¿Qué es un angioma venoso?

No se conoce la causa concreta de la aparición de este tipo de malformaciones, sin embargo, distintos estudios sugieren que son consecuencia de alteraciones durante la gestación.

Un angioma es una anomalía de los vasos sanguíneos o linfáticos. Angioma es un término genérico que engloba varias anomalías vasculares; estas anomalías se diferencian dependiendo de su forma y su origen, por lo que hay distintos tipos de angiomas.

De los distintos tipos de angiomas nos centraremos en los angiomas venosos. Técnicamente conocido como anomalía venosa del desarrollo, un angioma venoso es una malformación vascular congénita. Se considera que es una alteración del desarrollo que persiste en la edad adulta.

Causas

Todavía no se sabe con certeza cuál es el origen de los angiomas venosos. Aunque actualmente  hay tres principales hipótesis sobre las causas de esta anomalía:

  • Se pueden producir por la formación de un coágulo de sangre en la vena de drenaje localizada en una parte específica del cerebro, lo que provocaría unos mecanismos compensadores abriendo vénulas embrionarias que desembocan en un tronco central.
  • Otros autores sugieren la existencia de un accidente durante la formación de las venas medulares (drenan la médula) y las tributarias (desembocan en otras venas).
  • Por último, hay quienes apuntan a la formación del angioma venoso debido a una alteración durante la gestación. Esa sería la razón por la que se producirían unos sistemas de drenajes compensadores.

Leer también: El angioma en adultos

Síntomas

Formas de prevenir la trombosis

Generalmente los angiomas venosos son asintomáticos, es decir, no presentan síntomas perceptibles y son benignos. Sin embargo, hay ocasiones en las que esta afección puede dar lugar a síntomas concretos e incluso a desarrollar complicaciones secundarias.

Con respecto a los casos en los que se presentan síntomas, lo más común es que el angioma venoso produzca  cefaleas y crisis convulsivas.  Con todo, dado que estos síntomas pueden ser el resultado de otras patologías, no siempre se pueden atribuir a los hallazgos radiológicos de los angiomas venosos.

Asimismo, hay personas que pueden presentar lesiones cerebrales como resultado de un angioma venoso. En estos casos, la persona puede experimentar alteraciones de la marcha e incluso ataxia (pérdida del control de los músculos de las extremidades). Como consecuencia, el angioma venoso se consideraría una causa de la lesión cerebral.

Otra complicación relacionada con los angiomas venosos es una trombosis de la vena de drenaje. Esto puede provocar un infarto venoso, aunque es poco habitual. Además,  hay estudios que señalan la relación entre el angioma venoso y la malformación cavernosa.

Diagnóstico

Angioma qué es, cuáles son sus síntomas y cómo se trata

El angioma venoso se puede diagnosticar de dos maneras:

  • Cuando a la persona se le realizan estudios radiológicos debido a otro tipo de afección. Es decir, a través de un descubrimiento incidental durante la creación de imágenes de otra lesión.
  • Durante una autopsia, cuando los exámenes pertinentes detectan la presencia del angioma venoso.

Entre las pruebas que se pueden realizar para diagnosticar esta anomalía de los vasos sanguíneos se encuentran:

  • Tomografía Computarizada (TC): aunque hay ocasiones en las que un TC convencional no produce imágenes adecuadas de los angiomas venosos, los nuevos TC de alta definición soluciona ese problema.
  • Angiografía de tomografía computarizada (ATC): esta prueba es una variante de la TC que utiliza una técnica de la angiografía para visualizar el flujo de los vasos arteriales y venosos en el cuerpo. Esta técnica es efectiva a la hora de detectar angiomas.
  • Imágenes de resonancia magnética (IRM).
  • Angiografía por resonancia magnética (ARM).
  • Angiograma convencional.

Visita este artículo: Angiomas en bebés: todo lo que debes saber

Consecuencias negativas del angioma venoso

Aunque habitualmente los angiomas venosos son benignos, hay casos en los que estos pueden reportar consecuencias negativas a la persona afectada.

Entre las principales consecuencias se encuentra el desarrollo de una hemorragia intracraneal. La hemorragia se produce debido a un estrechamiento del canal de drenaje de la lesión, lo que hace que se produzca un aumento temporal de la presión en las venas que drenan la sangre.

Además, lo más peligroso de un angioma venoso es el papel que desempeña en la generación de otros tipos de malformaciones vasculares como la malformación cavernosa cerebral, que provoca hemorragias, crisis epilépticas o síntomas neurológicos focales.

Por último, relacionado con el angioma venoso esta la malformación arteriovenosa, producida debido a una conexión anormal entre las venas del cerebro y las arterias.

Tratamiento del angioma venoso

Angiografía.

Debido a que generalmente los angiomas venosos son benignos, se suele recurrir a un tratamiento conservador. Es decir, observar y esperar para ver como evoluciona.  En realidad, en la mayoría de los casos esta afección no suele requerir un tratamiento.

Además, como tiene la función de drenar la sangre, en ningún caso se debe irradiar o extirpar este tipo de lesión. Casos en los que se ha extirpado durante una cirugía han provocado un infarto venoso y la muerte en el paciente.

Por último, no se recomienda la radioterapia para tratar el angioma venoso ya que puede inducir una trombosis generando graves alteraciones en el drenaje venoso de la región cerebral afectada.

Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar