Alivia las uñas quebradizas con estos 5 remedios caseros

Si tenemos las uñas quebradizas es muy importante no utilizarlas como herramienta para abrir recipientes o raspar superficies. Asimismo, debemos evitar morderlas y procurar mantenerlas hidratadas

La mayoría de las personas se preocupa por mantener sus uñas con un aspecto saludable, dado que son una carta de presentación en el entorno laboral y social.

Pese a esto, en ocasiones es difícil conservarlas en buen estado, ya que se deterioran por factores ambientales o cuestiones hormonales y nutricionales.

Si bien hay muchos productos cosméticos que ayudan a fortalecerlas, a veces es necesario utilizar tratamientos alternativos para detener su debilitamiento y quiebre.

Y es que, aunque la manicura convencional nos ayuda a embellecerlas, es primordial brindarles un extra de humectación y nutrientes con otros cuidados adicionales.

En esta oportunidad te queremos compartir 5 interesantes remedios caseros para que les des una apariencia saludable sin gastar demasiado.

¡Apunta!

1. Aceite de coco y jugo de limón

aceite-coco-limon

El aceite de coco es un producto rico en ácidos grasos, aminoácidos y antioxidantes que fortalecen las uñas débiles y quebradizas. Combinado con zumo de limón evita las infecciones y elimina las manchas amarillentas.

Ingredientes

  • ¼ de taza de aceite de coco (50 g)
  • El zumo de ½ limón

Preparación

  • Pon a calentar el aceite de coco hasta que alcance una temperatura apta para su uso.
  • Agrégale el zumo de medio limón y mézclalo bien.

Modo de aplicación

  • Vierte el producto en un recipiente y sumerge las uñas durante 10 minutos.
  • Repite el remedio cada noche antes de acostarte.

Ver también: 5 trucos para fortalecer uñas débiles

2. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana orgánico es uno de los mejores tratamientos naturales para mejorar la salud de las uñas. Sus compuestos ácidos combaten los hongos y previenen el quiebre.

A su vez, aporta vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que brindan un extra de nutrición sobre la capa superficial de las uñas.

Ingredientes

  • ¼ de taza de vinagre de manzana (62 ml)
  • ¼ de taza de agua (62 ml)

Preparación

  • Diluye el vinagre de manzana en una parte igual de agua tibia.

Modo de aplicación

  • Agrega la solución en un tazón y sumerge las uñas durante 15 minutos.
  • Repite el tratamiento, por lo menos, 3 veces a la semana.

3. Aceite de almendras y vitamina E

Aceite de almendras

Este tratamiento hidratante es ideal para reducir el quiebre de las uñas cuando su causa es la falta de humedad. Sus compuestos se absorben con facilidad a través de las cutículas y ayudan a regenerar las partes deterioradas.

Ingredientes

  • ¼ de taza de aceite de almendras (50 g)
  • 1 cápsula de vitamina E

Preparación

  • Combina el aceite de almendras con el contenido de una cápsula de vitamina E.

Modo de aplicación

  • Pon el preparado en un recipiente y sumerge las uñas durante 15 minutos.
  • De modo opcional, sumerge un pincel en el tratamiento y frótalo sobre las uñas.
  • Repite su aplicación cada noche antes de acostarte.

4. Infusión de cola de caballo

Hemos mencionado en muchas oportunidades las cualidades medicinales de la cola de caballo. Sin embargo, muchos aún no saben que también tiene importantes aplicaciones en lo que tiene que ver con la belleza.

Su significativo aporte de silicio, un mineral esencial, fortalece las uñas y detiene su debilitamiento, sequedad y quiebre. Además, aplicado regularmente, reduce las grietas y manchas blancas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de cola de caballo (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte las cucharadas de cola de caballo en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y déjala refrescar durante 15 minutos.

Modo de aplicación

  • Cuando la infusión esté tibia, sumerge las uñas durante 20 minutos.
  • Repite el remedio, por lo menos, 3 veces a la semana.

Te recomendamos leer: Cola de caballo: qué es y para qué sirve

5. Sal marina y aceite de germen de trigo

sal-marina-aceite

Aunque lo ignoramos en nuestra rutina de belleza, las uñas también requieren ser exfoliadas. En su superficie de acumulan partículas que, poco a poco, las van deteriorando.

Por su textura y nutrientes, la sal marina resulta idónea para este tratamiento. Su aplicación directa elimina las células muertas, suaviza las cutículas y deja la superficie con un aspecto brillante.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal marina (30 g)
  • 3 cucharadas de aceite de germen de trigo (45 g)

Preparación

  • Mezcla la sal marina con el aceite de germen de trigo hasta obtener una pasta.

Modo de aplicación

  • Frota la pasta sobre las uñas, y realiza suaves masajes durante 3 o 5 minutos.
  • Deja reposar el tratamiento durante 10 minutos más y enjuaga.
  • Úsalo 2 o 3 veces a la semana.

¿Tus uñas lucen astilladas y débiles? ¿Se te parten con facilidad? Prueba alguno de los remedios mencionados y soluciona estos inconvenientes para mantenerlas bellas.

 

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar