Anosmia o pérdida del olfato: ¿qué lo puede causar?

25 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Karina Valeria Atchian
La anosmia es la pérdida del olfato. No es un síntoma común, pero quien lo padece ve alterada su calidad de vida, ya que no puede percibir la realidad tal cual es. Te contamos más en este artículo.

La anosmia se refiere a la pérdida completa del sentido del olfato.  Más adelante veremos qué situaciones la pueden causar. Se sabe que no es una afección muy común en adultos, aunque sí lo es la forma más leve de disminución del sentido del olfato, llamada hiposmia. Tampoco es muy común la anosmia en los recién nacidos -anosmia congénita.

Esta incapacidad para detectar los olores no sólo afecta la posibilidad de disfrutar aromas agradables y placenteros, ya sea el aroma de las flores, de un rico perfume, una taza de café o una comida preferida. También puede poner a la persona en peligro por la imposibilidad de detectar olores potencialmente nocivos, como pueden ser las sustancias químicas, pérdidas de gas o comida en mal estado.

Además, la pérdida del olfato también afecta el sentido del gusto. Ambos sentidos, es decir el olfato y el gusto, interactúan a la hora de distinguir ciertos sabores.

En sí, no se trata de una afección grave, pero puede ser parte de los síntomas de una enfermedad de mayor importancia. La anosmia, como veremos inmediatamente, altera la calidad de vida.

La anosmia como problema

La pérdida del olfato impide disfrutar de algunos placeres de la vida, por lo que esto puede generar frustración, o incluso depresión en algunas personas que sufren de anosmia. En definitiva, hay una disminución en la calidad de vida.

A veces puede provocar cambios en los hábitos de alimentación. Esto acarrea disminución de peso, a veces, y eventual desnutrición debido a la falta de percepción de sabor en los alimentos. La persona pierde interés por la alimentación porque no percibe su gusto.

En el otro extremo, se puede dar un sobrepeso. También se corre riesgo de aumento de la presión arterial por exceso de sal agregada a la dieta, con el fin de adicionarle sabor a los alimentos.

anosmia impide oler olores agradables
La anosmia puede generar depresión porque no permite disfrutar los olores agradables

Sigue leyendo: El sentido del olfato

¿Cómo sentimos los olores?

La capa que recubre internamente la nariz se llama membrana mucosa. En dicha membrana hay unos receptores encargados de detectar los olores y enviar la información a través de las neuronas hacia el cerebro.

Al respirar hay moléculas microscópicas que se desprenden de las distintas sustancias que nos rodean y que se ponen en contacto con los receptores encargados de detectar los olores. Una vez allí sigue la información hacia el cerebro, donde se identificará el olor.

A su vez, al cerebro también llegará la información proveniente del sentido del gusto, y ambos contribuirán a identificar muchos sabores. Sin el olor característico de cada alimento los sabores pueden parecer desabridos. En adición, el tacto y la vista también participan en la identificación de los sabores.

Descubre más: ¿Qué dice tu sentido del olfato sobre tu salud?

¿Qué puede causar la anosmia o pérdida del olfato?

Veamos algunas de las causas que pueden estar detrás de la anosmia o pérdida del olfato:

  • Afecciones de la nariz  y de las vías respiratorias superiores: como resfríos, sinusitis, gripe, alergias estacionales.
  • Traumatismos encefalocraneanos
  • Tumores o pólipos nasales
  • Tabaquismo.
  • Enfermedades neurodegenerativas: como la enfermedad de Alzheimer, la esclerosis múltiple o la enfermedad de Parkinson.
  • Consumo de algunos medicamentos: algunos antibióticos y antihipertensivos.
  • Exposición a químicos: ya sea insecticidas o solventes que puedan dañar la membrana mucosa nasal.
  • Radiación: la que es localizada en la región de la cabeza y el cuello.

Cabe destacar que el envejecimiento normal puede producir disminución o incluso la pérdida del olfato. Esto se explica por la disminución de las neuronas que envían la información desde los receptores que detectan los olores hacia el cerebro. Esta pérdida puede ir incrementándose a medida que pasan los años.

Anosmia o pérdida del olfato
Las causas de anosmia son variadas, e incluyen desde el uso de ciertos medicamentos hasta el resfrío común

¿Se puede tratar la anosmia?

La anosmia o pérdida del olfato no es una enfermedad en sí, por lo que no tiene un tratamiento especifico. Su abordaje se basa en detectar cuál es la causa y tratar la misma, en el caso de que esto sea posible.

Los médicos pueden tratar las afecciones de las vías respiratorias superiores y de la nariz, pueden asesorar sobre el abandono del hábito tabáquico, extirpar pólipos o tumores, y lo que corresponda a cada causa. A veces se tratará de una afección temporaria, y por lo tanto reversible, y en otras oportunidades se tratará de una afección crónica e irreversible.

Buscando la causa de la anosmia se pretende revertirla, aunque no siempre se logre la recuperación parcial o completa del sentido del olfato. Cabe destacar la importancia de implementar un apoyo psicológico en aquellos casos que así lo requieran.

Si tienes duda o has percibido síntomas compatibles con la falta del sentido del olfato, o una disminución del mismo, realiza una consulta. Lo más adecuado sería contactar con un especialista en nariz, garganta y oídos para iniciar las pruebas.

  • Mann N, Lafreniere D. Overview of taste and olfactory disorders in adults. UPTODATE. Feb 2020.
  • Bhattacharyya N, Kepnes LJ. Contemporary assessment of the prevalence of smell and taste problems in adults. Laryngoscope 2015; 125:1102.
  • Boesveldt, Sanne, et al. "Anosmia—a clinical review." Chemical senses 42.7 (2017): 513-523.
  • Cingi, Can Cemal, Erhan Eroglu, and Gary Kreps. "Role of Anosmia on Personal Communication." All Around the Nose. Springer, Cham, 2020. 247-251.
  • Rees, Richard N., et al. "139 Risk of parkinson’s in idiopathic anosmia." (2019): e39-e39.