Apendicitis en el embarazo: qué riesgos existen

La apendicitis durante el embarazo es la complicación quirúrgica más frecuente durante esta etapa. Si no se identifica de manera temprana, puede agravarse y aumentar el peligro a la madre y al feto

Puede ocurrir durante la gestación, el trabajo de parto o incluso después de dar a luz. La apendicitis en el embarazo es un padecimiento que igualmente puede presentarse en cualquier momento de la vida de la mujer, tanto en gestantes como en no gestantes.

De hecho, entre la comunidad médica se dice que la apendicitis es la complicación más frecuente durante la gestación. De hecho, identificar el padecimiento dependerá de la experiencia del especialista, de la sospecha del diagnóstico, así como de los tiempos de evolución del cuadro clínico.

Sin embargo, si la apendicitis no se identifica de manera temprana, puede agravarse durante el embarazo, y aumenta el peligro en función de las semanas de gestación. Además, no solo afecta a la madre, sino que amenaza el bienestar del feto.

Qué es la apendicitis

La apendicitis es la inflamación del apéndice, el cual se ubica en la zona en la que inicia el intestino grueso (ciego). La principal causa de este padecimiento es la obstrucción de un pequeño conducto conocido como luz del apéndice.

Esto a su vez provoca un rápido estiramiento de los tejidos debido a la tensión; como resultado, se estimulan las fibras nerviosas y causa dolor difuso.

Asimismo, conforme la distensión vaya progresando podría producirse una perforación en la zona. La perforación en el apéndice es el factor más importante con relación a la muerte fetal y materna, el cual agrava el riesgo de la apendicitis durante el embarazo.

Lee también: Apendicitis: todo lo que debes saber

Clásicos síntomas de la apendicitis

Mujer con apendicitis

Los síntomas de la apendicitis en el embarazo son similares a los que presenta una mujer no embarazada. Sin embargo, debido a los cambios normales de la gestación, tales síntomas pueden variar un poco e incluso podrían llegar a ser confusos para los médicos:

  • Dolor en la fosa ilíaca derecha (cuadrante inferior derecho)
  • Náuseas y vómitos
  • Leucocitosis
  • Espasmo
  • Rigidez, dolor e hipersensibilidad abdominal
  • Fiebre
  • Taquicardia
  • Constipación. En ocasiones pueden aparecer diarreas

Complicaciones

El tratamiento de la apendicitis en el embarazo debe ser quirúrgico y urgente, independientemente de la edad gestacional. No obstante, se presentan retos muy particulares para el cirujano por los cambios normales que el embarazo trae consigo.

Durante la gestación, la mujer sufre ciertos cambios anatómicos con respecto a la posición de algunos órganos, incluido el apéndice. En estos casos, se dice que existe desplazamiento de los órganos internos. Asimismo, existen otras modificaciones importantes (por ejemplo, el útero aumenta de tamaño y es difícil la palpación abdominal).

Los cambios antes mencionados afectan el diagnóstico. Existen ciertos puntos de hipersensibilidad, como el punto de McBurney, que cambian durante la gestación, dificultando la identificación correcta de la apendicitis aguda.

Además, hay otros cambios fisiológicos queafectan la interpretación de los estudios de laboratorio y el examen físico. Destacan la anemia, la disminución de la frecuencia cardiaca o la leucocitosis, entre otras condiciones

Si el diagnóstico no se realiza a tiempo, puede dar paso a complicaciones de salud como las siguientes:

  • Absceso localizado
  • Peritonitis difusa
  • Pileflebitis
  • Aborto
  • Parto pretérmino
  • Muerte fetal
  • Muerte materna
  • Sepsis generalizada
  • Infección urninaria
  • Diagnóstico diferencial

Apendicitis: un diagnóstico difícil

apendicitis

Sumado a los riesgos de la apendicitis en el embarazo y sus complicaciones, se agrega el difícil diagnóstico. Los especialistas suelen realizar estudios alternos que les permiten descartar enfermedades con síntomas parecidos. A este procedimiento se le conoce como diagnóstico diferencial.

Entre dicho grupo de padecimientos se encuentran las infecciones urinarias, estasis, quistes ováricos retorcidos, dolor postural, tempranos síntomas de aborto o el trabajo de parto, entre otros problemas de salud.

Ver también: 5 señales inminentes de una posible apendicitis

Los riesgos de la apendicitis en el embarazo

El riesgo de la apendicitis en el embarazo depende directamente del diagnóstico temprano y de la extracción del apéndice enfermo. Si es atendido a tiempo, las complicaciones y riesgos disminuyen de manera considerable.

La apendicitis en el embarazo es grave para la madre. No obstante, el pronóstico es mucho más riesgoso para el feto. Debido a la perforación del apéndice, el bebé puede morir horas después o fallecer desde antes de su nacimiento.

Las estadísticas en cuanto al riesgo de la apendicitis en el embarazo varían de acuerdo a varias investigaciones. El porcentaje de partos prematuros y abortos alcanza el 8,3 % y el 2,6 % de la población estudiada. Por otro lado, algunos otros autores definieron una mortalidad materna casi nula frente a un porcentaje variable entre 0 y 11 % para el feto.

Conclusiones

En síntesis, el riesgo de la apendicitis en el embarazo empeora en función del estado de gravidez de la mujer gestante que puede resultar en complicaciones fetales y la infección del sitio quirúrgico.

Por esa razón, el diagnóstico temprano permite que pueda tratarse a la mujer y a su bebé de manera oportuna con un mínimo de complicaciones y riesgos.