El amor es el bien más preciado que todos buscamos

Para encontrar un amor maduro y que nos llene es fundamental que no lo busquemos para suplir carencias, puesto que en tal caso no sería una relación saludable ni satisfactoria

En la sociedad en la que vivimos el amor es el bien más preciado, ese que todos buscamos. Sin embargo, en la actualidad, la tasa de divorcios se ha incrementado y la dependencia emocional es un problema de casi la mayoría de las parejas.

A pesar de ser el bien más preciado, también es el que buscamos sin antes conocernos bien a nosotros mismos, superar nuestras propias carencias y aprender de relaciones previas que no nos hayan ido tan bien.

Lee: 4 errores frecuentes en nuestras relaciones de pareja

Hoy descubriremos cómo hacer que este bien tan preciado se convierta en algo saludable, en algo que busquemos siendo conscientes de quiénes somos y de lo que queremos.

Sobre todo, trataremos el amor como lo que es, y le restaremos creencias que dañan su imagen.

El amor es el bien más preciado y que más utilizamos

Dependencia emocional

El amor es el bien más preciado, pero también el que más utilizamos para nuestro beneficio. En ocasiones, lo hacemos de manera consciente; en otras, inconscientemente.

Una persona con dependencia emocional, por ejemplo, utiliza el amor para suplir sus propias carencias. Su temor a quedarse sola, a no saber vivir sin alguien a su lado, hace que se sumerja en relaciones donde no existe amor, aunque así lo crea.

Las personas que maltratan, agreden o manipulan a sus parejas también utilizan el amor para evitar enfrentarse a las inseguridades que les atormentan.

De esta manera, dicen cosas como “te pego porque te quiero” o “si te controlo es porque te quiero y me preocupo por ti”.

Descubre: Reconocer y evitar la manipulación emocional en la pareja

Es curioso, también, observar cómo el amor es utilizado para hacer que muchas películas tengan un final feliz, aunque a veces ni siquiera venga a cuento. Y qué decir de la publicidad. Utilizan el amor a cada instante para poder vender sus productos.

Con todo esto nos surge una pregunta: ¿no estamos dañando la imagen de lo que es verdaderamente el amor?

En búsqueda de un amor real

Pareja demostrándose que se quieren

Si el amor es el bien más preciado, tendríamos que empezar a sacudirnos de encima las creencias que aún cargamos sobre la idea del amor romántico y de ese enamoramiento que parece nunca terminar. Solamente así, podremos descubrir el amor tal y como es.

Un amor que no se centra en controlar a la otra persona, ni en escenas de celos, ni en yo te doy mi contraseña de Facebook y tú a mí la tuya.

Un amor que se centra en construir una vida en común, basada en la libertad, donde caminamos juntos, pero no atados limitándonos.

Lee: El amor como cárcel emocional

Si el amor es el bien más preciado, dejemos de pensar en el qué dirán, en cómo nos dicen que tenemos que comportarnos con una pareja, en si tenemos que hacerlo todo juntos o en si tenemos que tener las mismas amistades y no salir por separado.

Seamos libres para tener la relación de pareja que queramos, sin compararnos con las de los demás.

Aprender de las relaciones pasadas

Mejora las relaciones que tenemos con los demás

Las relaciones pasadas son una excelente manera de aprender y de no caer en los mismos errores.

Es una forma de apartarnos de las creencias que nos alejan del amor real para dirigirnos directamente hacia él.

En nuestras relaciones amorosas a veces repetimos aquel modelo que vimos que reproducían nuestros padres y que a nosotros no nos funciona. Quizás, nos hemos ido al extremo contrario, pero tampoco nos va bien.

¿Qué pasa con la autoestima? ¿Tenemos una buena relación con nosotros mismos? Para tener una relación de pareja saludable, es necesario que nosotros estemos bien sin pareja.

Es importante que no la necesitemos para suplir nuestras necesidades o carencias ni porque todo el mundo tiene pareja y nosotros no. Solo así podremos amar a la otra persona de verdad.

Sin embargo, tenemos que ser conscientes de que tendremos que cometer muchos errores, pues es así como el ser humano aprende. No obstante, no podemos estancarnos. Tenemos que avanzar y no seguir repitiendo patrones de relaciones que no nos hacen bien.

Antes de irte no te pierdas: 4 razones por las que tu relación está en constante crisis

¿Aún no has experimentado el amor de verdad, el que podemos considerar “amor maduro”? ¿Crees que el amor que has vivido está lleno de creencias o influenciado por las relaciones que has visto en tu entorno?

 

 

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar