Aliviar el dolor de cabeza y el estrés con acupresión en 30 segundos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Valeria Sabater el 17 noviembre, 2018
El fin de esta técnica es estimular la circulación sanguínea y relajar los músculos. Para que las energías estén equilibradas debemos aplicar la presión de forma simétrica

La acupresión o digitopuntura es una de las terapias alternativas más antiguas que se aplican para aliviar diferentes dolencias. Para practicar la acupresión es necesario aprender a identificar y trabajar los puntos de presión, que son aquellos donde existen acumulaciones de nervios localizados en ciertas áreas de nuestro cuerpo, como por ejemplo las sienes.

Al trabajar estas áreas de nuestro cuerpo adecuadamente, podemos estimular la circulación sanguínea y relajar los músculos que se encuentran tensionados y que nos pueden generar dolor. La mayoría de dolores de cabeza comunes suelen presentarse como producto del estrés y la tensión. Para aliviar este problema y minimizar sus efectos, te presentamos algunas técnicas de acupresión que puedes poner en práctica fácilmente en casa.

La acupresión: una técnica efectiva

La acupresión es una estrategia no invasiva utilizada para manejar varios síntomas. Esta práctica tiene sus raíces en la medicina tradicional china y consiste en algo muy simple. La persona entrenada en esta técnica ejerce presión en determinados puntos del cuerpo, como por ejemplo la planta de los pies o de las manos, el pabellón auricular, los dedos…

Asimismo, cabe decir que estamos ante un tipo de enfoque que cuenta con un adecuado aval científico. Así, revistas como el Journal of pain and symptom management publican una recopilación de hasta 23 estudios donde pudieron comprobar su eficacia en diferentes condiciones. 

Por otro lado, en el Journal of Physical Terapy nos revela también que la acupresión es efectiva para el tratamiento del dolor lumbar crónico. Estamos por tanto ante un recurso que podemos usar en nuestro beneficio en algo tan simple como reducir la sensación de estrés localizada en la cabeza.

Dolor en la espalda , condición que puede ser tratada con acupresión

¿Cómo se debe aplicar la presión?

Al aplicar presión en alguna de las áreas de nuestro cuerpo, debemos cerciorarnos de aplicar la misma presión al punto del lado opuesto. Es decir, si yo aplico presión en una sien, también lo haré en la otra parte de tal modo, que haya un balance de la energía.

Asimismo, para estimular dicha área, se puede aplicar ya sea presión firme, un masaje lento y circular, o una fricción más fuerte, en función del tipo de respuesta física que desees obtener. La presión puede ser aplicada con los dedos, los nudillos, la palma de la mano o los dedos pulgares.

Acupresión para combatir el dolor de cabeza y el estrés

Sabemos ya que la acupresión es efectiva para aliviar el dolor. Sin embargo ¿puede realmente esta práctica disminuir la sensación de estrés? A día de hoy contamos por ejemplo con estudios muy interesantes sobre el tema que nos hablan de algo muy concreto. Se ha demostrado que esta técnica reduce por ejemplo la clásica ansiedad previa a una intervención quirúrgica. 

El trabajo, publicado en el Journal of the Association of Anaesthetists of Great Britain and Irleand concluye con esta evidencia tan ilustrativa. Por tanto, vale la pena entrenarnos poco a poco en esta habilidad para reducir nuestros estados de estrés y ansiedad.

Veamos cómo hacerlo.

Masajea las sienes

Las sienes se encuentran ubicadas a los lados de la cabeza, al nivel de las cejas.

  • Para saber con más exactitud dónde se encuentran, coloca tus pulgares en la parte exterior de las cejas y muévelos más o menos un centímetro y medio hacia la zona de la cabeza.
  • Cuando ya las hayas ubicado, presiona suavemente y masajea las sienes de forma simultánea, en el sentido contrario a las agujas del reloj. Este masaje lo puedes hacer hasta durante un minuto, respirando profundamente mientras lo haces.

Extremos interiores de las cejas

Cejas donde aplicar acupresión

Justo encima del puente de la nariz y en los extremos interiores de las cejas, hay dos puntos de presión que también pueden ayudarte a aliviar el dolor de cabeza y la tensión. En este caso no es muy recomendado aplicar presión, pues puede producir una sensación de molestia. Lo ideal es hacerse un masaje con los dedos índices, durante 30 segundos.

Punto de encuentro del meñique y la muñeca

Ubica el punto en el que se encuentran tu dedo meñique y la muñeca y aplica presión constante durante unos 30 segundos. Haz esta misma presión en ambas muñecas y siente como se alivian los dolores de cabeza generados por la tensión.

También te puede interesar: Estos son los mejores ejercicios para relajarte

Para la relajación total

Si deseas relajarte totalmente, eliminar el estrés y el dolor de cabeza, haz un puño con la mano izquierda con el pulgar sobre el dedo índice. El punto de acupresión es justo en la parte en que el dedo pulgar y el índice se encuentran, justo por encima y a la izquierda. Una vez más aplica la presión durante 30 segundos y repite el mismo proceso con la otra mano.

Utiliza los pies

manos aplicando acupresión a los pies

Los puntos de presión en los pies están conectados con los órganos de nuestro cuerpo. Para estimularlos y aliviar el dolor de cabeza, realiza presión en la zona que hay entre el dedo gordo del pie y el segundo dedo.

  • Debes utilizar tu dedo pulgar y presionar en la parte superior durante 30 segundos o un minuto. Otra opción para aliviar el dolor de cabeza y el estrés con acupresión es presionar la parte inferior del pie, detrás del hueso del pie. De nuevo se presiona 30 segundos y se hace en ambos pies.

Base del cráneo

Este punto sirve para aliviar los dolores de cabeza más intensos. Para ello, se deben poner los dedos índices en la base del cráneo y separarlos una pulgada hacia los lados hasta sentir la depresión en esta área de nuestro cuerpo. Se debe aplicar presión en estos dos puntos y masajear suavemente durante 30 segundos o un minuto.

Para concluir, tal y como hemos podido ver la acupresión puede resultar útil y efectiva para aliviar esos dolores de cabeza puntuales asociados al estrés. No obstante, recordemos que si estos estados se alargan mucho en el tiempo y limitan nuestra calidad de vida, no debemos dudar en acudir a nuestro médico de atención primaria.