Anatomía del intestino delgado

13 noviembre, 2017
El intestino delgado es el principal responsable de la absorción de los nutrientes digeridos por el estómago.

La anatomía del intestino delgado se compone principalmente por tres secciones: el duodeno, el yeyuno y el íleon. El intestino delgado es uno de los componentes del sistema digestivo. Se trata de un tubo que conecta el estómago con el intestino grueso. Es un órgano muy importante, pues allí es donde se lleva a cabo la absorción de nutrientes.

Este órgano está ubicado debajo del estómago y replegado sobre sí mismo. De esta forma puede recibir los alimentos que han sido procesados en el estómago. Mediante la secreción de diferentes enzimas y de movimientos peristálticos absorbe vitaminas, proteínas, minerales, hidratos de carbono y grasas.

A pesar de que se le llama intestino delgado, en realidad su diámetro no es tan estrecho, puesto que oscila entre los 3,5 y los 5 centímetros en la parte superior y desde ahí va decreciendo. En total, su longitud alcanza entre 6 y 7 metros.

El duodeno, primer segmento de la anatomía del intestino delgado

El duodeno, primer segmento del intestino delgado

El duodeno es la primera sección del intestino delgado. El nombre duodeno proviene de la palabra latina “duodeni”, que significa: doce. Se le adjudicó este nombre porque mide alrededor de doce traveses de dedo, lo cual equivale a unos 25 centímetros.

Cabe destacar que el duodeno es la porción más corta y ancha del intestino delgado. También es una sección fija, a diferencia del yeyuno y el íleon, que son partes libres. El duodeno rodea al páncreas y tiene una posición retroperitoneal. Se divide en cuatro secciones:

  • Porción superior. Esta parte va hacia la derecha, desde el píloro hasta el cuello de la vesícula biliar. Mide alrededor de 5 centímetros y se desplaza junto con el estómago.
  • Porción descendente. Bordea la zona derecha de la cabeza del páncreas. Allí desembocan dos conductos: el pancreático y el colédoco. Mide cerca de 7,5 centímetros.
  • Porción horizontal. Va hacia la izquierda y pasa por delante de la aorta, la vena cava superior y la arteria mesentérica inferior. Mide 10 centímetros aproximadamente.
  • Porción ascendente. Pasa por el borde izquierdo de la columna vertebral, abarcando desde la segunda a la cuarta vértebra lumbar. Mide 2,5 centímetros.

De interés: Intestino delgado: importancia y cómo cuidarlo

El yeyuno y el íleon

El yeyuno y el Íleon

El duodeno se une al yeyuno a través del ligamento de Treitz. Tiene una longitud de 2,5 centímetros aproximadamente. En este tramo, el jugo intestinal degrada las proteínas, los lípidos y los hidratos de carbono.

El íleon es la porción final del intestino delgado. Tiene una longitud de entre 2 y 4 centímetros, aproximadamente. El límite entre este y el yeyuno es poco apreciable, por eso en muchas ocasiones se habla de “yeyunoilión” como una sola sección. Esta porción termina en la válvula ileocecal, la cual conecta con el ciego (que es la primera parte del intestino grueso).

El yeyuno tiene una membrana mucosa con vellosidades intestinales cuya función es la de absorber los nutrientes y transferirlos al torrente sanguíneo. También contiene vellosidades, cuya principal función es la de absorber vitamina B12 y sales biliares.

Cabe destacar que, tanto el yeyuno como el íleon están suspendidos en el abdomen por el mesenterio. Esto les da espacio para que se produzcan los movimientos intestinales.

Ver también: Desintoxica tu intestino con estas 4 bebidas calientes

Las capas del intestino delgado

Las capas del intestino delgado

La pared del intestino delgado está compuesta por una serie de capas o túnicas superpuestas. De adentro hacia afuera son:

  • Capa mucosa. Está en contacto con los componentes alimenticios y la conforman los pliegues circulares o válvulas de Kerckring, las vellocidades intestinales y las glándulas o criptas de Lieberkühn.
  • Capa submucosa. Está compuesta por tejido conectivo y vasos sanguíneos y linfáticos. También allí se alojan las glándulas de Brunner.
  • Capa muscular. Está formada por una capa circular interna de músculo liso y otra longitudinal externa.
  • Capa serosa o peritoneo. Es la capa más externa y está conformada por el peritoneo. Recubre la pared de la superficie intestinal.

La irrigación arterial del intestino delgado proviene de la arteria mesentérica superior, que es una rama de la aorta. Esta se desplaza por el mesenterio y da origen a nuevas arterias. En cuanto al drenaje venoso, se halla a cargo de la vena mesentérica superior, la mesentérica inferior y la esplénica.

Finalmente, la inervación del intestino delgado está controlada por el sistema nervioso entérico.  A partir de este se conforman el plexo de Auerbach y el plexo de Meissner. Estos se encargan de regular las secreciones y los movimientos intestinales.

Te puede gustar