Alternativas naturales y sanas para el azúcar refinado

A pesar de tener más calorías que el azúcar, la miel también es más rica en vitaminas, minerales y otros nutrientes beneficiosos para nuestro organismo.

Las recientes investigaciones informan que el azúcar refinado o blanco, en exceso, es perjudicial para la salud, porque es adictivo y causa problemas de páncreas, entre otras cosas. Si estás buscando alternativas más sanas al azúcar blanco, no dejes de leer el siguiente artículo.

Stevia

Edulcorante stevia para té

Es sin dudas el primero de la lista porque es el más natural. Cada vez se está haciendo más popular y es el más dulce. Pero hay que tener cuidado al adquirir el edulcorante stevia en forma de líquido porque es artificial. La Stevia es una planta originaria de América del Sur, más precisamente de Paraguay y es 300 veces más dulce que el azúcar refinada.

La buena noticia es que no contiene calorías y además no aumenta los niveles de glucosa en la sangre. Se puede conseguir en muchas tiendas naturistas.

Jarabe de Agave

Es originario de México, muy usado en este país. Su índice glucémico es 30, menos de la mitad que el azúcar refinado, que tiene 65. Esto quiere decir que el organismo lo digiere y absorbe mucho más lentamente. Entonces, en vez de picos repentinos en los niveles de insulina y glucosa, hace que estos se eleven más despacio.

Hay dos tipos de jarabe de agave en las tiendas, en forma de jarabe más o menos oscuro. Es un 25% más dulce que el azúcar blanco y se puede usar de la misma manera que la miel, porque su consistencia es similar. Se presenta también como un sustituto de esta en el caso de los veganos que no consumen ningún derivado animal.

Jarabe de arce

También conocido como Maple, proviene de la savia de los árboles de arce. Estos crecen de manera natural en las regiones más frías de Norteamérica. El sabor es delicioso, como caramelo y se suele utilizar en panqueques y helados.

El jarabe de arce natural puro es costoso pero es muy nutritivo y gustoso, una alternativa saludable para el azúcar refinado. Además, ofrece minerales importantes como el zinc, el magnesio, el calcio y el potasio, proteínas, riboflavina y más de 20 antioxidantes. Hay que tener cuidado al momento de comprar jarabe de maple porque si es muy económico, contiene altos niveles de azúcar y colorantes artificiales.

Miel

Miel. Azúcar.

Se trata del sustituto para el azúcar más conocido de todos. Tiene un sabor maravilloso y ofrece muchos beneficios nutricionales. Es rica en vitaminas, antioxidantes, minerales, enzimas y fitonutrientes. Si bien es cierto que tiene más calorías que el azúcar blanco, también es más dulce.

Lo mejor es adquirir miel de producción local en granjas y desestimar las de fabricación industrial que tienen muchos ingredientes adicionales.

Azúcar de coco

Es un endulzante natural muy popular en la cocina asiática. Tiene el mismo índice glucémico que el jarabe de agave (35) y esa es sólo una de las razones por las que su consumo está cada vez más presente en todo el mundo. El azúcar de coco tiene niveles muy altos de minerales. Además ofrece vitamina C.

La comisión para la agricultura y alimentación del Banco Mundial ha declarado al azúcar de coco el edulcorante más sostenible del mundo. Los cocoteros reparan los suelos degradados, no necesitan mucha agua y producen hasta el 75% más de azúcar por hectárea que la caña.

Melaza

Se extrae de diferentes cereales como el maíz, la cebada o la caña, entre otros. También se obtiene melaza de las frutas, bayas o vegetales en su proceso de fermentación.

Es más suave, digerible, sana y nutritiva que el azúcar refinado o los edulcorantes artificiales. Además, la melaza tiene un alto contenido de vitamina B y minerales (potasio, calcio, hierro, cobre y magnesio).