Alopecia en niños: ¿por qué se produce?

Edith Sánchez·
10 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Elisa Martin Cano al
10 Agosto, 2020
La alopecia en niños es una condición poco común y puede obedecer a diversas causas. En la mayoría de los casos se puede tratar con éxito, aunque también existen situaciones en las que la pérdida del pelo es definitiva.

La alopecia en niños no es un problema muy frecuente. De hecho, se estima que solo corresponde al 1 % de las consultas en pediatría. Sin embargo, no por eso hay que restarle importancia, ya que se trata de una condición muy angustiante para el niño y sus padres.

Hay que decir que esta condición puede ser un problema temporal o permanente. Pese a esto, no hay que esperar para consultar con el especialista si se detecta alguna anomalía en el cabello o en el cuero cabelludo. Como suele ocurrir, un tratamiento temprano mejora las expectativas.

¿En qué consiste la alopecia en niños?

La alopecia en niños tiene lugar cuando hay una desproporción notoria entre los cabellos que se caen y los nuevos que nacen. La señal más evidente de que esto ocurre es la presencia de áreas de la cabeza en las que no hay cabello. Lo que se conoce en la cultura popular como «calvas ».

Se llama caída fisiológica del pelo a los casos en que la pérdida es normal. Lo común es que el niño pierda entre 100 y 150 cabellos al día y que, del mismo modo, el nuevo pelo vaya sustituyendo al que se pierde.

Si dicho proceso de renovación no se produce, hay alopecia. Por eso, empiezan a verse zonas de la cabeza sin pelo. De acuerdo con la forma como se presenta, puede ser congénita, si está presente desde el nacimiento; o adquirida, si surge después.

Asimismo, se le denomina «cicatricial» cuando hay daño irreversible en el folículo piloso; y no cicatricial, si el daño es reversible. La gran mayoría de los casos de alopecia en niños son del tipo no cicatricial y, por lo tanto, son tratables. Las causas del problema son múltiples y dan lugar a diversos tipos de alopecia. A continuación, lo detallamos.

¿En qué consiste la alopecia en niños?
La caída excesiva de cabello en niños puede obedecer a varios factores. Siempre es importante consultar para descartar causas de cuidado.

Alopecia por contacto

La alopecia por contacto o «alopecia occipital» tiene lugar en los bebés. Se presenta antes de los 3 meses de edad y obedece a que durante la gestación hay cabello que crece y que luego se pierde. Es posible que también influya el hecho de que el bebé pasa mucho tiempo en contacto con la almohada. Esta es una forma de calvicie pasajera.

Alopecia triangular

La alopecia triangular o congénita está presente al nacer y tiene que ver con una pequeña zona sin pelo, en forma de triángulo, que se localiza en la parte lateral de la cabeza. A veces, está en un solo lado, y otras veces en ambos. Se desconoce cuál es su causa, además, es irreversible.

Alopecia areata

La alopecia areata es un problema de origen autoinmune que lleva a que los folículos detengan la producción de cabello, de forma brusca. Se cree que las situaciones de estrés o sufrimiento emocional inciden en ella.

El niño pierde cabello y también vello en todo el cuerpo. El curso de la enfermedad es incierto y puede llevar a la pérdida total del cabello, o a la recuperación completa.

También te puede interesar: Alopecia areata: síntomas, causas y tratamientos

Alopecia por tracción y tricotilomanía

La alopecia por tracción, o alopecia traumática, es una forma de calvicie que se origina por el uso de peinados muy aparatosos, que causan tensión en el cuero cabelludo y pueden terminar arrancando el pelo.

Por su parte, la tricotilomanía es una forma de alopecia en los niños, de origen psicológico. Es una especie de tic por el cual el pequeño se hala el pelo, hasta el punto de quitárselo, por lo general, como manifestación de ansiedad. Esto lleva a que una zona específica de la cabeza quede despoblada por completo.

Alopecia por hongos

En este caso, la razón de la pérdida del cabello está en un hongo llamado tiña. El pequeño se contagia de esta por contacto con algún animal o con otro niño que tenga este problema. Lo usual es que afecte zonas específicas del cuero cabelludo y lleve a que el pelo se caiga en esa área.

Este tipo de alopecia en niños requiere de un tratamiento médico. A menudo, se receta algún fármaco tópico y, en algunas ocasiones, medicamentos de uso oral. Suele superarse por completo.

Alopecia en niños: ¿por qué se produce?
Cuando la alopecia está causada por una infección por hongos es necesario intervenir con un tratamiento antimicótico, ya sea tópico o de uso oral.

Alopecia por enfermedades o tratamientos

Hay una enfermedad de la piel llamada dermatitis seborreica, que produce una capa extra de grasa en el cuero cabelludo del niño. A causa de ello, los folículos pilosos no se desarrollan en forma normal y esto hace que se pierda el cabello con mucha facilidad. Un tratamiento adecuado resuelve el problema.

De otro lado, hay algunas condiciones de salud que favorecen la caída del cabello. Si hay carencias nutricionales o anemia, es común que se dé este problema. Las enfermedades endocrinas y algunas patologías crónicas tienen el mismo efecto. Sin embargo, controlarlo hace que cese la pérdida de cabello.

Como es obvio, los niños que reciben tratamiento de quimioterapia para el cáncer pierden cabello de manera constante. Esto se soluciona tras finalizar la aplicación de los fármacos.

Descubre: Alopecia femenina, ¿cuáles son las causas de su aparición?

¿Qué hay que recordar sobre la alopecia en niños?

Hay varios tipos de alopecia en niños, y estos se clasifican en función de su causa y de la forma en que se desarrollan. En cualquier caso, es mejor buscar atención profesional con el médico o dermatólogo, ya que un adecuado tratamiento puede revertirlo en muchos casos.

La elección entre un abordaje terapéutico u otro variará de acuerdo al origen de la alopecia y la edad del niño. En muchos casos se resuelve con el tiempo, aunque no hay intervención. De todos modos, es necesario aplicar cuidados básicos, como una buena nutrición y el uso de productos adecuados.

  • Alves R, Grimalt R. Hair loss in children. Curr Probl Dermatol. 2015;47:55-66. doi:10.1159/000369405
  • Atton AV, Tunnessen WW Jr. Alopecia in children: the most common causes. Pediatr Rev. 1990;12(1):25-30. doi:10.1542/pir.12-1-25
  • Yin Li VC, Yesudian PD. Congenital Triangular Alopecia. Int J Trichology. 2015;7(2):48-53. doi:10.4103/0974-7753.160089
  • Wang E, Lee JS, Tang M. Current treatment strategies in pediatric alopecia areata. Indian J Dermatol. 2012;57(6):459-465. doi:10.4103/0019-5154.103066
  • Billero V, Miteva M. Traction alopecia: the root of the problem. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2018;11:149-159. Published 2018 Apr 6. doi:10.2147/CCID.S137296
  • Hay RJ. Tinea Capitis: Current Status. Mycopathologia. 2017;182(1-2):87-93. doi:10.1007/s11046-016-0058-8