Anormalidades del periodo menstrual a las que debes prestarle atención

Daniela Castro 4 agosto, 2016
Ante cualquier cambio en nuestro ciclo o en lo referente a nuestro periodo menstrual debemos acudir al ginecólogo ya que, aunque no tiene por qué ser peligroso, conviene mantener un control médico

La mayoría de las mujeres suele ignorar las anormalidades que se presentan durante su periodo menstrual ya que, con frecuencia, se confunden con síntomas comunes.

La coloración del flujo, el olor y la cantidad pueden estar indicando alteraciones hormonales, problemas de salud y otras condiciones que requieren atención ginecológica.

El ciclo menstrual normal comienza con el primer día de menstruación y finaliza el día antes de la próxima.

Por lo general dura entre 28 y 35 días, aunque esto puede darse de forma diferente en cada mujer.

Durante esta etapa se manifiestan cambios importantes y síntomas que influyen en el estado de ánimo y la salud de la mujer.

Por tal razón, es importante aprender a diferenciar cuándo es un ciclo común y en qué momento el cuerpo puede estar alertando alguna complicación.

Amenorrea

La amenorrea es una condición que se caracteriza por la ausencia de la menstruación en la mujer.

Se considera anormal cuando pasan 3 meses seguidos sin que se dé el periodo, a menos que se esté embarazada, en periodo de lactancia o se haya entrado a la etapa de la menopausia.

Es más frecuente entre las deportistas de élite, las bailarinas profesionales y las mujeres que se someten a dietas estrictas.

De hecho, su desarrollo tiene un estrecho vínculo con la anorexia y se considera uno de sus principales síntomas.

No olvides leer: Cómo se transforma tu cerebro durante la menopausia

Sangrados abundantes de más de 7 días

Dolor y sangrados

Las menorragias o sangrados menstruales abundantes son bastante comunes en la población femenina, aunque no por eso dejan de ser anormales.

Estos suelen durar más de siete días y obliga a la mujer a cambiar sus tampones o toallas con más frecuencia de lo normal.

Aunque la mayoría de las veces no representa un problema para llevar un estilo de vida normal, muchas desarrollan anemia por la pérdida excesiva de sangre.

Alteraciones en los signos vitales

Es normal que durante los primeros días de la menstruación la presión arterial baje un poco, pero no lo es cuando lo hace demasiado.

Es importante revisarla de forma regular, ya que existe la posibilidad que se presente un desbalance repentino y peligroso.

Si notas que cada vez que tienes el periodo presentas este síntoma, consulta cuando antes con un especialista.

También es primordial que le prestes atención a molestias como:

  • Sudoración excesiva
  • Dificultades respiratorias
  • Taquicardias
  • Sensación de desvanecimiento
  • Mareos

Formación de coágulos

menstruaciones-dolorosas

Los coágulos en el periodo se consideran anormales cuando el manchado está compuesto solo de estos.

Como mujeres sabemos que es normal que en el sangrado habitual se presente alguno que otro, pero también podemos diferenciar cuando se dan de manera excesiva.

En caso de identificarlos en forma anormal, ya sea muy abundantes o de gran tamaño, es esencial acudir al médico.

Solo después de dar a luz es común expulsar coágulos de sangre grandes.

Sangrados entre períodos

Los sangrados entre periodos menstruales son una manifestación de que algo no está del todo bien en el organismo.

La mayoría de los casos tiene que ver con desbalances hormonales, aunque también pueden alertar de complicaciones como fibromas, pólipos o inflamación del cuello uterino, entre otras.

Estas condiciones suelen ser benignas aunque, en reducidos casos, también puede deberse a un cáncer o precáncer.

Periodos menstruales dolorosos

menstruacion_

Este tipo de periodos menstruales se caracterizan por la presencia de un dolor en la parte baja del abdomen, tipo cólico y algunas veces extendido hacia la espalda.

Durante la menstruación se considera normal, aunque cuando se da demasiado fuerte no lo es.

En términos médicos se conoce como dismenorrea y son tan intensos que pueden impedir que la mujer lleve a cabo sus tareas cotidianas.

De hecho, este síntoma es una de las principales causas de incapacidad en las mujeres adolescentes y entre los 20 y los 30 años de edad.

Hasta el momento no está asociado con enfermedades propias del útero u otros órganos pélvicos, pero sí tendría que ver con el aumento de la actividad de una hormona llamada prostaglandina.

¿Quieres conocer más? Lee: Menstruación irregular: ¿Qué debes saber?

¿Cuándo se debe acudir al médico?

Aunque todas las anormalidades mencionadas son un motivo para consultar al médico, es importante acudir rápidamente en caso de:

  • Aumento en el flujo vaginal y sangrados.
  • Olor fétido en el sangrado.
  • Dolor pélvico fuerte y fiebre.
  • Periodos menstruales retrasados.
  • Excreción de coágulos.

¿Identificada con alguna? Recuerda que la consulta ginecológica es la mejor forma de determinar cuáles son las causas de las anormalidades.

Procura consultar lo antes posible para recibir un tratamiento oportuno en caso de que sea necesario.

Te puede gustar