El año en que naciste determina a qué tipo de gripe eres vulnerable

Las cepas a las que hayamos estado expuestos de niños pueden ser determinantes a la hora de que nuestro sistema inmunitario cree defensas contra un tipo de gripe en particular

Una de las revistas científicas de referencia en todo el mundo, Science, ha publicado en fechas recientes un estudio importante.

En él se asegura la relación directa entre la fecha de nacimiento y el tipo de gripe que puede contraerse.

Un tipo de gripe según características personales

Un tipo de gripe según características personales

Este informe viene a ofrecer respuestas a un misterio, ya que durante años se ha investigado por qué hay personas más susceptibles ante las cepas de la gripe.

Los expertos siempre se han preguntado por qué hay algún tipo de gripe, como es el caso de la cepa H5N1, que afectan principalmente a niños, mientras que otros se manifiestan más en ancianos.

Entre las respuestas está la inmunidad que se adquiere en la infancia temprana.

La primera infección con el virus va a determinar las cepas de gripe que protegerán a las personas en el futuro.

No olvides leer: Cómo mejorar la inmunidad de nuestro hígado

El origen de la investigación, en 1960

Según este estudio, las personas que nacieron en la década de 1960 tuvieron una fuerte exposición a la llamada “gripe azul” (H1 o H2) en su infancia.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que estos grupos no estaban muy afectados por un tipo de gripe, pero sí por otros.

Sin embargo, las personas que nacieron después de 1960 y estuvieron expuestas a la gripe naranja (H3) de niños, podían morir cuando se contagiaban de algunos virus incompatibles con su exposición infantil.

La consecuencia de este estudio es que, cuando una generación es expuesta a determinadas cepas de la gripe y después se expone a virus diferentes pero relacionados, hay menos propensión al contagio.

Efectos de la gripe e inmunidad

Efectos de la gripe e inmunidad

La gripe puede tener una gran diversidad de efectos. Mientras en la mayoría de los casos solo origina unos pocos días en cama, en otras ocasiones puede llegar a ser mortal.

Entre los factores que influyen sobre la resistencia que unas personas pueden tener ante la gripe, están como más relevantes la edad que tenga el paciente y la fortaleza de su sistema inmunitario.

También tiene una incidencia decisiva la cepa del virus por la que el paciente se vea afectado.

La importancia del año de nacimiento

El estudio publicado por Science se basa en la recopilación de datos sobre los brotes de diversas cepas del virus, agrupándolos según sus similitudes.

De esta forma, el año en que nacían los pacientes hacía que fueran más o menos vulnerables a determinados tipos de virus, en función de los que les hubiesen afectado durante su infancia.

Un estudio muy explicativo

Las conclusiones de este estudio explican diferentes casos de pandemia de gripe.

  • Se ha demostrado que personas de mayor edad han sobrevivido porque estuvieron expuestas en su momento a una cepa parecida.
  • Otro de los beneficios importantes es que da nuevas pistas para la búsqueda de una vacuna universal contra la gripe de cara a futuro.

Las infecciones a causa de la gripe suelen ser más peligrosas para los ancianos, sobre todo con cambios de clima.

Los  jóvenes y las personas con sistemas inmunitarios comprometidos también son vulnerables.

No obstante, hay algún tipo de gripe y algunos brotes no siguen esta regla.

  • Como estamos viendo, la cepa H5N1, por ejemplo, afecta principalmente a los jóvenes.
  • Por el contrario, la cepa H7N9 puede causar estragos entre los más ancianos.

Durante los años 1918 a 1919 se pudo comprobar el hecho de que la mayoría de los que murieron eran adultos jóvenes y de mediana edad.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 datos sobre la miel que quizá no conocías

Las conclusiones del estudio

Las conclusiones del estudio

Los autores de este estudio han concluido que hay muchas similitudes entre cepas aparentemente diferentes del virus.

Además, se ha demostrado que la infección infantil proporciona protección parcial contra otras cepas para años venideros.

Es muy posible que las personas de determinada generación se hayan encontrado con ciertas cepas y, al exponerse a virus diferentes, pero que están relacionados, haya menor probabilidad de contagio.

También se ha dicho que existe pruebas de que algunas personas son inmunes a ciertos virus de gripe que existen en animales. Este tipo de gripe  no afecta a la población humana.

Esta inmunidad, según el estudio, no se deriva de la infección de esas cepas ni de campañas de vacunación.

Los resultados del estudio tienen que ser útiles para afrontar el caso de pandemias, así como el diseño final de una vacuna universal y efectiva contra la gripe.