Aplicaciones terapéuticas del bicarbonato de sodio

Valeria Sabater · 18 octubre, 2014
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 26 noviembre, 2018
El bicarbonato de sodio podría ayudar a bajar de peso. Sin embargo, su uso debe ser aprobado por un profesional de la salud previamente.

Son muchos los médicos que ven en el bicarbonato de sodio, un auténtico recurso para complementar muchos de nuestros tratamientos. ¿Quieres saber en qué casos puedes hacer uso del bicarbonato de sodio?

Si bien las propiedades de este elemento de las que hablaremos a continuación poseen respaldo científico, lo cierto es que nunca deberías utilizarlo sin la autorización previa de tu médico. Además, siempre recuerda que este producto no puede ni debe reemplazar el tratamiento indicado por el profesional.

1. El bicarbonato de sodio y la salud renal

El bicarbonato podría ser un buen complemento para aquellas personas que sufran de insuficiencia renal. Pero ¿a qué se debe esta gran virtud?

En primer lugar, el bicarbonato es un electrolito de origen natural que nos ayuda a regular la acidez de la sangre (nivel del pH). Así, ayuda a los riñones a cumplir su función.

Con este criterio, hay quienes recomiendan tomar una cucharada de bicarbonato disuelta en agua un par de horas después de las cenas. De este modo, en teoría, se equilibra el pH adecuado de la sangre.

Ten presente, sin embargo, que no se recomienda tomarlo con el estómago lleno. Consulta con un médico antes de recurrir a este remedio casero.

2. Infección urinaria

Dolor al orinar

¿Quién no ha sufrido alguna vez una infección de orina? Es algo muy habitual, sobre todo en las mujeres. El bicarbonato de sodio serviría como un complemento de los antibióticos que nos prescriba el médico, aunque será necesaria su aprobación. Podemos tomarlo combinado con limón, por ejemplo.

  • Estos dos elementos reducen el dolor y la sensación de ardor en una infección en el tracto urinario. Los efectos del bicarbonato fueron comprobados científicamente para los casos de prostatitis.

Esta virtud se debe al supuesto efecto de esta sustancia alcalina, la cual podría lograr que la orina sea menos ácida. Por lo tanto, esta no causaría tantas molestias en el sistema urinario, que ya se encuentra irritado por la infección. De todos modos, no hay suficiente evidencia científica que respalde su efectividad en la totalidad de los casos.

Te puede interesar: ¿Se puede hacer el amor con infección urinaria?

3. Bicarbonato de sodio para limpiar el colon

Masajes para el colon irritable_0

La limpieza del colon es esencial para equilibrar la salud de nuestro cuerpo. En ocasiones, esta parte de nuestro intestino se satura de elementos tóxicos y levaduras. Así, impide que podamos procesar la sal y obtener vitaminas esenciales como la vitamina K.

Todo ello va afectando de algún modo a nuestra salud, incluso sin que nos demos cuenta. Según estudios, el bicarbonato de sodio actúa como un antiácido capaz de limpiar toxinas del tracto gastrointestinal.

Si acompañamos la toma de bicarbonato disuelta en agua con ciertas hierbas medicinales, podríamos conseguir combatir el estreñimiento y fortalecer el sistema inmune. Por lo tanto, aumentaríamos la proliferación de todas esas bacterias saludables que nos ayudan a depurar elementos nocivos.

Consulta con tu médico acerca de cuáles hierbas medicinales te conviene consumir de acuerdo a las necesidades y características de tu organismo.

4. Bicarbonato de sodio para hacer mejor la digestión

Indigestion bicarbonato de sodio

Tomar bicarbonato disuelto en agua después de las comidas es un recurso efectivo para muchas personas, sobre todo después de alguna cena más copiosa de lo normal. No te recomendamos hacerlo sin la aprobación previa de tu médico.

Cuando presentamos indigestión, es habitual que aparezcan las nauseas, la hinchazón y ardor en el pecho. En estos casos, podría ser útil tomar bicarbonato de sodio, el cual ayuda a descomponer las grasas y facilitar así la digestión en nuestro estómago.

Si lo que sueles experimentar es acidez de estómago, entonces tampoco pierdas la oportunidad de tomar un vaso con una cucharada de bicarbonato para encontrarte mejor. Ese ardor será aliviado gracias a que logramos neutralizar el exceso de ácido, reduciendo así el malestar y la sensación de ardor.

Pero ojo, si ves que experimentas de dos a tres veces por semana acidez de estómago, consúltalo con tu médico para descartar otras enfermedades.

Ver también: 4 recetas ricas en fibra para cuidar tu digestión

5. Para adelgazar

Plantas para adelgazar

¿Habías oído alguna vez que el bicarbonato de sodio nos puede ayudar a ir quemando grasas? Si bien no está comprobado por estudios científicos, se dice que este elemento podría aportarnos una sensación de saciedad muy adecuada para esta finalidad.

Pero aún hay más: el bicarbonato hace que tanto el agua como los alimentos estén más alcalinos. Por consiguiente, eleva el pH en sangre, y todo ello podría contribuir a que las grasas se digieran y se quemen.

Más allá de este supuesto uso del bicarbonato, lo más recomendable es visitar a un nutricionista para planificar una dieta equilibrada y hacer ejercicio físico de manera regular, además de adoptar otros hábitos beneficiosos.

Sin embargo, recuerda que el bicarbonato es solo un complemento y no debes excederte en su consumo; sigue las indicaciones de tu médico para cada caso. Si padeces algún tipo de enfermedad, será siempre el médico quien indique el tratamiento más adecuado.

  • Romero, X., Navarro, P., & Noguera, J. (2005). Acidez y pH. Escuela Venezolana para la Enseñanza Química.
  • Miller, M. (2012). Alcalinidad. Parámetros Fisico-Químicos.
  • Jones, L. V. (2012). Acidosis tubular renal. Boletin Medico Del Hospital Infantil de Mexico. https://doi.org/10.1016/B978-84-9113-015-4/00529-3
  • Bodas, R., Fernández, B., Giráldez, F. J., López, S., & Mantecón, A. R. (2009). Efecto de niveles de suplementación con bicarbonato de sodio en el consumo alimentario y el comportamiento animal de ovinos de ceba. Revista Cubana de Ciencia Agrícola.