El plátano maduro y su efecto anti-cancerígeno

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio Alonso Castrillejo el 13 diciembre, 2018
Valeria Sabater · 3 enero, 2014
Pese a que existen cientos de noticias asegurando que el plátano maduro es un milagroso anti-cancerígeno, lo cierto es que, por desgracia, este tipo de afirmaciones carecen de rigor científico y no son más que otro bulo de internet. Conozcamos las propiedades reales del plátano para nuestra salud.

Aunque el plátano maduro es una fruta muy nutritiva y altamente beneficiosa para la salud, lo cierto es que no es un milagro anti-cancerígeno.

Tras la publicación de una investigación llevada a cabo por científicos japoneses sobre el plátano y sus propiedades anti-cancerígenas, surgieron cientos de noticias sensacionalistas abordando el tema. Dichas noticias aseguraban que el plátano era capaz de prevenir la aparición del cáncer. Concretamente el plátano maduro.

Estas comunicaciones, gracias a las redes sociales, tuvieron una difusión masiva. Sin embargo carecían de rigor científico y sustentaban un falso mito del ámbito de la salud.

Según estas noticias, los plátanos maduros, con manchas oscuras en la piel, poseen una sustancia denominada Factor de Necrosis Tumoral (TNF). Esta era capaz de combatir a las células cancerígenas.

El grado de madurez también parecía ser importante. Aseguraban que, cuanto más maduros, más alcalinos serían los plátanos. Y por lo tanto, mayor cantidad de TNF contendrían.

Plátanos.
Según el estudio, el plátano maduro tendría importantes efectos anti-cancerígenos.

La investigación

Sin embargo, las noticias diferían en gran medida de lo descubierto en la investigación original.

En primer lugar, es importante destacar que los plátanos maduros no contienen TNF. Las investigaciones llevadas a cabo por el grupo japonés revelaron un descubrimiento diferente. Tras inyectar extracto de plátano maduro en el estómago de ratones, estos incrementaban la producción de TNF.

Por tanto, los plátanos no poseen TNF, únicamente podrían ayudar a su producción. Así mismo, el grupo descubrió que cuanto más maduro estaba el plátano, más TNF producían los ratones.

Por otra parte, sería ilógico suponer que el plátano maduro aporta a nuestra dieta TNF. Ya que aunque lo contuviera en su composición, la molécula se digeriría y degradaría en su paso por el estómago.

El TNF

El TNF o Factor de Necrosis Tumoral es un tipo de proteína liberada por las células del sistema inmune. Esta proteína promueve nuestras defensas, activando células encargadas de la destrucción celular.

Diversos estudios demostraron la posible implicación del TNF en la eliminación de células cancerígenas. Ya que jugaba un papel importante en la muerte celular.

Sin embargo, su posible aplicación como terapia anticancerígena no resulto del todo exitosa. Aunque sí parecía participar en la destrucción tumoral, el papel principal del TNF era otro. Y es el de participar en la respuesta inmune desencadenada por infecciones.

Precisamente por esto, es importante recalcar que la producción de TNF está relacionada con una respuesta inflamatoria. Dicha respuesta es necesaria a nivel local cuando existe una infección. Pero cuando el TNF actúa por todo el organismo el resultado puede ser desastroso, generándose un shock séptico.

Quizá te interese: Últimos ensayos clínicos para el tratamiento del cáncer de mama

Beneficios del plátano maduro

Mujer con plátano como sonrisa.
El plátano posee importantes propiedades para la salud.

Con lo anteriormente mencionado, queda demostrado que el plátano no es en realidad un alimento “milagro” que pueda prevenir, ni mucho menos curar el cáncer. No obstante, existen otros muchos beneficios del plátano que sí son reales y vale la pena conocer y valorar.

El plátano se compone fundamentalmente de almidón, sustancia que, a medida que el plátano madura, se va convirtiendo en azúcar.

A causa de esto, los plátanos verdes poseen una mayor cantidad de almidón que de azúcar. Mientras que en el caso de los plátanos maduros es totalmente al contrario. Debido a este alto contenido en azúcar, los plátanos maduros pueden no estar indicados para las personas diabéticas.

Por otra parte, el plátano es un alimento muy rico en potasio. Este nutriente ayuda a contrarrestar el exceso de sal en el organismo, y es un excelente aliado contra la hipertensión.

Quizá te interese: 7 tips sencillos, sanos y originales para disfrutar del plátano

Cómo afecta el consumo de plátano maduro al organismo

Chica comiendo un plátano.
El elevado contenido en potasio del plátano nos ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Diversos estudios demuestran que la ingesta de potasio disminuye las posibilidades de sufrir hipertensión, y por tanto, de desarrollar diversas enfermedades cardiovasculares. Por ello, puede prevenir afecciones como el ictus o el infarto.

Además, la ingesta de potasio, junto con el triptófano, otra de las sustancias presentes en el plátano, participa en la producción de serotonina, la llamada hormona de la felicidad. Así, puede ayudarnos a mejorar nuestro estado de ánimo.

El plátano es además un potente antioxidante. Al contener una gran cantidad de compuestos que protegen a la célula de los efectos negativos de los radicales libres. Algunas de estas vitaminas antioxidantes son los carotenos o las vitaminas C y E.

Por último, el plátano resulta especialmente beneficioso para la salud gastrointestinal. Por una parte es un gran regulador del ciclo hambre-saciedad, al contener pectinas, sustancias que producen un efecto saciante. Además, su alto contenido en fibra ayuda mantener un tránsito intestinal regular y saludable.

Como podemos observar, el plátano es una gran fuente de propiedades beneficiosas para la salud. ¿Te animas a incluirlo en tu dieta?

  • Zhang, P., Whistler, R. L., Bemiller, J. N., & Hamaker, B. R. (2005). Banana starch: Production, physicochemical properties, and digestibility - A review. Carbohydrate Polymers. https://doi.org/10.1016/j.carbpol.2004.10.014
  • Heslop-Harrison, J. S., & Schwarzacher, T. (2007). Domestication, genomics and the future for banana. Annals of Botany. https://doi.org/10.1093/aob/mcm191
  • Happi Emaga, T., Andrianaivo, R. H., Wathelet, B., Tchango, J. T., & Paquot, M. (2007). Effects of the stage of maturation and varieties on the chemical composition of banana and plantain peels. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2006.09.006
  • Alkarkhi, A. F. M., Ramli, S. Bin, Yong, Y. S., & Easa, A. M. (2011). Comparing physicochemical properties of banana pulp and peel flours prepared from green and ripe fruits. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2011.04.060