Antibióticos naturales: ¿mito o realidad?

6 julio, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
¿Sabías que la tila, además de tener propiedades relajantes, es un potente antiviral que nos ayuda a reforzar nuestras defensas? También nos ayuda a combatir todo tipo de infecciones

El ajo, la miel, el propóleo, la cebolla y otros alimentos, hierbas y plantas han sido considerados como antibióticos naturales, útiles en caso de infección. A la par de ello, se han propuesto diversas combinaciones de ingredientes en recetas que se utilizan tanto a modo de prevención como tratamiento de enfermedades. Sin embargo, ¿son realmente tan eficaces como se quiere creer?

Se ha afirmado que hay alimentos como el ajo y la miel que, no solo tienen múltiples propiedades beneficiosas para la salud, sino que además «refuerzan el sistema inmunitario«, protegiéndolo de infecciones y, supuestamente, haciéndolo más fuerte.

Aunque en su momento se haya considerado, por ejemplo, que el ajo podría ser un alimento con potencial para el tratamiento de ciertas infecciones, los investigadores han llegado a la conclusión de que su uso común (entero, pelado, machado, mezclado con otro ingrediente, consumido solo en ayunas) no brinda los beneficios que tanto se desea obtener. Así pues, de momento, se considera que solo su inclusión dentro de una dieta equilibrada, puede realizar un aporte a la salud en líneas generales.

La quimiofobia, el auge de lo «natural» y los mitos

La quimiofobia ha provocado que las personas recurran a los antibióticos naturales y todo tipo de remedios caseros y productos con grandes expectativas y descuiden los consejos de su médico, en pro de adoptar hábitos con beneficios «inmediatos».

El miedo a lo químico y la creencia de que toda sustancia añadida a un alimento, resta salud y causa perjuicios es una idea muy popular, producto de la falta de información sobre el tema, la tergiversación de la realidad, los mitos promovidos por la publicidad y otras cuestiones que causan una gran confusión y, por tanto, miedo y rechazo.

Por ello, es recomendable procurar informarse bien mejor al respecto y evitar realizar conclusiones precipitadas acerca de los alimentos. Por ejemplo, un producto con conservantes no es perjudicial solo por el hecho de tenerlos. Es perjudicial solo si lo consumimos en cantidades exageradas, como sustituto de comidas.

Hay que tener siempre presente que es la suma de buenos hábitos de vida lo que realmente puede brindar beneficios a la salud. No el consumo (puntual o regular) de un alimento en concreto o un remedio casero.

Descubre: ¿Por qué no necesitas desintoxicar el cuerpo?

¿Qué es un antibiótico?

El Manual MSD explica que: «Los antibióticos (antibacterianos) son fármacos derivados, por completo o en parte, de bacterias o mohos, y se utilizan para tratar infecciones bacterianas. Son ineficaces contra las infecciones víricas y las micosis» y aclara que su función cosiste en atacar los microorganismos (deteniendo su reproducción o bien facilitando su eliminación a través de las defensas naturales del organismo).

En otras palabras: un antibiótico es un medicamento que mata o impide la reproducción de microorganismos (generalmente bacterias) que enferman al cuerpo.

Cuando el médico lo preescribe, lo hace en una dosis y un periodo de tiempo determinado para asegurarse no exponer al paciente a complicaciones. Por ello, este tipo de medicamento no debe utilizarse de manera indiscriminada. Su uso excesivo causa resistencia, cosa que obliga a utilizar antibióticos más fuertes, con efectos adversos para el organismo.

Cuando se hace un uso adecuado de los medicamentos, no es necesario recurrir a remedios naturales (ni siquiera como tratamiento coadyuvante).

Descubre: Antibióticos: ¿por qué no se puede abusar de ellos?

Los supuestos antibióticos naturales

Jengibre

Al ajo, la cebolla, el propóleo, el limón, el jengibre, el romero y a otros alimentos se les ha atribuido propiedades varias con un potencial, muchas veces, exagerado, que no tiene en cuenta los datos aportados por las investigaciones científicas. Las afirmaciones se realizan en base a conclusiones apresuradas, creencias populares y, con frecuencia, falta de información acerca de qué es realmente un antibacteriano o un antimicótico, entre otras cuestiones.

  • Healthline.com 11 Proven Health Benefits of Ginger. [Online] Available at: www.healthline.com/nutrition/11-proven-benefits-of-ginger
  • Healthline.com Onions 101: Nutrition Facts and Health Effects. [Online] Available at: www.healthline.com/nutrition/foods/onions
  • Estrada Orozco SP. Determinación de la actividad antibacteriana in vitro de los extractos de romero (Rosmarinus officinalis) y tomillo (Thymus vulgaris). Escuela Superior Politécncia de Chimborazo. Ecuador. (2010)