Amor imposible: por qué nos enamoramos de alguien con quien nunca podremos estar

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 29 mayo, 2019
Laura Matos · 29 mayo, 2019
Frente a nosotros puede haber solo una persona que nos atraiga. En nuestra mente, un remolino de pensamientos. Solemos idealizar tanto, aunque sepamos que resultará ser un amor imposible. ¿Qué es? Descúbrelo.

En ocasiones, sentimos afecto por personas que no debemos. Bien podemos enamorarnos cuando socialmente no es correcto, o incluso sentir algo por algún famoso… El amor muchas veces surge con fuerza y no respeta leyes, imposiciones, pautas sociales, parentesco ni un sinfín de condiciones. No obstante, a pesar de saber que no se debe, parece que nos encanta tropezar con la misma piedra una y otra vez. ¿Se tratará de un amor imposible?

Y no sólo en estos casos. Muchas veces sentimos atracción hacia la persona equivocada, nos amargamos la vida persiguiendo a alguien que, por diversas razones –tiene pareja, no nos desea, no somos de su tipo– crean trabas para impedir compartir su vida con nosotros.

Trata de identificar si lo que sientes es amor o un mero capricho

Obstáculos y leyes del amor imposible

Evitar el sufrimiento por el amor

No siempre pueden vencerse los obstáculos y obtener el amor deseado. En efecto, existen códigos que se imponen como una muralla que no puede ser sobrepasada. Estas limitaciones suelen ser religiosas, sociales o profesionales, pero también compromisos anteriores, la edad o la distancia, entre otras.

Estas divergencias son las responsables de los amores imposibles, apegos que se quedan estancados solo en una posibilidad y jamás en un hecho. Aunque también hay algunos donde la magia existe y la chispa explota, siguen siendo imposibles…

La pregunta es, ¿Por qué tenemos esta reacción?

Todo un misterio resuelto: ¿Cuál es el verdadero secreto de la atracción?

Las razones

El atractivo físico, la simpatía y la inteligencia de la otra persona influyen en un grado u otro en la percepción del enamorado. Asimismo, también influyen elementos intangibles como las hormonas, que también determinan ante quién caemos rendidos y ante quién no.

Pero, ¿por qué otras razones caemos en estos amores imposibles?

  • El amor platónico es un concepto que suele aplicarse a esos amores difíciles de alcanzar o no correspondidos.
  • Le damos más valor a lo que no podemos tener. Por ejemplo, en relación a un hombre que está comprometido, tendemos a creer que vale la pena y lo deseamos aun más.
  • A todos nos encanta el riesgo y tener que trabajar para conseguir un objetivo como una forma de demostrar que merecedores ese logro.
  • Los problemas de baja autoestima que nos hacen creer que no somos lo suficientemente buenos como para estar con alguien así.
  • El miedo al compromiso puede ser otro factor que se da como una excusa para no tener una relación seria.
  • Somos románticos empedernidos.
  • Fijarnos en una sola persona y no en las otras y sus cualidades.
  • Necesidad de amor y ansiedad por encontrar una pareja.
  • Admiración. Lo que sentimos debe ser mutuo. No debemos insistir a una persona que apenas sabe que existimos.
  • Ser inalcanzable. Las actitudes más positivas de esta persona más la fatalidad de no poder llegar a él o ella, nos hace sentir más atraídos.
  • Complejo de Edipo. Según el psicoanálisis, cuando nos enamoramos de esta manera se debe a patrones aprehendidos durante la niñez. El resultado es fijarnos de personas que idealizamos y que no pueden ser.

Es nuestra decisión: El amor, una elección consciente

amor imposible - amor a primera vista

¿Qué hacer?

Ante todo, hay que tener claro si tu amor es imposible o no. Tómate un tiempo para observar el panorama desde lejos y poner en perspectiva a los actores y la situación. Ahora, con lápiz y papel anota estas recomendaciones:

  • Enumera las situaciones que tendrían que cambiar para que ese amor se vuelva posible, luego evalúa si esos aspectos pueden modificarse o no.
  • Trata de identificar si lo que sientes verdaderamente es amor, un mero capricho o una obsesión sin sentido.
  • Evalúa cómo terceras personas podrían salir afectadas.
  • Piensa a fondo la situación, fíjate si vale la pena o no forzar las barreras y analiza si tomar el riesgo puede dañar o no la relación de amistad a futuro.
  • Proyecta cómo cambiaría tu vida, qué costos estarías dispuesto a afrontar. Además, estudia si verdaderamente te haría feliz.
  • Define si la otra persona está dispuesta asumir los mismos riesgos que tú.
  • Comparte lo que te sucede con alguien de tu confianza.

Recuerda que un amor en el que se sufre mucho, no es amor. Un romance real y seguro surge del trato diario y continuo. Lo ideal es que a pesar de los defectos, nos encantemos, disfrutemos del momento y vivamos. Sin embargo, ambos deben sentir lo mismo, sin hacer daño a nadie.