Antibióticos naturales que probablemente desconocías

28 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Los antibióticos naturales no deben sustituir nunca el tratamiento pautado por el médico en ningún caso. Lo más recomendable es utilizarlos como complementos a un estilo de vida saludable. 

En el mundo de la medicina alternativa se ha afirmado en numerosas ocasiones que existen hierbas, especias y alimentos que, dado su contenido en ciertas sustancias y el efecto de estas en el organismo, pueden considerarse como antibióticos naturales.

En el ámbito popular, se han atribuido propiedades antibacterianas a la miel, el ajo, el propóleo y otros alimentos. Sin embargo, muchos de estos alimentos no tienen propiedades antibacterianas científicamente comprobadas.

A continuación mencionaremos algunos alimentos, hierbas y especias que sí han sido estudiados y cuya actividad antimicrobiana podría ser de gran utilidad al incluirse como ingredientes activos en los medicamentos.

Tomillo, canela y salvia: 3 antibióticos naturales

¿Para-qué-sirve-el-tomillo

Según un estudio publicado en el año 2015, el extracto de salvia tiene actividad antibacteriana. Para llegar a esta conclusión, se realizó un experimento en el cual un grupo de chicas (con 11- 14 años de edad) debían utilizar un enjuage bucal de salvia durante 21 días. Al finalizar dicho periodo de tiempo, los investigadores observaron que el número de Streptococcus mutans había disminuido en su placa dental.

El tomillo es una hierba aromática muy popular en la cocina mediterránea. Se puede emplear tanto fresca como seca, según la receta. De acuerdo a un estudio, la composición fenólica del T. herba-baronaT. pseudolanuginosus y la T. caespititius sí tiene actividad antimicrobiana.

La canela es una especia muy utilizada en la cocina y que no solo es popular por su buen aroma y su contenido en antioxidantes, sino por su potencial medicinal. Por ello, se han realizado numerosas investigaciones con el fin de determinar cuáles son los beneficios que puede brindar a la salud y hasta qué punto.

En las últimas dos décadas se ha venido hallado cada vez más evidencia de que la canela sí tiene  propiedades antibacterianas, dados los fitoquímicos bioactivos (como la cinnamaldehyde y el eugenol) que se encuentran en su composición.

Te puede interesar: Usos de la canela y sus propiedades medicinales

Otros comestibles que podrían considerarse antibióticos naturales:

  • El extracto de la pimienta negra parece tener actividad antimicrobiana contra las bacterias: Escherichia coli y la Staphylococcus aureus, según un estudio publicado en el año 2015.
  • De acuerdo a otro estudio publicado en el 2016, el extracto etanólico y el aceite esencial de los rizomas de Curcuma longa poseen compuestos activos con propiedades antibacterianas. No obstante, es necesario seguir investigando al respecto.

Descubre: Las ventajas del consumo de curcumina

Nota: más que consumirlos como remedios, los antibióticos naturales aquí mencionados vienen a formar parte de una lista de ingredientes activos de diversos medicamentos que, en algunos casos, pueden estar destinados a tratar infecciones.

En conclusión

Los antibióticos naturales podrían brindar ciertos beneficios a la salud, siempre y cuando se incluyan dentro de un estilo de vida saludable y se mantengan las recomendaciones del médico. En este mismo orden de ideas, es importante tener siempre presente que se trata de pequeñas ayudas y no de curas en sí.

  • L. Quave, C. Antibiotics from nature: tradicional medicine as a source of new solutions for combating antimicrobial resistence. [Avaiable online].
  • Coy Barrera Carlos Andrés, Eunice Acosta Gema. Actividad antibacteriana y determinación de la composición química de los aceites esenciales de romero (Rosmarinus officinalis), tomillo (Thymus vulgaris) y cúrcuma (Curcuma longa) de Colombia. Rev Cubana Plant Med  [Internet]. 2013  Jun [citado  2019  Ago  28] ;  18( 2 ): 237-246. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47962013000200007&lng=es.
  • Clardy, J., Fischbach, M. A., & Currie, C. R. (2009). The natural history of antibiotics. Current Biology. https://doi.org/10.1016/j.cub.2009.04.001
  • Clardy, J., Fischbach, M. A., & Walsh, C. T. (2006). New antibiotics from bacterial natural products. Nature Biotechnology. https://doi.org/10.1038/nbt1266
  • Méndez Álvarez Nelson, Angulo Ortíz Alberto, Contreras Martínez Orfa. Actividad antibacteriana in vitro de Curcuma longa (Zingiberaceae) frente a bacterias nosocomiales en Montería, Colombia. Rev. biol. trop  [Internet]. 2016  Sep [cited  2019  Aug  28] ;  64( 3 ): 1201-1208. Available from: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-77442016000301201&lng=en.  http://dx.doi.org/10.15517/rbt.v64i3.20848.
  • Nabavi, Seyed Fazel et al. “Antibacterial Effects of Cinnamon: From Farm to Food, Cosmetic and Pharmaceutical Industries.” Nutrients vol. 7,9 7729-48. 11 Sep. 2015, doi:10.3390/nu7095359
  • Ngwoke, Odimegwu &  Esimone. Antimicrobial natural products. [Disponible en línea].
  • Sticher, O. (2008). Natural product isolation. Natural Product Reports. https://doi.org/10.1039/b700306b