Alopecia areata: síntomas, causas y tratamientos

2 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
La alopecia areata es una enfermedad del cuero cabelludo que provoca caída de cabello en zonas redondeadas. No pone en riesgo la vida, pero afecta la calidad de la misma. En este artículo te contamos todo sobre esta patología.

La alopecia areata es una patología no muy frecuente, pero conocida en el ámbito médico. Tiene mucha relevancia dentro de la especialidad dermatológica, ya que las consultas por esta causa no son tan inusuales.

La enfermedad consiste en una pérdida de pelo en una zona específica del cuerpo. La zona más afectada es el cuero cabelludo, pero también puede manifestarse en la barba, por ejemplo, o en el vello de los miembros superiores e inferiores.

Pueden padecer el trastorno varones y mujeres de diferentes edades, aunque se registra más entre varones adolescentes. Los niños no están exentos de los síntomas, sobre todo si tienen antecedentes de familiares directos que la hayan padecido.

Existe un vínculo con las situaciones de estrés. Algunos pacientes han desarrollado la alopecia areata tras atravesar un momento difícil, como la muerte de un familiar, una enfermedad crónica o un accidente. De todas maneras, no es la presentación más habitual.

Para la medicina, no hay un solo tipo de alopecia areata, sino varios. Esta es la clasificación de los tipos de alopecia areata:

  • De placa única: es la forma más común; solo se cae el pelo en una única región del cuerpo.
  • En placa múltiple: a diferencia de la anterior, las zonas afectadas son más de una.
  • Total: se forma una gran placa de pérdida de cabello que afecta a todo el cuero cabelludo provocando calvicie.
  • Universal: además de tomar el cuero cabelludo, se extiende por las cejas, pestañas y axilas.
  • Difusa: es una caída de cabello que no se localiza en una región determinada, sino que difusamente afecta al cuero cabelludo.
  • Para el cabello oscuro: es la forma más infrecuente. La caída del cabello respeta las canas y afecta solo al pelo pigmentado, dando la sensación de que la persona ha encanecido brutalmente de un día para el otro.

Causas de la alopecia areata

No hay una información precisa sobre el origen de la alopecia areata. Se asume que es una enfermedad autoinmune, es decir, que el cuerpo ataca por error partes del propio cuerpo.

En este caso, el sistema inmune del organismo identificaría a los folículos pilosos como peligrosos o extraños, por equivocación, y los atacaría. Al atacar el folículo, el pelo se desprende y se cae, ya que pierde su sostén y su fuente de nutrición.

Los estudios histopatológicos de personas afectadas revelaron un gran proceso inflamatorio en las zonas afectadas. Se acumulan glóbulos blancos alrededor de los folículos pilosos deteniendo el desarrollo del cabello. La caída resulta una consecuencia esperable de esa inflamación.

Un grupo de personas con alopecia areata la padecen asociada a otras enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoidea o la enfermedad celíaca. A veces, la caída del cabello es el primer síntoma de las otras enfermedades y, tiempo después, se manifiesta por completo la enfermedad que estaba de fondo.

alopecia areata, caida de cabello
Se sospecha que el origen de la alopecia areata es autoinmune

Sigue descubriendo: Enfermedades autoinmunes: cuál es su origen

Síntomas

La alopecia areata no debería causar dolor, ardor ni picazón. La pérdida del pelo es el único síntoma en las presentaciones habituales de la enfermedad. Tampoco debería haber enrojecimiento de la zona afectada ni descamación de la piel.

La característica de que el único síntoma sea la caída de cabello es importante porque distingue a la enfermedad de otras. Hay diferentes alopecias que se acompañan de dolor o de inflamación visible que no son la forma areata.

Regularmente, la pérdida de cabello es en parches en el cuero cabelludo. Estos parches pueden tener entre uno a cuatro centrímetros, y pueden ser uno o varios. Tienden a ser de una forma redondeada y lisa.

Las otras zonas que pueden afectarse son la barba, las cejas, las pestañas, el vello de los miembros inferiores y superiores y el vello púbico. Como las uñas comparten el origen embriológico con el cabello, a veces se agrega como síntoma la fragilidad de las mismas, con hendiduras y roturas.

En la forma total, que lleva a la pérdida del cabello en todo el cuero cabelludo, la evolución es relativamente rápida. Desde la primera placa hasta completar la extensión pueden pasar solo seis meses.

Alopecia
El único síntoma de la alopecia areata es la caída del cabello

Sigue leyendo: 3 remedios naturales para tratar la calvicie

Tratamiento de la alopecia areata

Aunque no es una enfermedad grave ni pone en riesgo la vida de los pacientes, el aspecto psicológico de la misma es relevante. Los pacientes bajan su autoestima y reducen su interacción social por vergüenza.

Para muchos de los afectados, la recuperación del cabello es automática. Aún sin tratamiento, en unos pocos meses el folículo piloso vuelve a funcionar y se repuebla el área de la calvicie. Se calcula que la mitad de los pacientes recupera todo el cabello afectado en menos de un año sin tratamiento.

En cambio, cuando la afectación es grande o la evolución es rápida, se prefiere el tratamiento guiado por el médico. No está claro cuánto tiempo de tratamiento se necesita para revertir los efectos, por lo que será el criterio profesional el que lo decida.

Los tratamientos disponibles actualmente son:

  • Medicamentos locales: productos con fármacos como el minoxidil, la antralina o los corticosteroides, en forma de cremas.
  • Inyecciones de corticoides: directamente bajo la piel afectada.
  • Luz ultravioleta.
  • Saceda-Corralo D, Grimalt R, Fernández-Crehuet P , Clemente A, Bernárdez C, García-Hernandez MJ, Arias-Santiago S, Rodrigues-Barata AR, Rodríguez-Pichardo A, García-Lora E, Jaén P, Camacho FM, Vañó-Galván S.Beard alopecia areata: a multicentre review of 55 patients. J Eur Acad Dermatol Venereol.  2017;31(1):187-192.
  • Madani, Shabnam, and Jerry Shapiro. "Alopecia areata update." Journal of the American Academy of Dermatology 42.4 (2000): 549-566.
  • Gilhar, Amos, Amos Etzioni, and Ralf Paus. "Alopecia areata." New England Journal of Medicine 366.16 (2012): 1515-1525.