8 alternativas naturales para sustituir el azúcar

Solimar Cedeño · 3 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 12 enero, 2019
Para endulzar nuestros alimentos de una forma saludable podemos optar por diferentes alternativas para sustituir el azúcar. Además de evitar complicaciones de salud, obtendremos otros beneficios si las consumimos de forma moderada.

A pesar de su delicioso sabor, el azúcar puede ser desencadenante de muchas enfermedades si lo consumimos en grandes cantidades. Entre ellas se incluye la obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes… Pero, afortunadamente, hay muchas formas de sustituir el azúcar en alimentos y bebidas.

Formas más naturales de endulzar tus alimentos serán la estevia, la miel o el xilitol. Te contamos los detalles de cada una de ellas.

Productos para sustituir el azúcar

1. Estevia

Pastillas de estevia en una cuchara de madera.
Un edulcorante más natural para sustituir el azúcar: la estevia.

La estevia es un edulcorante natural muy utilizado para sustituir el azúcar, especialmente por aquellas personas que se encuentran en un régimen alimentario de pérdida de peso.

Esto se debe a que contiene menos calorías y no promueve el aumento de peso. Se extrae de las hojas del arbusto Stevia rebaudiana.

Además, tampoco aumenta los niveles de glucosa en sangre. Al contrario, los reduce, al igual que los niveles de insulina. De esta manera ayuda a combatir la diabetes.

Se utiliza en polvo o líquida, y cada presentación puede variar su sabor. Esta variación responde a la presencia y cantidad de compuestos dulces que tenga. Por eso hay algunas presentaciones que saben mejor que otras.

2. Azúcar de coco

El azúcar de coco contiene una pequeña cantidad de fibra y nutrientes. Aunque se considera más sano que el azúcar regular, tiene un alto contenido de fructosa y se debe consumir con moderación.

Esta podría ser una buena opción para sustituir el azúcar de manera natural pero debes tener cuidado. Recuerda que todo en exceso es malo. Úsala en pocas cantidades para endulzar jugos, tés o algunas comidas.

No te pierdas: ¿Conoces los beneficios del azúcar de coco? Descubre este endulzante sano y natural

3. Eritritol

vegetales en forma de corazón y un estetoscopio.
Una opción con menos calorías para sustituir el azúcar es el eritritol.

El eritritol es un alcohol de azúcar, pero solo contiene un 6 % de las calorías de esta. Esto lo convierte en una buena opción como sustituto si quieres endulzar alimentos o bebidas sin que ello signifique aumentar de peso.

Su consumo también es seguro para personas diabéticas, ya que no aumenta los niveles de insulina y glucosa en sangre.

Tampoco aumenta los niveles de colesterol y triglicéridos,  por lo que personas con riesgo cardiovascular pueden consumirlo con tranquilidad.

4. Jarabe de yacón

El jarabe de yacón se extrae de la planta del mismo nombre. Tiene un sabor dulce, es oscuro y tiene una consistencia espesa similar a la melaza.

Contiene entre un 40 % y 50 % de fructooligosacáridos, que son un tipo de molécula de azúcar que el cuerpo humano no puede digerir. Por esta razón, al igual que al eritritol, no se le atribuyen mayores efectos nocivos para el organismo.

Aunque su consumo se considera seguro, ingerir este jarabe en exceso puede provocar alguna molestias digestivas. Las más comunes son gases y diarrea.

5. Xilitol

Bote con xilitol.
Este azúcar, el xilitol, se extrae de fuentes naturales y es un buen sustituto del azúcar refinado.

Es un alcohol de azúcar con un dulzor muy parecido a ella, con la diferencia de que no aumenta los niveles de glucosa en sangre.

El azúcar suele aumentar estos niveles debido a que tiene fructosa entre sus componentes. En cambio, el xilitol no la contiene.

Este compuesto, además, tiene la capacidad de reducir el riesgo de caries y fortalecer la densidad ósea. Esto se debe, principalmente, a que aumenta la absorción de calcio en el organismo.

6. Miel

¡No podía faltar este superalimento como sustituto el azúcar! La miel contiene antioxidantes, vitaminas y minerales beneficiosos para nuestro organismo.

Además, se utiliza con frecuencia para tratar problemas respiratorios y fortalecer el sistema inmunitario.

Como el azúcar y todos sus sustitutos, no debe consumirse en exceso, así que no te dejes llevar por su delicioso sabor. Úsala para endulzar el café y otras bebidas, pero no te excedas de una cucharadita.

Descubre: 3 maneras de utilizar miel en el tratamiento del asma

7. La melaza

Bebida de melaza.
La melaza es otra forma de sustituir el azúcar de una forma más natural.

Tiene una consistencia parecida a la de la miel, aunque es de color más oscuro. Cuenta con nutrientes que apoyan la salud de nuestros huesos y corazón.

También puede ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre. Por esta razón, es una opción muy adecuada para que los pacientes diabéticos puedan endulzar sus comidas y bebidas.

Es muy buena para sustituir el azúcar refinada. Agrega solo una cucharadita de melaza a lo que deseas endulzar y será suficiente.

8. Jarabe de arce

El jarabe de arce contiene minerales y una gran cantidad de antioxidantes. Fortalece el sistema inmunitario, ayuda a la recuperación muscular y a mantener los niveles normales de azúcar si no se abusa de él.

Además, ayuda a reducir la ansiedad, por lo que con su consumo evitarás posibles «atracones» o comer en exceso. Esto, a su vez, reducirá el riesgo de padecer obesidad.

La naturaleza te ofrece muchas opciones para disfrutar de una dieta balanceada y rica en nutrientes. Olvídate del azúcar procesado y súmale puntos a tu salud.

Si estás en el grupo de riesgo de padecer diabetes, sustituir el azúcar por una opción natural podría evitar el padecimiento de la enfermedad.

  • Goldfein, K. R., & Slavin, J. L. (2015). Why Sugar Is Added to Food: Food Science 101. Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety. https://doi.org/10.1111/1541-4337.12151
  • Ruanpeng, D., Thongprayoon, C., Cheungpasitporn, W., & Harindhanavudhi, T. (2017). Sugar and artificially sweetened beverages linked to obesity: A systematic review and meta-analysis. QJM. https://doi.org/10.1093/qjmed/hcx068
  • Lustig, R. H., Schmidt, L. A., & Brindis, C. D. (2012). The toxic truth about sugar. Nature. https://doi.org/10.1038/482027a