El anillo vaginal: cómo usarlo y qué efectos secundarios tiene

13 junio, 2018
El anillo vaginal es uno de tantos métodos anticonceptivos hormonales que se han popularizado por su nivel de eficacia. Sin embargo, su uso implica algunos efectos secundarios y contraindicaciones

El anillo vaginal es un método anticonceptivo a largo plazo que ha sido aceptado por millones de mujeres en el mundo. Se trata de una pieza de plástico flexible transparente que funciona mediante la liberación de hormonas en las paredes vaginales.

Su funcionamiento es similar al de las píldoras anticonceptivas combinadas. De hecho, si se utiliza de manera correcta, su efectividad para evitar un embarazo es del 98%. Sin embargo, como ocurre con cualquier otra alternativa anticonceptiva hormonal, su uso tiene efectos secundarios.

Por este motivo, es importante conocer en detalle cómo funciona, cuáles son los pasos para usarlo de manera correcta y qué posibles consecuencias puede ocasionar. Para resolver esto, a continuación queremos compartir en detalle los aspectos más relevantes.

¿Cómo funciona el anillo vaginal?

El anillo vaginal tiene la función de liberar hormonas para prevenir el embarazo. Contiene específicamente estrógenos y progestina, que son similares a las hormonas que el cuerpo produce de forma natural. La pieza se introduce dentro de la vagina, donde las hormonas se absorben mediante sus paredes.

El anillo vaginal.

Esto permite suprimir la ovulación para evitar que los ovarios liberen un óvulo que pueda ser fertilizado. Además, hace que el moco cervical sea más espeso, lo cual impide la entrada de los espermatozoides al útero.

¿Cómo usar el anillo vaginal?

 

El anillo vaginal debe permanecer en la vagina durante tres semanas. Pasado este tiempo, se retira durante la cuarta semana para que se produzca la menstruación. Por último, finalizada dicha semana se repite el proceso con un nuevo anillo.

Pasos para colocarlo

  • Lo primero que tienes que hacer es retirar la pieza de la bolsa. Luego, busca una posición cómoda, ya sea de pie con una pierna levantada, en cuclillas o acostada.
  • Separa los labios vaginales con una mano y, con la otra, aprieta los lados opuestos del anillo con el pulgar y dedo índice.
  • Empuja el elemento hacia adentro de la vagina, asegurándote que no te genere incomodidades.
  • No es necesario retirar el anillo durante las relaciones sexuales. Sin embargo, se puede quitar hasta por 3 horas y luego reinsertarse.
  • Después de tres semanas de uso continuo, quita la pieza con cuidado. Pon el dedo índice en forma de gancho debajo del borde del anillo y sujétalo para extraerlo.
  • Desecha el anillo utilizado y usa uno nuevo después del periodo menstrual.

¿Cómo obtener mejores resultados al usar el anillo vaginal?

La principal recomendación para obtener buenos resultados con el uso del anillo vaginal es utilizarlo de manera correcta. Aunque la posición exacta del anillo dentro de la vagina no modifica su efectividad, sí es primordial respetar su periodo de uso. Por eso, lo idóneo es adoptar algún método para recordar cuándo se debe cambiar por uno nuevo.

Disfrutar del sexo espontáneo.

  • Descarga una aplicación de recordatorio de anticonceptivo o marca tu cronograma menstrual.
  • Pídele a una amiga o familiar que te recuerde cuándo debes cambiarlo.
  • Tu pareja también te puede ayudar a recordarlo.
  • Mantén los anillos nuevos en un mismo lugar, preferiblemente donde los puedas ver.
  • Almacena los anillos a temperatura ambiente y alejados de la luz solar directa. Guárdalos en el refrigerador si no los vas a utilizar en un plazo de 4 meses.

Cuida de tu salud: Infecciones vaginales: tipos y causas

¿El anillo vaginal previene las enfermedades de transmisión sexual?

La respuesta es NO. Aunque este método anticonceptivo es uno de los más eficaces para evitar un embarazo, no brinda protección contra las enfermedades de transmisión sexual. Por ende, lo más recomendable es utilizar preservativo durante el sexo para evitar el contagio.

Efectos secundarios del anillo vaginal

Mujer estresada.

La mayoría de las mujeres jóvenes que utilizan este dispositivo hormonal no desarrollan ningún efecto secundario. Muchos casos en los que se producen reacciones indeseadas están vinculados con otros hábitos poco saludables como el consumo de cigarrillo.

Las reacciones indeseadas que se producen son similares a las del consumo de pastillas anticonceptivas. De hecho, también suelen desaparecer luego de dos o tres meses de uso. Las más comunes son:

  • Sangrado leve o manchado intermenstrual
  • Irritación o infección vaginal
  • Mayor secreción vaginal
  • Dolor de cabeza, mareos y náuseas
  • Depresión o irritabilidad
  • Poca libido
  • Sensibilidad en los senos
  • Cambio de apetito
  • Aumento del riesgo de problemas de coagulación

Contraindicaciones del anillo vaginal

A pesar de sus múltiples ventajas como método anticonceptivo, este dispositivo no está indicado para algunos casos especiales. Por eso, es primordial informar al médico tanto de las enfermedades actuales como de los antecedentes. Evita su uso si:

  • Estás próxima a someterte a una cirugía
  • Estás amamantando
  • Tienes más de 35 años y fumas
  • Eres sensible a alguno de los componentes hormonales
  • Sufres diabetes o enfermedades relacionadas con los vasos sanguíneos
  • Tienes antecedentes de cáncer de mama, útero o hígado
  • Padeces una enfermedad hepática
  • Sufres de migrañas con aura
  • Tienes presión arterial alta

En resumen…

El anillo vaginal es un dispositivo relativamente seguro y fácil de usar. Su eficacia depende en gran parte del uso que se le dé. A pesar de esto, su contenido de hormonas sintéticas puede incidir en la aparición de incómodos síntomas secundarios.

Te puede gustar