua y déjalo reposar durante 5 o 10 minutos.
  • Consúmela dos o tres veces al día.

3. Infusión de menta

Menta

Las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias de las hojas de menta hacen que sea un buen remedio para las infecciones que provocan dolencias en la garganta.

Sus activos naturales frenan el crecimiento de las bacterias y neutralizan el ambiente ácido para lograr un rápido alivio.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de menta (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora las hojas de menta en una taza de agua hirviendo y espera que repose 10 minutos.
  • Cuando esté lista, pásala por un colador y consúmela.
  • Si gustas, realiza gárgaras con la infusión para obtener mejores resultados.

4. Té de jengibre y miel

Las propiedades del jengibre se han aprovechado desde hace cientos de años como tratamiento alternativo contra la irritación y sensibilidad de la garganta.

Sus compuestos antiinflamatorios y antibacterianos controlan las infecciones y, de hecho, alivian las amígdalas inflamadas.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharaditas de jengibre rallado (10 g)
  • 1 cucharada de miel de abeja (25 g)

Preparación

  • Pon a calentar la taza de agua y, cuando rompa en ebullición, agrégale el jengibre y la miel.
  • Consúmela a sorbos, dos veces al día.

5. Jarabe de miel y limón

Limón y miel

El jarabe natural de miel y limón tiene propiedades expectorantes y antivirales que contribuyen a expulsar las flemas que obstruyen las vías respiratorias.

Esta sencilla combinación calma la irritación de la garganta, controla la tos y reduce la presencia de los microorganismos que generan infecciones.

Además, dado que la miel es hidratante y el limón alcalino, se humedece el revestimiento de la garganta para controlar el dolor.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (20 ml)

Preparación

  • Combina los dos ingredientes y consúmelos ante la primera señal de dolor.
  • Si gustas, agrégalos en media taza de agua tibia para facilitar su consumo.

6. Vinagre de manzana

Las propiedades expectorantes del vinagre de sidra de manzana, sumado a su acción alcalina, facilitan la expulsión de las flemas y bacterias que generan irritaciones en la garganta.

Sus compuestos ácidos neutralizan el pH de los tejidos y ejercen un efecto antibacteriano que controla las infecciones.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana orgánico (20 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a calentar el agua y mézclala con el vinagre de sidra de manzana.
  • Consúmelo en ayunas o úsalo para hacer gárgaras tres veces al día.

Visita este artículo: 8 motivos por los que debes tener vinagre de manzana a mano

7. Infusión de tomillo

Tomillo

El tomillo es un antiséptico y antiinflamatorio natural que facilita el control de los síntomas de la gripe, el resfriado y otros trastornos respiratorios.

Se aconseja para el tratamiento de la tos, dado que facilita el control de la congestión al remover el exceso de moco en los conductos respiratorios.

Su efecto analgésico reduce las molestias en la garganta y previene las infecciones.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharaditas de tomillo seco (10 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Calienta la taza de agua y agrégale el tomillo seco.
  • Deja que repose 10 minutos, pásalo por un colador y endúlzalo con miel.
  • Toma una taza al día, hasta controlar el dolor.

Como puedes notar, son muchos los ingredientes naturales que promueven la recuperación rápida de este tipo de dolencias.

Evita combinar varios al mismo tiempo porque pueden originarse reacciones adversas.

 

Te puede gustar