Alternativas naturales a los desodorantes comerciales

Puesto que los antitranspirantes y desodorantes comerciales pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud y afectar a nuestros ganglios, es conveniente sustituirlos por opciones naturales

En muchas tiendas podemos encontrar antitranspirantes y desodorantes. 

El problema es que muchos desodorantes comerciales contienen ingredientes antitranspirantes que bloquean los poros para combatir la humedad.

Otros tienen químicos como el aluminio que se cree que está relacionado con el cáncer de mama y otras enfermedades.

Por esta razón, si lo piensas dos veces para utilizar dichos productos en tu cuerpo, echa un vistazo a estas alternativas naturales que pueden interesarte.

Sobre los desodorantes naturales

Elabora un desodorante natural y gana en salud

Existen algunos desodorantes naturales disponibles en el mercado. Por ejemplo, las piedras desodorantes son unos cristales grandes y lisos de sulfato de aluminio y potasio.

Solo tienes que humedecerlas para aplicarlas como una barra ordinaria de desodorante comercial.

Este tipo de desodorante son muy efectivos gracias a que están compuestos por moléculas grandes que son absorbidas por la piel.

No obstante, si deseas eliminar el aluminio totalmente de tus axilas, hay otros desodorantes naturales que omiten este ingrediente.

Ver también: 7 productos naturales para tratar el mal olor en las axilas

El bicarbonato y el almidón de maíz

El uso de bicarbonato de sodio como desodorante es una forma muy sencilla para combatir el olor corporal sin exponer tu cuerpo a diferentes productos químicos.

Ingredientes

  • ⅛ cucharadita de bicarbonato (0,6 g)
  • Un poco de agua

¿Qué debes hacer?

Mezcla el bicarbonato con un poco de agua, pero sin que llegue a disolverse. La finalidad es que quede una pasta, que será la que frotemos sobre nuestras axilas. 

También puedes crear una mezcla de bicarbonato de sodio y almidón de maíz para combatir el olor y prevenir la aparición de humedad al igual que los desodorantes comerciales.

Ingredientes

  • 1 parte de bicarbonato
  • 6 partes de almidón de maíz

¿Qué debes hacer?

Basta con mezclar una parte de bicarbonato de sodio por seis partes de almidón y colocar en tus axilas cuando creas necesario.

El jugo de limón

jugo de limón y limones

El ácido cítrico del jugo de limón puede matar las bacterias que causan el mal olor. Por esta razón muchas personas lo usan como método desodorante. Basta con que frotes una pequeña rodaja de limón una vez al día.

Evita usar el jugo de limón cuando acabas de rasurarte pues tus axilas estarán sensibles e irritadas debido al roce con la hojilla de afeitar.

El alcohol

Frotar alcohol en tus axilas es otro desodorante barato que fácilmente matará las bacterias que causan mal olor en las axilas. Un sustituto muy económico para los desodorantes comerciales es poner alcohol en una botella de spray para rociar la zona.

Esta es una opción que le abre paso a tu imaginación pues, si lo deseas, puedes agregar algunas gotas de tu aceite esencial favorito para darle un rico aroma y aportar otros beneficios.

El aceite de árbol de té sirve para disminuir el olor corporal.

Elabora tu propio desodorante natural

Fabricar tu propio desodorante es algo muy sencillo de hacer y te permite personalizarlo para cubrir tus gustos y tus necesidades. Estas son algunas opciones interesantes que puedes preparar en casa.

Es aconsejable que si preparas una de estas recetas y no te funciona para eliminar el olor como deseas, pruebes con otra opción.

Recuerda que cada persona tiene un pH distinto y dependiendo de ello, los resultados pueden variar.

Desodorante natural con aceite de coco

Ingredientes

  • 4 cucharadas de bicarbonato (40 g)
  • 4 cucharadas de almidón de maíz (40 g)
  • 5 cucharadas de aceite de coco (75 g)

Preparación

  • Con la ayuda de un tenedor, combina en un recipiente el bicarbonato con el almidón de maíz.
  • Agregar poco a poco el aceite de coco hasta conseguir una pasta con la consistencia que desees.
  • Para almacenarlo debes guardarlo en un recipiente hermético o reutilizar un recipiente de desodorante en barra vacío y limpio.

Desodorante natural hidratante

Ingredientes

  • 3 cucharadas de manteca de karité (45 g)
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 2 cucharadas de almidón de maíz (20 g)
  • 2 cucharadas de manteca de cacao (30 g)
  • 2 cápsula blandas de vitamina E (debes exprimir el contenido de las cápsulas)
  • Aceite esencial

Procedimiento

  • Calienta y mezcla todos los ingredientes, excepto el aceite esencial.
  • Mezcla todo muy bien y, a continuación, añade el aceite que consideres necesario.
  • Para guardarlo, debido a su gran contenido de aceites, debes meterlo en un recipiente hermético y mantenerlo en el refrigerador.

Desodorante de aceites

Ingredientes

  • 5  ½ cucharadas de almidón de maíz (55 g)
  • 5 ½ cucharadas de bicarbonato de sodio (55 g)
  • 10 gotas de aceite de lavanda (puedes reemplazarlo por aceite esencial de eucalipto o árbol de té).
  • 10 o 15 gotas de aceite esencial de menta o madera de sándalo.
  • 3 cucharadas de aceite de coco (45 g)
  • 2 cucharadas de aceite de vitamina E ( o el contenido de un par de cápsulas blandas de vitamina E) (30 g)

Procedimiento

  • Mezcla todos los ingredientes en un recipiente hasta conseguir una pasta espesa.
  • Guárdalo en cualquier recipiente de desodorantes comerciales o similares.

Te recomendamos leer: Secretos de belleza con aceites esenciales

Desodorante con cera de abejaCera de abejas

Ingredientes

  • 1 ½ cucharada de cera de abeja (15 g)
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g)
  • ½ cucharada de manteca de cacao (5 g)
  • 15 gotas de aceite de romero y tomillo.
  • 25 gotas de aceite de lavanda.
  • 3 gotas de aceite de ricino.

Procedimiento

  • Derrite a baño María la cera, y añade la manteca de cacao y los aceites.
  • Mezcla bien y colócalo en un recipiente antes de que se enfríe.

Todas estas son excelentes alternativas que te serán muy útiles para sustituir los desodorantes comerciales.

Recuerda aplicar poca cantidad para que no se forme una capa incómoda de producto sobre tus axilas.

Te puede gustar