Apnea del sueño en la mujer

Ekhiñe Graell · 18 diciembre, 2019
Lejos de identificarse únicamente con los ronquidos y un cansancio acusado, en mujeres la apnea del sueño puede estar relacionada con problemas de hipertensión y obesidad y puede derivar en problemas de salud graves

La apnea del sueño ha sido tradicional y equivocadamente vista como un “desorden de los hombres”. Sin embargo, la verdad es que la apnea del sueño en la mujer es un trastorno común. E incluso puede ser mayor de lo que se creía anteriormente.

La apnea obstructiva del sueño se produce cuando la respiración se interrumpe durante el sueño por el cierre de la vía aérea superior. Estas pausas en la respiración pueden ocurrir desde un par de veces por noche hasta cientos de veces en el transcurso de un período de sueño.

Las personas que sufren de apnea del sueño suelen roncar y con frecuencia experimentan somnolencia diurna. La obesidad es un factor de riesgo primario para la apnea obstructiva del sueño.

Las estimaciones señalan que es un trastorno que podría afectar al 4% de los hombres en edad media, frente al 2% de mujeres, según datos de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Sin embargo, al igual que otros trastornos del sueño, suele estar subdiagnosticada. Esto significaría que el número de afectados sería mayor.

Por lo general, se ha podido comprobar que los hombres tenían mayor riesgo de sufrir este problema. Por ello, se ha prestado más atención a la identificación y el tratamiento de la apnea del sueño en hombres que en mujeres.

Frecuencia de la apnea del sueño en la mujer

Mujer durmiendo

Investigadores suecos analizaron la frecuencia de apnea del sueño entre 400 mujeres entre 20 y 70 años. Las participantes fueron seleccionadas de una muestra poblacional de 10 000 mujeres. Los investigadores recopilaron información utilizando tanto un cuestionario como una vigilancia durante la noche de sueño.

Se encontró que las tasas de apnea del sueño en la mujer eran considerablemente mayores de lo que esperaban. Entre las conclusiones se pueden mencionar las siguientes:

  • En el estudio se encontró que el 50% de las mujeres tenía algún grado de apnea del sueño.
  • La apnea del sueño es más común a mayor edad: la padecía el 25% de las mujeres entre 20 y 44 años, el 56% de las mujeres entre 45 y 54 años y 75% de las mujeres entre 55 y 70 años.

Los investigadores encontraron una fuerte asociación entre la apnea del sueño en la mujer y los factores de riesgo de edad, la obesidad y la hipertensión: El 14 por ciento de las hipertensas de la muestra padecía apnea del sueño grave, comparado con el 19 por ciento de las participantes obesas.

Implicaciones de la apnea del sueño en la mujer

Mujer durmiendo sobre una maleta

La apnea obstructiva del sueño puede causar problemas de salud graves. Las complicaciones de la apnea del sueño pueden incluir el aumento de riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardiovascular, así como la diabetes.

Por otra parte, la apnea del sueño está relacionada con la disfunción sexual en los hombres. A menudo conduce a problemas sexuales también en las mujeres, sin embargo, este tema no ha sido estudiado.

¿Quieres saber más? Descubre los trastornos del sueño más comunes

Un mayor riesgo en la mujer

Mujer que ha dormido mal

La apnea obstructiva del sueño es un factor de riesgo de muerte cardiovascular en los hombres, pero se desconoce si también es un factor de riesgo en las mujeres. Así, en 2012 investigadores españoles llevaron acabo un estudio que indica que las mujeres que padecen apnea obstructiva grave tienen riesgo de muerte cardiovascular.

Las mujeres también experimentan cambios hormonales durante toda su vida. Asociados a la menstruación, el embarazo y la menopausia, pueden suponer para ellas desafíos específicos para dormir, sobre todo con la edad.

Aprende cómo hacer ejercicios de respiración para mejorar el sueño

Factores de riesgo

El sueño de la mujer es diferente al de los hombres. Por ello, los síntomas de la apnea del sueño en la mujer pueden ser diferentes. Fuertes ronquidos y somnolencia no se manifestarían tanto como en los hombres.

Sin embargo, las mujeres, especialmente las mayores, tienen otros factores de riesgo asociados con la apnea del sueño. Factores como la hipertensión y la obesidad no se deben pasar por alto. Por ello, deben hablar con sus médicos acerca de su sueño y hábitos a la hora de dormir

Es hora de que dejemos de lado la idea de que la apnea del sueño es un problema de hombres. Tenemos que ser igual de activos en conocer, tratar y prevenir la apnea del sueño en la mujer.