Alternativas para el audífono a menos coste

Francisco María García 25 febrero, 2018
En el mercado ya se cuentan con un número importante de modelos de audífonos cuyos diseños son muy pequeños y superan la barrera de lo antiestético.

La sordera es una afección médica bastante común. Solo en España, más de un millón de personas padecen de alguna limitación grave para poder oír. Además, 400.000 son los afectados por sordera unilateral y 120.000 tienen diagnóstico de sordera profunda. La tecnología, los auriculares y el audífono son importantes ayudas.

Los avances de la medicina moderna y de las tecnologías al servicio de la salud aportan soluciones. Han permitido a gran parte de los afectados solventar algunas de las limitaciones derivadas de la sordera.

Los audífonos “tradicionales”, dispositivos que se colocan superficialmente detrás de las orejas, han demostrado su eficacia. De hecho, por años han sido los implementos más utilizados para ayudar a las personas con sordera a escuchar mejor.

Pero no son la única alternativa. Dependiendo de las particularidades de cada caso, y de la propia disposición de los pacientes hay otras opciones a disponibles

Causas de la sordera y eficacia con el audífono

Causas de la sordera y eficacia con el audífono

Los sonidos realizan un largo y complejo recorrido “en tiempo real”, desde su fuente de emisión hasta que son procesados por la mente. Desde los receptores externos (orejas) hasta la decodificación final  intervienen una variada serie de organismos.

Todos ellos son de vital importancia para escuchar bien. Solo basta que un eslabón de esta delicada cadena falle, para que el resultado se torne deficiente o hasta inexistente.

Las frecuencias sonoras son captadas por el oído externo, y llegan a través del conducto auditivo hasta el tímpano.

Seguidamente, el sonido se desplaza mediante una cadena de huesecillos ubicados en el oído medio hasta la ventana oval. En este punto, pasan hasta el oído interno. Es el lugar en el cual las células sensoriales transforman las ondas en impulsos nerviosos. Luego, cruzando el nervio auditivo acceden hasta el cerebro.

Las causas que pueden provocar fallos de nacimiento o en edades tempranas dentro de este intrincado sistema son varias. Entre ellas, la predisposición genética, enfermedades como toxoplasmosis, sífilis, herpes o VIH durante el periodo de gestación. También puede haber malformaciones craneofaciales, bajo peso al nacer, incompatibilidad sanguínea madre-hijo, meningitis, etc.

Ya en edad adulta, hay otros factores: es el caso de infecciones crónicas, otitis, traumatismos, exposición constante a ruidos fuertes y abuso del volumen al escuchar música con auriculares. Estas variables inciden decididamente en el desarrollo de la sordera.

Visita este artículo: ¿Sabes cómo limpiar los oídos de forma natural?

Implante colear, la alternativa preferida por otorrinos

Implante colear, la alternativa preferida por otorrinos

Son muchas las causas que pueden originar deficiencias auditivas. También son distintos los tipos de hipoacusias. Se usa el audífono, pero hay más tratamientos a seguir. Asimismo, los dispositivos a utilizar para minimizar las afectaciones son distintos.

El implante colear es la alternativa para casos de sordera profunda. Los otorrinos lo usan en sus pacientes, tanto niños como adultos.

Se trata de un transductor que transforma las ondas sonoras en señales eléctricas, para estimular directamente el nervio auditivo.

Nivel interno y externo

Nivel interno y externo

Los dispositivos están formados por una serie de partes que cumplen una función específica a lo externo e interno de los órganos auditivos.

A nivel externo: los sonidos son recogidos por un micrófono y enviados a un procesador. Un transmisor envía el material codificado hasta el receptor.

A nivel interno: el receptor-estimulador se implanta quirúrgicamente sobre el hueso mastoides, detrás del pabellón auricular. Su función es trasladar señales eléctricas hasta los electrodos. Estos dispositivos instalados en el interior de la cóclea son los responsables de estimular las células nerviosas.

Una vez completado este proceso, los estímulos nerviosos terminan su recorrido hasta el cerebro. Allí se catalogan como “sonidos” y dan a las personas una “sensación auditiva”.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Qué significan los zumbidos en los oídos?

Los audífonos y el sentido estético

Los audífonos y el sentido estético

Algunas personas sordas de nacimiento han rechazado utilizar el audífono o los implantes coleares. Entre los argumentos, afirman que pueden desarrollar plenamente su vida sin que la falta del sentido de la audición represente una limitante para ellos. Incluso, la mayoría no valoran su padecimiento como algo negativo y lo consideran como un factor perfectamente natural.

Por otra parte, un porcentaje importante de los pacientes con hipoacusia rechazan el uso de dispositivos como el audífono. Entre otras razones, por lo llamativos y anti estéticos que pudiesen resultar.

En el mercado ya se cuentan con un número importante de modelos muy pequeños. Su funcionamiento depende de componentes de dimensiones tan reducidas, que permiten ser colocados o implantados a lo interno de lo oído, llegando a ser imperceptibles a la vista.

Te puede gustar