Cómo aliviar las infecciones en la vejiga con 5 remedios naturales

Carolina Betancourth · 18 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 18 diciembre, 2019
La ingesta de abundante líquido es fundamental para favorecer la producción de orina y de esta forma, eliminar los microorganismos patógenos que se habían alojado en la vejiga.

La cistitis es la infección de la vejiga cuyo origen suele ser bacteriano, aunque también puede presentarse como consecuencia de un cálculo en este órgano. Sus síntomas más comunes son la necesidad de orinar frecuentemente y la molestia (dolor o ardor) al orinar.

Su aparición puede ocurrir por la práctica de malos hábitos de higiene, el uso de prendas húmedas o ajustadas por periodos de tiempo prolongados y las relaciones sexuales sin protección.

De acuerdo con el Dr. Talha H. Imam: «La cistitis es frecuente entre las mujeres, particularmente durante el periodo fértil… Existen varias razones por las que las mujeres son propensas, siendo las más destacables la escasa longitud de la uretra y la proximidad de esta con la vagina y el ano, donde se localizan habitualmente las bacterias».

El tratamiento de la cistitis

El tratamiento de esta infección suele consistir en medicamentos antibióticos y analgésicos (según sea necesario) durante un periodo de tiempo breve. Solo en algunos casos puntuales se recurre a la cirugía.

A la par del tratamiento farmacológico, se recomienda a los pacientes que mantengan una buena hidratación diaria, ya que esta contribuye con el alivio de los síntomas y favorece la recuperación.

Si bien la cistitis no suele ser un problema de salud grave, es importante prestarle atención y seguir las indicaciones del médico para evitar complicaciones y consecuencias mayores a largo plazo.

Bebidas para aliviar las infecciones de orina

Las siguientes bebidas hidratan y estimulan la micción, que es lo que viene a resultar conveniente a la hora de obtener alivio. Al expulsar la orina, también se pueden expulsar los agentes patógenos que causaron la infección. 

1. Arándanos, sandía y cerezas

jugo-de-arandanos

Ingredientes

  • ½ taza de arándanos frescos (75 g).
  • ½ taza de sandía picada (75 g).
  • Menta fresca (opcional).
  • ½ taza de cerezas (75 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Lava las frutas y escurre bien los arándanos y las cerezas.
  • Aparte, extrae la pulpa de la sandía y desecha la cáscara y las semillas.
  • Lleva todos los ingredientes a la licuadora y procesa durante 2 o 3 minutos y asegúrate de obtener una bebida homogénea.
  • Sirve y bebe con moderación.
  • Para darle un toque extra de sabor, puedes añadir unas cuantas hojas de menta frescas.

2. Infusión manzanilla

La manzanilla puede ayudar a combatir la inflamación abdominal.

Ingredientes

  • 1 bolsita de té manzanilla.
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Vierte el agua en la taza y ponla a calentar en el microondas un par de minutos.
  • Cuando el agua comience a burbujear, introduce la bolsa de manzanilla.
  • Tapa la taza y deja reposar unos 5 o 6 minutos aproximadamente.
  • Bebe por sorbos.

3. Agua de coco y limón

agua-coco

Ingredientes

  • El zumo de ½ limón.
  • 1 taza de agua de coco (250 ml).

Preparación

  • Extrae una taza de agua de coco verde y mézclala con el zumo de medio limón.

4. Semillas de apio

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de apio (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Llena una taza con agua y caliéntala en el microondas durante dos minutos y medio.
  • Agrega una cucharada de semillas de apio en el agua hirviendo.
  • Tapa la taza y déjala reposar durante unos 10 minutos.
  • Cuela y bebe.

Lee: 5 increíbles beneficios del apio que tú desconocías

5. Abedul

infusion-abedul

Ingredientes

  • 1 cucharadita de abedul (5 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Incorpora una cucharadita de abedul en una taza de agua y ponla a hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, reduce el fuego al mínimo, y déjalo 2 o 3 minutos más.
  • Espera que repose 10 minutos y cuélala.

Nota: evita el consumo de esta bebida si sufres de hipertensión o alguna enfermedad cardiaca. 

Nota final

Ten en cuenta que, además de consumir estas bebidas, es importante mejorar los hábitos de higiene y, en general, mantener buenos hábitos de vida.

Si los síntomas no mejoran, o se presentan complicaciones, consulta al médico lo antes posible.

  • Ritchie, T., & Eltahawy, E. (2014). Diagnosis and Management of Fungal Urinary Tract Infections. Current Bladder Dysfunction Reports. https://doi.org/10.1007/s11884-014-0238-7
  • Guay, D. R. P. (2009). Cranberry and urinary tract infections. Drugs. https://doi.org/10.1109/ICCA.2011.6138086
  • Bond, P., & Goldblatt, P. (1984). Plants of the Cape Flora. A Descriptive Catalogue. Journal of South African Botany / Supplementary Volume.