Cómo hacer un antibiótico natural a base de ajo y vinagre de manzana

Carolina Betancourth · 22 julio, 2016
Para potenciar las propiedades de este antibiótico natural, además del ajo y el vinagre le podemos añadir miel de abejas, que también nos aportará múltiples nutrientes muy beneficiosos para el organismo

Un antibiótico es un tipo de medicamento esencial que tiene la capacidad de destruir muchos de los microorganismos que enferman el cuerpo.

Su descubrimiento revolucionó por completo el campo de la medicina, ya que se logró comprobar que puede ser la solución a muchas patologías que antes eran incurables.

El problema es que, con el paso del tiempo, se descubrió que su consumo acarrea varios efectos negativos en el cuerpo y pueden desencadenar alergias y dificultades intestinales.

Además, muchos de los patógenos ya han desarrollado cierta resistencia a sus compuestos químicos, por lo que cada vez se requiere de fórmulas más agresivas para combatirlos.

Lo que algunas personas no saben es que también existen antibióticos naturales que, al provenir del mundo vegetal, son capaces de ofrecer efectos similares sin provocar reacciones no deseadas.

Entre estos nos encontramos con uno elaborado a base de ajo y vinagre de manzana que sirve como preventivo y remedio para varias enfermedades.

¿Quieres saber de qué se trata?

Antibiótico natural a base de ajo y vinagre de manzana

vinagre y miel

El antibiótico natural de ajo y vinagre de manzana es un preparado casero que inhibe el crecimiento de virus y bacterias que atacan el organismo.

A diferencia de los sintéticos, esta alternativa no produce sensibilidad en el estómago, respeta el pH de la flora intestinal, no provocan acumulación de sustancias químicas y, por si fuera poco, es muy económica.

En el ajo se han encontrado 20 componentes con propiedades antivirales y 40 con cualidades bactericidas que sirven para evitar y combatir varias infecciones que afectan la salud.

Su alto contenido de alicina, quercetina y ácido cafeico lo convierten en un excelente complemento para fortalecer el sistema inmunitario y mejorar la respuesta contra los agentes externos.

Por su parte, el vinagre de sidra de manzana se ha empleado desde hace siglos como solución contra los niveles altos de acidez en la sangre, debilitamiento de las defensas y afecciones infecciosas.

Contiene vitaminas del complejo B, beta-caroteno y vitamina C que, gracias a su poder antioxidante, inhibe el daño celular para prevenir los trastornos asociados al envejecimiento prematuro.

También cuenta con ácido málico, ácido tartárico y pectina, un tipo de fibra natural que protege los intestinos y la salud digestiva.

Te recomendamos leer: 6 remedios caseros para depurar el estómago y aliviar la pesadez

Beneficios de este antibiótico natural

Beneficios del ajo

Dada su combinación de ingredientes y nutrientes esenciales, este antibiótico natural le aporta múltiples beneficios a la salud general del cuerpo.

Los más destacados incluyen:

  • Reducción de la presión arterial alta y de las afecciones circulatorias.
  • Control del crecimiento bacteriano y destrucción de virus y hongos.
  • Control de los niveles altos de colesterol.
  • Prevención y tratamiento de la gripe y el resfriado y alivio del dolor de garganta.
  • Prevención de las infecciones urinarias.
  • Disminución del acné.
  • Control de los procesos inflamatorios y alivio del dolor crónico asociado a la artritis.
  • Protección del intestino.
  • Disminución del riesgo de cáncer.

¿Cómo preparar este antibiótico natural de ajo y vinagre de manzana?

Remedio-ajo-enfermedades

Teniendo en cuenta todos los beneficios que se pueden obtener con el consumo de este antibiótico natural, el paso siguiente será prepararlo para tenerlo siempre a mano.

Es primordial adquirir ingredientes completamente orgánicos porque las versiones refinadas han perdido una parte importante de sus propiedades medicinales.

Junto con el ajo y el vinagre proponemos agregarle un poco de miel para facilitar su consumo y potenciar sus propiedades bactericidas y antivirales.

Está comprobado que la ingesta diaria de una cucharada de este remedio aleja muchas afecciones y detiene el daño celular que puede provocar varios tipos de cánceres.

Te recomendamos leer: 11 espectaculares beneficios que obtienes con vinagre de manzana

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo
  • 1 taza de vinagre de sidra de manzana (250 ml)
  • 1 taza de miel orgánica (335 g)
  • 1 frasco de vidrio

Instrucciones

  • Pela los dientes de ajo, córtalos en pequeñas láminas, o bien, tritúralos en un mortero.
  • Introdúcelos en un frasco de vidrio y vierte el vinagre de manzana y la miel de abejas.
  • Revuelve todos los ingredientes, tapa el frasco y agítalo durante 90 segundos para que queden bien integrados.
  • Puedes almacenarlo en el refrigerador o a temperatura ambiente.

Modo de consumo

  • Como preventivo puedes ingerir una cucharada diaria, preferiblemente en ayunas.
  • En caso de enfermedad viral o bacteriana, consúmelo durante cinco días, empezando por dos cucharadas justo después de levantarte.
  • Repite la misma dosis tres veces al día, justo antes de cada comida principal.
  • Si tienes dificultades para ingerirlo, puedes disolverlo en una taza con agua tibia o jugo de naranja.

Opta por este remedio tradicional y descubre que puedes mejorar tu salud sin necesidad de recurrir a medicamentos sintéticos.

Eso sí, en caso de estar ingiriendo antibióticos recetados, coméntale al médico esta opción antes de comenzar a tomarla.