Cómo aliviar la amigdalitis con 5 remedios de origen natural

Aunque estos remedios pueden ayudarnos a aliviar las molestias de la amigdalitis, si estas persistieran es importante acudir al médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

La inflamación de las amígdalas es una condición que se produce por la infección de virus y bacterias que se alojan en la garganta. Para ello, además de los medicamentos convencionales, existen remedios de origen natural que atacan los agentes infecciosos para controlar el problema y aliviar la amigdalitis.

Esta condición puede afectar a una o ambas amígdalas linfáticas, y en consecuencia, provoca dolor, problemas para deglutir los alimentos y episodios de fiebre, en algunos casos.

Así mismo, su aparición puede darse de forma leve o crónica, y durar entre dos y tres días, en función de los tratamientos que se le brinden.

Si bien la inflamación va reduciendo por sí sola, lo ideal es recurrir a soluciones que aceleren el proceso de recuperación.

Por ello, aquí te mostramos 5 remedios naturales para aliviar la amigdalitis. ¿Te interesa? ¡Descúbrelos!

Remedios naturales para aliviar la amigdalitis

1. Agua con limón, miel y sal

Agua con limón y miel para aliviar la amigdalitis

La combinación de agua tibia con limón, miel y sal es una excelente opción, debido a que nos brinda un remedio antibiótico y antiinflamatorio. Este permite facilitar el control de las amígdalas inflamadas.

Su aplicación calma el dolor en la zona de la garganta y, así mismo, ayuda a inhibir la proliferación de los microorganismos que provocan la infección.

Ingredientes

  • El jugo de ½ limón
  • 1 vaso de agua tibia (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 pizca de sal

Preparación

  • En primer lugar, exprime el zumo de medio limón y dilúyelo en un vaso de agua tibia.
  • Luego, agrega la miel y la pizca de sal y remueve hasta que todo quede bien integrado.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida ante el primer síntoma de amigdalitis.
  • Repite su consumo 2 veces al día.

Lee también: ¿Es recomendable operar las amígdalas?

2. Infusión de cúrcuma y pimienta negra

Igualmente, tenemos la cúrcuma y la pimienta negra, que tienen propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Debido a esto, pueden ayudar a reducir la infección que afecta la salud de las amígdalas.

Su combinación en infusión no tiene un sabor muy agradable, sin embargo, su consumo puede calmar el dolor y reducir el tiempo de recuperación.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • ½ cucharadita de cúrcuma (2 g)
  • ¼ cucharadita de pimienta negra molida (1 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua, y luego agrégale la cúrcuma y la pimienta.
  • Después deja que repose 15 minutos y consúmela.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión antes de ir a dormir, durante 2 o 3 días.

3. Infusión de semillas de fenogreco

Semillas de fenogreco como remedio para aliviar la amigdalitis

También está la bebida natural de semillas de fenogreco. Esta tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias que controlan los síntomas causados por la amigdalitis.

Sus vitaminas y minerales fortalecen el sistema inmunitario. Por lo tanto, al aumentar la presencia de anticuerpos, ayuda a combatir los virus y bacterias infecciosos y, a su vez, a aliviar la amigdalitis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de fenogreco (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora las semillas de fenogreco en una taza de agua hirviendo, y déjala reposar durante 20 y 30 minutos.

Modo de consumo

  • Divide la infusión para 2 tomas al día: una en la mañana y otra en la noche.

Visita este artículo: 6 trucos para fortalecer tu sistema inmunitario

4. Vinagre de manzana

De manera similar, puede ayudarnos el vinagre de manzana, debido a que contiene ácidos orgánicos con efectos antimicrobianos.

Estos efectos ayudan a aliviar la infección que provoca la inflamación de las amígdalas.

Como resultado, contribuye a regular el pH en la zona irritada y, al inhibir el crecimiento bacteriano, reduce síntomas como el dolor y el ardor.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de manzana orgánico (10 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • ½ taza de agua tibia (125 ml)

Preparación

  • Diluye el vinagre y la miel en media taza de agua tibia.

Modo de consumo

  • Toma la bebida a sorbos, preferiblemente ante el primer síntoma de amigdalitis.
  • Repite su consumo todos los días hasta sentir alivio.

5. Infusión de manzanilla, limón y miel

Infusión de manzanilla

Por último, dentro del grupo de remedios para aliviar la amigdalitis, tenemos la bebida natural de manzanilla combinada con los nutrientes del limón y la miel.

En este sentido, sus ingredientes actúan como antiinflamatorios, antibióticos y antivirales, por lo que son idóneos para controlar el dolor y la irritación.

Por lo tanto, nos puede servir para acelerar la recuperación de la amigdalitis.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
  • El jugo de ½ limón
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Primero, pon a hervir una taza de agua.
  • Cuando llegue a ebullición, agrégale las flores de manzanilla.
  • Luego, deja que repose 15 minutos, cuélala y agrégale el limón y la miel.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida 2 o 3 veces al día, según la severidad de los síntomas.

En conclusión, ¿Sientes dolor e inflamación en las amígdalas? Elige cualquiera de los remedios mencionados y pruébalos para obtener alivio de estos síntomas.

No obstante, si las molestias persisten a pesar de su uso, consulta al médico para conocer otros tipos de tratamiento.

 

 

  • Personal de la clínica Mayo. Amigdalitis. (2018).
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tonsillitis/symptoms-causes/syc-20378479
  • Ramírez J. Remedios caseros para las anginas (amigdalitis). (2005).
  • Valera J. Alimentación Medicinal. 20 enfermedades, 576 dietas naturales. (2010).