El amor, una elección consciente - Mejor con Salud

El amor, una elección consciente

Para no mendigar amor y no aferrarnos a la primera persona que aparezca debemos primero aprender a amarnos a nosotros mismos y a estar solos. Es la única forma de no crear una relación dependiente
amor

El amor es algo muy importante para nosotros. Buscamos esa persona con la que compartir nuestra vida, con la que vivir experiencias y momentos increíbles.

Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado si ese amor ha sido una elección consciente? ¿Por qué siempre terminas encontrándote con el mismo perfil de persona que no te gusta?

Lee: 4 razones para no conformarse en una relación de pareja

Tal vez todo esto tenga su razón de ser en el hecho de que no eliges conscientemente con quién mantener una relación, sino que son los demás los que te escogen a ti.

La baja autoestima en el amor

amor

La baja autoestima y el amor no se llevan muy bien. ¿Por qué? Porque muchas veces no empezamos a salir con alguien porque queramos, sino por necesidad.

El miedo a la soledad, a ser incapaces de hacernos responsables de nuestra vida, el hecho de dejar nuestra felicidad en manos de otras personas provoca que no elijamos con quien salir, sino que nos elijan.

Por ese motivo, cuando nos preguntamos por qué siempre terminamos con personas que no nos valoran, que nos maltratan o que, tarde o temprano, nos hacen sufrir, la respuesta está en nosotros.

Somos nosotros los que provocamos que caigamos siempre en las mismas redes y esta sí que es una elección consciente.

A veces, incluso nos atrapan las garras de la dependencia emocional debido a esa baja autoestima que no conseguimos elevar.

Descubre: 5 riesgos de la dependencia emocional en la pareja

El amor, entonces, se convierte en un salvavidas y cuando este se tambalea empezamos a ponernos muy nerviosos.

No obstante, si alguna vez has experimentado esto, sabrás que terminas no siendo feliz y viviendo relaciones insatisfactorias. Todo esto hará que tu autoestima se vea aún más mermada.

El error de precipitarse

Abrazando-un-corazon

Estar solo no está bien visto. De hecho, si alguna vez has estado sin pareja te habrás descubierto observando a otros que sí lo están y deseando estar tú, algún día, en esa situación.

Además, creemos que cuanta mayor edad tenemos, menores son las posibilidades de tener pareja. Por eso, terminamos precipitándonos, para no quedarnos solos.

Sin embargo, todo esto ocasiona que no nos conozcamos a nosotros mismos, que no sepamos qué queremos realmente de la otra persona y que terminemos en relaciones de amor desastrosas.

¿Por qué hay tantos divorcios? ¿Por qué una persona puede tener muchas parejas y sin embargo, no funcionar ninguna de ellas? Tal vez porque no sabe esperar.

 

No te pierdas: 5 cosas que no debes permitir en tu relación de pareja

Esa presión de la sociedad donde familiares y amigos siempre nos preguntan “¿aún no tienes pareja?” no nos ayuda para nada a no precipitarnos en elegir a aquella persona de la que no estamos del todo seguros.

Parece que tener pareja lo es todo. Sin esto, nos consideramos fracasados. No importa si no somos la pareja perfecta. Nos conformamos con estar con alguien.

Tu propio proyecto de vida

pareja-abrazo

¿Qué ocurre cuando nos sumergimos en una relación? De repente, no pensamos en los amigos, dejamos aquello que nos apasionaba de lado y empezamos a centrarnos demasiado en la otra persona.

Sin darnos cuenta, terminamos por no ser nosotros mismos.

Esto ocurre cuando nos preocupa tanto encontrar pareja que no elegimos de forma consciente; dejamos que otros lo hagan y nos entregamos en cuerpo y alma a la relación.

Sin embargo, olvidamos que una relación de pareja no se basa en compartir un mismo camino, sino que cada uno de los miembros camine por senderos diferentes pero que van en una misma dirección.

No obstante, dejar nuestra identidad a un lado se nos cobrará muy caro en el futuro. Nuestra autoestima se sentirá pisoteada e invertiremos tiempo y energía en una relación que está predestinada al fracaso.

conocerse-a-uno-mismo

Antes de irte lee: 5 consejos para mejorar la autoestima

Elige conscientemente a tus parejas. Descubre qué es lo que quieres y cuáles son tus límites infranqueables. Hacer esto evitará que mines tu autoestima y que seas infeliz.

No te apresures. No tienes por qué tener pareja. Cultívate tú mismo, cuídate y no esperes que nadie lo haga por ti.

Ámate antes de amar a otra persona y, solo haciendo esto, cuando llegue el momento, sabrás a ciencia cierta a quién quieres tener a tu lado.