3 antibióticos naturales… ¿los conoces?

María Enriquez · 23 enero, 2014
Aunque sus beneficios son menos conocidos que lo de la cebolla o el ajo el romero tiene propiedades analgésicas y es muy beneficioso para calmar estados de ansiedad.

Seguramente, alguna vez has sufrido alguna infección que necesitó tratamiento con antibióticos. Quizás, en varias ocasiones, puede que te hayas auto-medicado. Pero ¿sabes el daño que puedes provocarte todo eso? ¿Por qué no pruebas los antibióticos naturales?

Para empezar a describir de manera sencilla la acción de los antibióticos que son producidos en laboratorios debemos decir que, si bien ayudan a eliminar microorganismos que producen infecciones en nuestro organismo, también dañan a las bacterias buenas que viven en armonía en nuestro cuerpo y que ayudan a combatir a los enemigos.

Sin olvidar, por supuesto, los efectos secundarios de cada antibiótico. Asimismo, existen problemas asociados al consumo indiscriminado de estos medicamentos.

Recordemos que no los debemos consumir sin respetar el tiempo que nos haya indicado el médico. Tampoco debemos suspender el tratamiento porque ya nos sentimos mejor y, mucho menos, automedicarnos sin estar seguros de que el problema de salud se ha resuelto.

Todas estas prácticas que, seguro, hemos llevado a cabo alguna vez, pueden provocar que en el caso de sufrir otra infección las bacterias se hayan vuelto más resistentes a los antibióticos. Por ello, necesitaremos dosis más fuertes u otros tipos de antibióticos para que podamos combatir la enfermedad de manera eficaz.

Los antibióticos naturales

Ajo

Los antibióticos naturales nos ayudan a prevenir o tratar procesos infecciosos sin efectos adversos o secundarios, además de que respetan los microorganismos beneficiosos para nuestro cuerpo.

Con todo, son mucho más económicos ya que son alimentos o hierbas que, generalmente, utilizamos de manera periódica en nuestro hogar y podemos conseguirlos con facilidad. A continuación, mencionaremos 3 antibióticos naturales y describiremos sus efectos positivos.

Lee: Los efectos secundarios de los antibióticos

1. Ajo

El ajo contiene muchos aminoácidos, minerales y vitaminas. Este nos ayuda a combatir diferentes infecciones porque posee propiedades antinflamatorias y fortalece el sistema inmunológico.

Asimismo es útil para tratar los problemas respiratorios y es un poderoso anti-hongos. Consumirlo nos puede ayudar a prevenir muchas infecciones, para no tener que lidiar con ellas una vez hayan aparecido.

  • Lo podemos consumir de múltiples maneras: crudo, cocido, frito o asado.
  • Podemos masticar una hoja de menta o prepararnos un té de romero o manzanilla después de consumir ajo para camuflar el aliento que nos puede dejar.

2. Cebolla

La cebolla es beneficiosa para el sistema digestivo, posee gran cantidad de fibra y muy pocas calorías. Además, es un poderoso antioxidante, posee alto contenido de vitamina C lo que ayuda a fortalecer las defensas del organismo.

beneficios de la cebolla

Con todo esto, favorece el desarrollo de bacterias benéficas para nuestra salud. No obstante, si nos estamos medicando para alguna enfermedad, siempre debemos comentar el consumo de estos antibióticos naturales con nuestro médico.

Una ingesta abusiva puede causarnos un mal, en lugar de un bien. Veamos cómo podemos consumir la cebolla para beneficiarnos de sus propiedades antibióticas.

  • La podemos consumir tanto cruda como cocida.
  • Podemos incluirla en múltiples comidas diarias.

Descubre: La cebolla: un remedio milenario

3. Romero

El romero es una hierba que se conoce por sus propiedades para la aromaterapia, además de las que posee para luchar contra las infecciones.

El romero tiene propiedades analgésicas y, en muchos casos, puede ayudar a calmar los estados de estrés o ansiedad. Por lo que, si además de prevenir infecciones deseamos calmar nuestros nervios es una excelente opción.

  • Lo podemos utilizar a través de la aromaterapia.
  • Podemos hacer uso del romero incluyéndolo en distintos platos, de preferencia carnes a las que les confiere un aroma y sabor interesantes.
  • Es una opción muy recurrente tomarlo como infusión.

Todos estos antibióticos naturales son opciones que nos pueden ayudar a sentirnos mejor y a prevenir determinadas infecciones. No obstante, en algunos casos, no podremos superar una infección solo consumiendo estos tres alimentos.

romero

Lo que sí recalcamos es la importancia de no abusar de los antibióticos que todos conocemos y que, en lugar de automedicarnos, sí podemos recurrir a estos antibióticos naturales antes de ir al médico.

¿Alguna vez has tomado estos antibióticos naturales? ¿Alguno de ellos te funciona? Muchas personas prefieren intentar resolver sus enfermedades o infecciones naturalmente. Aunque, si ven que no se resuelven, no lo dudan y acuden al médico.

En el caso de que tengamos varias infecciones y necesitemos antibióticos con frecuencia, seguro que el médico ya nos indicará qué pruebas realizar para determinar por qué nos está ocurriendo esto.

  • Avila-Sosa, R., Navarro-Cruz, A. R., Vera-López, O., Dávila-Márquez, R. M., Melgoza-Palma, N., & Meza-Pluma, R. (2011). Romero (Rosmarinus officinalis L.): una revisión de sus usos no culinarios. Ciencia y mar15(43), 23-36.
  • Cabrera Cao, Yanet, Fadragas Fernández, Alejandro, & Guerrero Guerrero, Lázaro Gregorio. (2005). Antibióticos naturales: Mito o realidad. Revista Cubana de Medicina General Integral21(3-4) Recuperado en 11 de enero de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252005000300025&lng=es&tlng=es.
  • Chalar Vargas, Luis Rodrigo, Moya Mamani, Juan Carlos, Vargas Alvarez, Elmer, Sejas Rebollo, Magaly, & Romero, Betzabe. (2014). Función Antimicrobiana de la Alicina de Ajo en cultivos de Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa y Escherichia coli. Revista Científica Ciencia Médica17(1), 26-28. Recuperado en 11 de enero de 2019, de http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1817-74332014000100008&lng=es&tlng=es.
  • Coy Barrera, Carlos Andrés, & Eunice Acosta, Gema. (2013). Actividad antibacteriana y determinación de la composición química de los aceites esenciales de romero (Rosmarinus officinalis), tomillo (Thymus vulgaris) y cúrcuma (Curcuma longa) de Colombia. Revista Cubana de Plantas Medicinales18(2), 237-246. Recuperado en 11 de enero de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1028-47962013000200007&lng=es&tlng=es.
  • Ledezma, E., & Apitz-Castro, R. (2006). Ajoene, el principal compuesto activo derivado del ajo (Allium sativum), un nuevo agente antifúngico. Revista iberoamericana de micología23(2), 75-80.
  • Méndez, M. J., & Viteri, S. E. (2007). Alternativas de biofertilización para la producción sostenible de cebolla de bulbo (Allium cepa) en Cucaita, Boyacá. Agronomía Colombiana25(1), 168-175.
  • Prieto, A., Auró de Ocampo, A., Fernández, A., & Pérez, M. B. (2005). El empleo de medicina natural en el control de enfermedades de organismos acuáticos y potencialidades de uso en Cuba y México. Tip Revista Especializada en Ciencias Químico-Biológicas8(1).