Anatomía del oído

María Eugenia Thomas · 27 noviembre, 2017
La audición consta de dos componentes: identificación de los sonidos (qué es el sonido) y localización de esos sonidos (de dónde provienen). La oreja está dividida en tres partes principales: el oído externo, el oído medio y el oído interno.

El oído humano, órgano de la audición que detecta y analiza el sonido por transducción (o la conversión de ondas de sonido en impulsos electroquímicos) y mantiene la sensación de equilibrio. Es el órgano de los sentidos que nos permite escuchar. La audición puede definirse como la percepción de la energía del sonido a través del cerebro y el sistema nervioso central.

Oído externo

Esta parte actúa como un embudo para conducir las vibraciones del aire hasta el tímpano. También tiene la función de localización de sonido. El oído externo consiste en el pabellón auricular y el canal auditivo.

Pabellón de la oreja

orejas

El pabellón auricular es un colgajo prominente cubierto por la piel ubicado en el costado de la cabeza, y es la parte visible de la oreja externamente. Está formado y apoyado por el cartílago a excepción del lóbulo de la oreja. Recoge ondas de sonido y las canaliza hacia el canal auditivo externo a través de patrones formados en el pabellón auricular conocidos como verticilos y huecos.

Su forma también protege parcialmente las ondas de sonido que se acercan a la oreja desde la parte posterior, lo que permite a una persona saber si un sonido viene directamente de la parte delantera o no.

¿No lo sabías? Tengo un bulto detrás de la oreja. ¿Qué puedo hacer?

Canal auditivo

El canal auditivo mide aproximadamente 3 cm de largo en adultos y tiene forma de S levemente. Está apoyado por el cartílago en su apertura, y por hueso por el resto de su longitud. La piel recubre el canal y contiene glándulas que producen secreciones que se mezclan con células muertas de la piel para producir cerumen.

El cerumen, junto con los pelos finos que protegen la entrada al canal auditivo, ayuda a evitar que las partículas en el aire lleguen a las partes internas del canal auditivo. Donde podrían acumularse o lesionar el tímpano e interferir con la audición. El cerumen generalmente se seca y se cae del canal. Sin embargo, a veces puede volverse compacto e interrumpir la audición.

Oído medio

Está ubicado entre el oído externo e interno. Se separa del canal auditivo del oído externo por la membrana timpánica (el tímpano). Funciona para transferir las vibraciones del tímpano al fluido del oído interno. Esta transferencia de vibraciones de sonido es posible a través de una cadena de pequeños huesos móviles, llamados osículos, que se extienden a través del oído medio y sus correspondientes músculos pequeños.

Membrana timpánica (tímpano)

Membrana timpánica (tímpano)
Se conoce comúnmente como tímpano y separa el canal auditivo del oído medio. Tiene aproximadamente 1 cm de diámetro y es ligeramente cóncava en su superficie exterior. Vibra libremente en respuesta al sonido. La membrana está muy inervada, por lo que es muy sensible al dolor. Para que la membrana se mueva libremente cuando el aire la golpea, la presión del aire de reposo en ambos lados de la membrana timpánica debe ser igual.

El exterior de la membrana está expuesto a la presión atmosférica a través del tubo auditivo, de modo que la cavidad en la que se encuentra, llamada cavidad timpánica, es continua con las células en la mandíbula.

Normalmente, el tubo auditivo es alargado y cerrado, pero tragando, bostezando y masticando, se abre, permitiendo que el aire entre o salga de la cavidad timpánica. Esta apertura del tubo auditivo permite que la presión de aire en el oído medio se equilibre con la presión atmosférica, de modo que las presiones en ambos lados de la membrana timpánica se igualen entre sí.

¿Quieres conocer más?  Descubre las velas hopi, un remedio para limpiar el oído de manera natural

Osículos auditivos y músculos

La cavidad timpánica contiene los huesos y los músculos más pequeños del cuerpo. Los huesos también se denominan osículos auditivos y conectan el tímpano con el oído interno. Desde el más externo al más interno, los huesos se llaman martillo, yunque y estribo.

El martillo está unido al tímpano. Tiene un mango que se adhiere a la superficie interna del tímpano y una cabeza que está suspendida de la pared de la cavidad timpánica. El yunque se conecta al martillo en el lado más cercano al tímpano, y al estribo en el lado más cercano al oído interno.

El estribo tiene un arco y una plataforma. Esta placa reposapiés está sujeta por una pieza de tejido anular en una abertura llamada ventana oval, que es la entrada al oído interno. El estapedio es el músculo del oído interno que se inserta en el estribo. El tensor timpánico es el músculo del oído interno que se inserta en el martillo. Con lo cual, convierte las vibraciones de la onda de sonido en el movimiento del fluido del oído interno

Oído interno

Es la parte más profunda de toda la oreja, y se encuentra en un lugar conocido como el laberinto óseo. Este es un laberinto bordeado por una red de tubos carnosos conocido como el laberinto membranoso.

Un cojín de fluido, llamado perilinfa, se encuentra entre el laberinto óseo y el membranoso, mientras que un fluido llamado endolinfa se encuentra dentro del laberinto membranoso mismo. Dentro del oído interno hay una cámara llamada vestíbulo, que juega un papel importante en el sentido del equilibrio.

Cóclea

Cóclea

Desde el vestíbulo sale la cóclea, a la que a veces se hace referencia como el órgano de la audición. Es la parte del oído completo que realmente convierte las vibraciones del sonido en la percepción auditiva. La cóclea tiene la forma de una espiral en forma de caracol. Tiene unos 9 mm de ancho en la base y 5 mm de alto, y se enrolla alrededor de una sección de hueso esponjoso llamado modiolo.

El modiolo tiene la forma de un tornillo cuyos hilos forman una plataforma espiral que sostiene la cóclea, que es carnosa e incapaz de sostenerse.

Cámaras de la cóclea

La cóclea contiene tres cámaras llenas de líquido separadas por membranas. La cámara superior, el vestíbulo scala y la cámara inferior, el scala tympani, están llenos de perilinfa. La scala tympani está cubierta por una membrana timpánica secundaria. La cámara intermedia es la scala media, o el conducto cóclea. Está lleno de endolinfa, en lugar de perilinfa.

Órgano de Corti

Este órgano está soportado por una membrana llamada membrana basilar. Tiene aproximadamente el tamaño de un guisante, y actúa como un transductor, convirtiendo la vibración en impulsos nerviosos. Tiene células ciliadas y células de soporte. Las células ciliadas tienen microvellosidades largas y rígidas llamadas estereocilios en sus superficies apicales.

Las microvellosidades son estructuras finas como pelos en las células que ayudan a aumentar el área de la superficie celular. Además de estos estereocilios, tiene una membrana gelatinosa llamada membrana tectorial. Cuatro filas de células ciliadas giran a lo largo del órgano de Corti. Estas células ciliadas externas ajustan la respuesta de la cóclea a diferentes frecuencias de sonido para permitir que las células ciliadas internas funcionen con mayor precisión.

Referencias

Anatomy and Physiology of the Ear, Health Encyclopedia, University of Rochester Medical Center, https://www.urmc.rochester.edu/encyclopedia/content.aspx?ContentTypeID=90&ContentID=P02025

Ear anatomy, myDr, http://www.mydr.com.au/hearing-health/ear-anatomy

Anatomy of the Ear, EarQ, https://www.earq.com/hearing-loss/ear-anatomy

Ear, Ken Hub, https://www.kenhub.com/en/library/anatomy/the-ear