Apnea del sueño en la mujer

Lejos de identificarse únicamente con los ronquidos y un cansancio acusado, en mujeres la apnea del sueño puede conllevar problemas de hipertensión y obesidad y puede derivar en problemas de salud graves

La apnea del sueño ha sido tradicionalmente y equivocadamente vista como un “desorden de los hombres”. Sin embargo, la verdad es que la apnea obstructiva del sueño es un trastorno del sueño común entre las mujeres. Y un nuevo estudio indica que la frecuencia de la apnea del sueño en la mujer puede ser mayor de lo que se creía anteriormente.

La apnea obstructiva del sueño se produce cuando la respiración se interrumpe durante el sueño, por el cierre de la vía aérea superior. Estas pausas en la respiración pueden ocurrir en cualquier lugar desde un par de veces por noche hasta cientos de veces en el transcurso de un período de sueño. Las personas que sufren de apnea del sueño suelen roncar y con frecuencia experimentan somnolencia diurna. La obesidad es un factor de riesgo primario para la apnea obstructiva del sueño.

Las estimaciones actuales ponen generalmente la frecuencia de la apnea obstructiva del sueño en algún lugar en el rango de 3 a 7 por ciento de la población, tanto como 20 millones de estadounidenses adultos. Al igual que muchos trastornos del sueño, la apnea obstructiva del sueño generalmente se piensa que es subdiagnosticada, lo que significa que el número real de víctimas es probable que sea aún mayor que estos números sugieren. Los hombres se consideran por lo general como un mayor riesgo de apnea del sueño y como resultado se ha prestado más atención a la identificación y el tratamiento de la apnea del sueño en hombres que en mujeres.

Frecuencia de la apnea del sueño en las mujeres

Investigadores de Suecia investigaron la frecuencia de apnea del sueño entre 400 mujeres entre las edades de 20 y 70. Las participantes fueron seleccionadas de una muestra poblacional de 10.000 mujeres. Los investigadores recopilaron información sobre las pruebas de la apnea del sueño utilizando tanto un cuestionario como una vigilancia durante la noche de sueño. Se encontraron tasas de apnea del sueño en las mujeres que fueron considerablemente mayores de lo que esperaban:

  • En el estudio se encontró que el 50 por ciento de las mujeres tenía algún grado de apnea del sueño
  • Se encontró que el 20 por ciento tenían apnea del sueño moderada.
  • El 6 por ciento estaba experimentando apnea del sueño que se calificó como grave.

Los investigadores encontraron una fuerte asociación entre la apnea del sueño en las mujeres y los factores de riesgo de edad, la obesidad y la hipertensión:

  • Entre las mujeres de más edad, la apnea del sueño grave fue más frecuente: el 14 por ciento de las mujeres entre 55 a 70 tenía apnea obstructiva del sueño severa.
  • El 80 por ciento de las mujeres que se consideraban obesas (con un índice de masa corporal de 30 o superior) tenía algún grado de apnea del sueño. Una vez más, las mujeres mayores estaban más en riesgo: el 31 por ciento de las mujeres entre 55 a 70, que también tenía un IMC de 30 o superior, tenía apnea del sueño severa.
  • El 84 por ciento de las mujeres con presión arterial alta también tenía apnea del sueño.

Implicaciones de la apnea del sueño en las mujeres

Mujer_durmiendo

La apnea obstructiva del sueño, además de ser perjudicial para todos los días (y noches) de la vida, también puede causar problemas de salud graves. Las complicaciones de la apnea del sueño incluyen el aumento de riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardiovascular, así como la diabetes. La apnea del sueño está relacionada con la disfunción sexual en los hombres. Sin embargo, la apnea del sueño a menudo conduce a problemas sexuales en las mujeres también, sin embargo, este tema no ha sido estudiado.

Al igual que con muchos aspectos de la apnea del sueño, se ha prestado más atención a los efectos de calidad de vida en la salud de los hombres y en el caso de las mujeres eso tiene que cambiar. Las mujeres y los hombres tienen diferentes experiencias de sueño, diferentes retos y diferentes respuestas a los trastornos e insomnio al dormir. Estamos constantemente aprendiendo más acerca de cómo los trastornos del sueño y sus consecuencias afectan a la salud de las mujeres de manera diferente a los hombres.

Un estudio indica que las mujeres pueden tener un mayor riesgo de problemas cardiovasculares que los hombres. Los investigadores encontraron que los marcadores biológicos de la enfermedad cardíaca son más significativamente afectados por la falta de sueño en las mujeres que en los hombres.

Las mujeres con problemas de sueño parecen ser más susceptibles a los problemas de peso que los hombres. Este estudio encontró que la baja de sueño en las mujeres está más estrechamente vinculada a un mayor índice de masa corporal que en los hombres. Y este estudio encontró que en las mujeres, la apnea del sueño está estrechamente relacionada con el síndrome metabólico.
El síndrome metabólico es un conjunto de condiciones médicas, incluyendo el exceso de peso alrededor del torso, la resistencia a la insulina y un estilo de vida sedentario, que en conjunto indican un riesgo elevado de diabetes y enfermedad cardiovascular.

Las mujeres también experimentan determinados cambios hormonales durante toda su vida, asociados a la menstruación, el embarazo y la menopausia, que puede suponer para ellas desafíos específicos para dormir, sobre todo con la edad.

Debido a que el sueño de la mujer es diferente al de los hombres, los síntomas de las mujeres relacionadas con la apnea del sueño también pueden ser diferentes. Fuertes ronquidos y somnolencia durante el día podrían no ser tan fuertemente presentes en ellas. Sin embargo, las mujeres, especialmente las mujeres mayores, tienen otros factores de riesgo asociados con la apnea del sueño, factores como la hipertensión y la obesidad, por lo que deben hablar con sus médicos acerca de su sueño y hábitos a la hora de dormir y la posible presencia de la apnea del sueño y otros trastornos del sueño.

Es hora de que dejemos de lado la idea de que la apnea del sueño es un problema de hombres. Tenemos que ser igual de activos en conocer, tratar y prevenir la apnea del sueño en las mujeres.

Categorías: Buenos hábitosCuriosidades Etiquetas:
Te puede gustar