Cómo aliviar el glaucoma con estos 4 remedios naturales

El glaucoma se produce por el deterioro progresivo del nervio óptimo. Algunos remedios naturales, aunque no lo curan, pueden apoyar el tratamiento para favorecer su control

El uso de medicinas como las gotas oculares ha sido el método más utilizado para aliviar el glaucoma. Sin embargo, desde hace muchos años también se utilizan terapias alternativas como los remedios naturales. Estas soluciones contienen nutrientes que fortalecen la visión, además de reducir el riesgo de complicaciones.

Su uso se ha extendido en muchos lugares del mundo, dado que resultan ideales para disminuir la presión ocular y minimizar algunos de los síntomas. Aunque no remplazan el tratamiento recetado por el médico, representan un buen complemento contra la enfermedad.

¿Cuáles son las mejores opciones? ¿Cómo se preparan en casa? A continuación repasamos en detalle los aspectos más importantes de la afección y varias soluciones de origen natural que pueden resultar beneficiosas. ¡No dejes de probarlas!

¿Qué es el glaucoma?

Qué es glaucoma.

El glaucoma es una afección que se desarrolla cuando aumenta la presión del fluido ocular, provocando un deterioro del nervio óptico. Es un tipo de patología degenerativa que puede conducir a la ceguera cuando no se interviene a tiempo. Los adultos mayores y las personas con antecedentes familiares tienen más riesgo de desarrollarlo.

Para prevenirlo son fundamentales los exámenes de vista periódicos, dado que a veces no se presentan síntomas. La visión que se pierde debido a esta enfermedad no puede recuperarse, pero hay altas probabilidades de reducirla o prevenirla cuando se logra una intervención oportuna.

Síntomas de glaucoma

Las manifestaciones clínicas del glaucoma suelen variar en función del tipo y nivel de gravedad. Independientemente de esto, es fundamental analizar cualquier anormalidad, dado que la detección oportuna es clave para mejorar su pronóstico.

Debes leer: 5 señales que dan tus ojos sobre tu salud.

Un glaucoma puede ser de ángulo abierto o cerrado. Veamos sus síntomas.

Glaucoma de ángulo abierto

  • Puntos ciegos dispersos en la visión periférica o central, en uno o ambos ojos
  • Visión de túnel (en etapas avanzadas)
  • Dolores de cabeza moderados
  • Necesidad de cambiar los lentes constantemente
  • Halos alrededor de la luz eléctrica

Glaucoma de ángulo cerrado agudo

  • Dolores de cabeza severos
  • Dolor y cansancio en los ojos
  • Náuseas y vómitos
  • Visión borrosa
  • Halos alrededor de las luces
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Incapacidad de adaptar las pupilas a la oscuridad

Remedios naturales para aliviar el glaucoma

Todos los casos de glaucoma deben ser atendidos por un profesional, ya que este cuenta con las facultades para dar un diagnóstico y tratamiento apropiado.

Las pruebas para confirmar la enfermedad pueden incluir una tonometría, pruebas del campo visual y gonioscopia (para examinar el ángulo de drenaje).

El objetivo de las terapias es disminuir la presión intraocular. Por ello, además de las gotas farmacológicas y algunos medicamentos orales, los pacientes pueden aprovechar varios remedios caseros.

1. Infusión de semillas de hinojo

 

El consumo regular de infusión de semillas de hinojo combate la retención de líquidos y problemas circulatorios para ayudar a aliviar el glaucoma. Aunque no es una solución “milagrosa” para detener la enfermedad, sí resulta idónea como aliada para disminuir sus síntomas.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de semillas de hinojo (10 g)
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml)

Preparación

  • Agrega las semillas de hinojo en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Espera que repose entre 10 y 15 minutos, y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión en la mañana y repite la toma en la tarde.

2. Bebida de muérdago

Los nutrientes que contiene el muérdago ayudan a proteger la visión y reducen la sensación de cansancio. Adicionalmente cuenta con beneficios sobre la salud circulatoria, lo cual es clave para ayudar a aliviar el glaucoma.

Ingredientes

  • 1 cucharada de muérdago (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora el muérdago en una taza de agua y ponlo a hervir por 5 minutos.
  • Pasado este tiempo, déjalo reposar 10 minutos más y cuélalo.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza a media mañana, todos los días.

3. Jugo de zanahoria

Zumo de zanahoria.

La vitamina A que proporciona el jugo de zanahoria es un nutriente esencial en la formación de pigmento purpúrico visual. Por lo tanto, su inclusión en la dieta ayuda a mejorar la visión nocturna y favorece la reducción de los riesgos de glaucoma.

Ingredientes

  • 2 zanahorias grandes
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Pela y pica las zanahorias.
  • Viértelas en la licuadora y procésalas con el vaso de agua.
  • Asegúrate de obtener una bebida homogénea y sírvela sin colar.

Modo de consumo

  • Ingiere un vaso de jugo todos los días.

4. Infusión de manzanilla

Infusión de manzanilla.

Las flores de manzanilla son un remedio tradicional contra los problemas que aquejan los ojos. Sus componentes son suaves para los tejidos oculares y brindan un efecto refrescante. Debido a esto, su infusión es ideal para disminuir la presión que sufren por esta condición.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Agrega las flores de manzanilla en una olla que contenga las tazas de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y déjala reposar 15 o 20 minutos.
  • Pasado este tiempo, cuando esté tibia, fíltrala con un colador.

Modo de uso

  • Realiza baños oculares con la infusión cuando sientas hinchazón en los ojos.

Además de tener en cuenta estos remedios naturales puedes hacer ejercicios oculares y mantener una buena alimentación. Estos buenos hábitos, aunque no curan la afección, evita que la enfermedad avance.  ¿Aún no pruebas estas soluciones para aliviar el glaucoma?