Anatomía del intestino grueso

El intestino grueso el órgano que comunica el intestino delgado con el exterior y es el responsable de la reabsorción de agua, vitamina K y la excreción de heces.

El intestino grueso forma parte del sistema digestivo y también recibe el nombre de “colon”. Se trata de un tubo largo y hueco, en el cual el organismo produce y almacena las heces. Comienza inmediatamente después del íleon, porción final del intestino delgado, y se extiende hasta el ano.

Por lo general, el intestino grueso mide alrededor de 1,5 metros. Su diámetro es de aproximadamente 6,5 centímetros, pero se considera normal que alcance entre 7 y 10 centímetros. Se le denomina “grueso” porque efectivamente su volumen es mayor al del intestino delgado.

El intestino grueso está compuesto por cuatro partes que son: ciego, colon, recto y conducto anal. A su vez, el colon está conformado por cuatro secciones: colon ascendente, colon transverso, colon descendente y colon sigmoide.

El ciego: el punto donde comienza el intestino grueso

Es la primera sección del intestino grueso. Está ubicado entre la válvula ileocecal y el colon ascendente. Se puede definir como un fondo de saco, que tiene alrededor de 8 centímetros de largo y 8 centímetros de ancho.

Válvula ileocecal y apéndice en el intestino grueso

El ciego está casi completamente envuelto por el peritoneo. Sin embargo, no tiene mesenterio y esta particular configuración hace que su movimiento sea similar al de un balón. Está ubicado a unos 2,5 centímetros del ligamento inguinal.

En la parte posterior media del ciego hay un tubo en forma de gusano al que se le conoce con el nombre de “apéndice, aunque es más exacto llamarle “apéndice vermiforme”. Se ubica a 3 centímetros, más o menos, de la válvula ileocecal y tiene entre 6 y 10 centímetros de longitud. No se conoce cuál es la función que cumple.

El colon, una obra de ingeniería

La segunda sección del intestino grueso se llama “colon” y, como se anotó anteriormente, está compuesto por 4 partes: ascendente, transverso, descendente y sigmoide. Cada sección sucede a la otra y en conjunto conforman una especie de arco. Estas son las características de cada porción:

Partes del intestino grueso

  • Colon ascendente. Va hacia la derecha, desde el ciego hasta el lóbulo derecho del hígado. Allí gira a la izquierda en un punto llamado “flexura cólica derecha” o “ángulo hepático”. Mide alrededor de 15 centímetros
  • Colon transverso. Es la sección más grande y móvil de todo el intestino grueso. Mide 45 centímetros aproximadamente. Va desde el ángulo hepático hasta la “flexura cólica izquierda”, o “ángulo esplénico”. Allí da un giro hacia abajo
  • Colon descendente. Va desde el ángulo esplénico hasta la fosa ilíaca izquierda, en el borde de la pelvis. Es la zona más estrecha de todo el colon y tiene una longitud aproximada de 30 centímetros.
  • Colon sigmoide. Es la parte que une el colon descendente con el recto. Tiene una longitud variable, pero por lo general no sobrepasa los 40 centímetros. Es bastante móvil y tiene forma de “S”.

Las funciones principales del colon son: extraer agua, mantener el equilibrio en la hidratación, absorber algunas vitaminas como la Vitamina K y almacenar residuos. Allí residen las bacterias, así como la flora intestinal.

Las funciones principales del colon son: extraer agua, mantener el equilibrio en la hidratación, absorber algunas vitaminas como la Vitamina K y almacenar residuos.

El recto y el conducto anal

El recto va desde el colon sigmoide hasta el conducto anal y se encuentra en la parte posterior de la pelvis. Mide alrededor de unos 12 centímetros. En la zona próxima al conducto anal, o zona distal, el recto sufre un ensanchamiento y forma la llamada “ampolla rectal”.

Lumen del intestino grueso

El conducto anal es la porción final tanto del intestino grueso, como de todo el sistema digestivo. Se ubica por fuera de la cavidad abdominal. En la unión entre el recto y el ano aparece un cambio brusco en el tejido, o epitelio, de la mucosa intestinal. Esto se debe a que la zona final está más expuesta a las abrasiones.

El conducto tiene una longitud de alrededor de 4 centímetros. Termina en un orificio llamado ano, el cual posee dos esfínteres, o músculos en forma de anillo. Estos son el esfínter anal interno y el esfínter anal externo. Estas son sus características:

  • Esfínter anal interno. Presenta un engrosamiento de la musculatura y es involuntario. Corresponde a los dos tercios inferiores del conducto anal.
  • Esfínter anal externo. Bordea el conducto anal y se sobrepone parcialmente al esfínter interno. Es voluntario desde los 18 meses de edad, aproximadamente.

En el conducto anal también se encuentra una red venosa de enorme importancia, que se denomina “plexo hemorroidal”. Está conformado por las venas rectales superiores, medias e inferiores. Si se agrandan producen hemorroides.

Te puede gustar