Cómo aliviar el empacho estomacal con 5 remedios caseros

Daniela Castro 6 febrero, 2018
Tanto la menta como la manzanilla nos pueden ayudar a aliviar los empachos, ya que actúan como tónicos estomacales. Así, neutralizan los ácidos, disminuyen la irritación y favorecen la digestión

El empacho estomacal, también llamado indigestión o dispepsia, es un conjunto de síntomas que se produce por el consumo de comidas demasiado copiosas e irritantes.

Se describe como un malestar en la parte superior del abdomen, el cual puede venir acompañado con sensación de pesadez, eructos y una inflamación notoria.

No es un problema grave y suele desaparecer por sí solo en cuestión de horas. Sin embargo, en ocasiones puede presentar complicaciones, alertando una enfermedad digestiva de mayor cuidado.

Por fortuna, no es necesario acudir al médico para calmarlo. Hay varios remedios de origen natural cuyas propiedades regulan el pH estomacal, disminuyendo en poco tiempo las molestias que ocasiona.

En esta oportunidad queremos compartir 5 interesantes alternativas para que no dudes en prepararlas en casa cada vez que te aqueje.

¡Toma nota!

1. Infusión de menta

te-menta

Las propiedades medicinales de las hojas de menta se han empleado tradicionalmente para el alivio de los problemas relacionados con la mala digestión.

Sus extractos disminuyen la irritación de la mucosa estomacal y neutraliza el exceso de ácidos que produce malestar.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de menta (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añade una cucharadita de hojas de menta en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y espera que repose 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión 30 minutos después de comer.
  • Tómala hasta 3 veces al día.

Ver también: Descubre las propiedades y usos de la menta

2. Infusión de manzanilla

Las flores de manzanilla sirven como tónico y calmante digestivo. Son suaves con el estómago, previenen la formación de úlceras y favorecen la digestión para calmar los síntomas del empacho.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores de manzanilla (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g)

Preparación

  • Agrega las flores de manzanilla en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Deja que repose 10 minutos, cuélala y agrégale la miel.

Modo de consumo

  • Consume la infusión después de ingerir comidas copiosas.
  • Si los síntomas persisten, tómala hasta 3 veces al día.

3. Té de jengibre y limón

te-jengibre-limon

Tanto el jengibre como el zumo de limón tienen compuestos digestivos que disminuyen el dolor y la inflamación. Su combinación mejora el flujo de las enzimas y regula la producción de jugos gástricos.

Estas propiedades contrarrestan el ardor que se produce por el empacho y, a su vez, evitan el reflujo ácido y la gastritis.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (30 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Agrega el jengibre rallado en una taza de agua y ponlo a hervir.
  • Pasados 3 minutos, retíralo del fuego y déjalo reposar 10 minutos.
  • Cuela la bebida y agrégale el zumo de limón y la miel.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión cuando sientas malestar estomacal.
  • Repite su consumo 2 veces al día, hasta sentir una mejoría.

4. Té de toronjil

La bebida de toronjil, también conocido como melisa, controla los cólicos y la inflamación que se produce debido a la indigestión estomacal.

Sus propiedades neutralizan la acidez que produce ardor en la parte superior del abdomen, facilitando la digestión de los alimentos irritantes.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de toronjil (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte una cucharadita de toronjil en una taza de agua.
  • Pon a hervir la bebida y, cuando llegue a ebullición, déjala reposar a temperatura ambiente por 10 minutos.
  • Trascurrido este tiempo, cuélala y desecha los residuos de la planta.

Modo de consumo

  • Toma el té después de ingerir comidas abundantes o irritantes.
  • Tómalo 2 veces al día si lo consideras necesario.

Te recomendamos leer: Los 5 mejores ansiolíticos naturales para calmar la ansiedad

5. Jugo de piña

jugo-piña

Por su contenido de bromelina, un tipo de enzima digestiva, el jugo de piña puede servir como solución para aliviar los síntomas del empacho.

Su consumo previene el dolor estomacal y regula la actividad digestiva para evitar el exceso de acidez y la acumulación de desechos.

Ingredientes

  • 3 rodajas de piña
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Pon las rodajas de piña en la licuadora y procésalas con media taza de agua.
  • Asegúrate de obtener una bebida sin grumos, y sírvela sin colar.

Modo de consumo

  • Ingiere el jugo después de comer platos abundantes.
  • Tómalo 2 veces al día.

Si sueles sufrir empacho habitualmente, procura corregir tus hábitos alimenticios para controlar este problema. Si aun así persiste, solicita exámenes médicos para determinar su origen.

Te puede gustar