Andrógenos

Los andrógenos se encuentran presentes tanto en los hombres como en las mujeres. Tienen influencia sobre los comportamientos agresivos y el deseo sexual

Los andrógenos son hormonas sexuales masculinas cuya principal función es estimular el desarrollo de los caracteres sexuales en el varón. Básicamente se dividen en tres tipos: testosterona, la androsterona y la androstenediona. La testosterona en particular se segrega por los testículos. Sin embargo, un 10% de estos se originan en la corteza suprarrenal de las glándulas suprarrenales. De hecho, los ovarios de la mujer también producen androstenediona y estos andrógenos son precursores de los estrógenos femeninos.

La principal función de estas hormonas, como el nombre lo indica, es androgénica. Esto es, virilizante o masculinizante. Sin embargo, también realizan funciones anabolizantes, es decir, de contribución en el crecimiento de los tejidos, básicamente de la masa muscular.

Principales andrógenos

Los tipos básicos de andrógenos son los tres ya mencionados: testosterona, androsterona y androstenediona. Las características de cada uno de ellos son las siguientes:

Testosterona

Esta hormona sexual es segregada en los testículos, pero también en la corteza suprarrenal y en el ovario. Tiene efectos en la morfología corporal, en el metabolismo y también en el psiquismo. Tiene un papel clave en el desarrollo de los tejidos reproductivos masculinos, como la próstata y los testículos.

También incide en los caracteres sexuales secundarios, como la configuración de la masa muscular y ósea. La testosterona es necesaria para el normal desarrollo de los genitales externos, incluso durante el primer trimestre de la vida fetal.

Androsterona

Esta sustancia es un anabolizante androgénico esteroideo. Esto quiere decir que facilita el desarrollo muscular típico de los varones. Tiene efectos sobre la madurez sexual, principalmente en la distribución del vello en el cuerpo y en la voz. Cuando es muy elevada en las mujeres hace que tengan la voz ronca y, muchas veces, exceso de vello.

Androstenediona

Esta hormona se produce en los testículos, el córtex adrenal y los ovarios. Funciona como un intermediario en el proceso mediante el cual se producen testosterona y estrógenos. El efecto más consistente de esta hormona es el de aumentar los niveles de estrógenos, tanto en hombres como en mujeres.

Principales andrógenos
¿No lo sabías?  5 claves para regular las hormonas que nos hacen subir de peso

Otros tipos de andrógenos

Hay un subgrupo de andrógenos que tienen un origen suprarrenal. Este tipo de hormonas contribuye a regular varios órganos. Entre ellos, el riñón, el hígado y el tracto reproductivo. En la mujer, especialmente, previenen la pérdida ósea. Los principales son:

Dehidroepiandrosterona (DHEA)

Es un componente básico en la formación de testosterona y estrógenos. Sus niveles son muy altos en los recién nacidos, pero luego decrecen. Vuelven a aumentar en la pubertad e inciden sobre la formación de vello axilar y púbico.

Androstendiol

Es el principal regulador de la secreción de gonadotropina. Esta es una hormona secretada por la hipófisis que, a su vez, está implicada en la regulación de la reproducción.

Dihidrotestosterona (DHT)

Es un andrógeno potente que tiene su origen en la testosterona. Durante la gestación, tiene un importante papel en la formación de los genitales masculinos externos. En la vida adulta, es el andrógeno principal en la próstata y los folículos pilosos.

Otros tipos de andrógenos
Estructura química de los andrógenos naturales

De interés: Regula las hormonas y la libido con estos remedios

Funciones de los andrógenos

La principal función de los andrógenos es la de facilitar y promover el desarrollo sexual masculino. Tienen un alto nivel durante los primeros seis meses de vida y luego vuelven a subir en la pubertad. Los andrógenos se mantienen estables hasta la vejez. En esa etapa descienden hasta en un 30%, después de los 70 años.

En el hombre, son responsables del desarrollo y el mantenimiento de los órganos sexuales y los caracteres sexuales secundarios, la función reproductora normal y el comportamiento sexual, además de estimular el crecimiento y el desarrollo del esqueleto y el músculo esquelético en la pubertad.

-Portal de Información – Medicamentos Esenciales y Productos de Salud-

El proceso de pubertad en el hombre comienza a los 7 años, cuando se inicia la producción suprarrenal de andrógenos. A esta etapa se le llama adrenarquia. El proceso avanza y da como resultado efectos sobre los caracteres sexuales primarios y secundarios. Otras funciones de los andrógenos son:

El aumento en el nivel de andrógenos da lugar a la espermatogénesis o mayor producción de esperma. Este proceso tiene su origen en las gónadas y es activado por la hormona liberadora de gonadotropina.

Estructura del pene

Los andrógenos también cumplen un papel en la inhibición de la deposición de grasa. Cuentan con mecanismos que limitan la capacidad de algunas células para almacenar lípidos. De igual manera, los andrógenos participan en la configuración de la masa muscular masculina. De ahí que los hombres, en general, tienen un mayor volumen de músculo esquelético, respecto a las mujeres.

Finalmente, dado que los andrógenos son hormonas esteroides, también inciden sobre el psiquismo y el comportamiento. En general, tienen amplia participación en la regulación de la agresividad y de la libido.

  • Formulario Modelo de la OMS 2004: Sección 18: Hormonas y otros fármacos endocrinos y contraceptivos: 18.2 Andrógenos. Apps.who.int. 2018. http://apps.who.int/medicinedocs/es/d/Js5422s/22.2.html#Js5422s.22.2
  • Malgor - Valsecia. Hormonas sexuales masculinas. Med.unne.edu.ar. 2018. https://med.unne.edu.ar/sitio/multimedia/imagenes/ckfinder/files/files/cap27_masc.pdf
  • Mooradian, A. D., Morley, J. E., & Korenman, S. G. (1987). Biological actions of androgens. Endocrine Reviews. https://doi.org/10.1210/edrv-8-1-1
  • Sherwin, B. B. (2009). Androgens and cognitive functioning in women. In Hormones, Cognition and Dementia: State of The Art and Emergent Therapeutic Strategies. https://doi.org/10.1017/CBO9780511635700.020