Aportes de tener una mascota en casa para nuestra salud

Lorena González · 28 marzo, 2019
Tener una mascota en casa puede aportarnos beneficios tanto a nivel físico como psicológico, ya que nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario y favorecer la secreción de oxitocina

Tener una mascota en casa beneficia mucho a tu salud. Ya sea un perro, un gato u otro animal, su compañía te aportará muchos beneficios, seguramente más de los que imaginas. Te hablamos de ellos.

Beneficios de tener una mascota en casa

1. Beneficios terapéuticos

Hay investigaciones que señalan que las mascotas tienen un impacto favorable en el comportamiento de niños con condiciones especiales de socialización. Además, les ayuda a concentrarse y a enfocarse en lo que necesitan. Si en casa hay un niño con Asperger o condiciones similares, una mascota le ayudará.

Está comprobado que los animales de compañía son de gran ayuda para manejar problemas emocionales como traumas, dificultades con el manejo de la ira o el estrés. Incluso se ha comprobado que son de ayuda para personas que han pasado por eventos altamente traumáticos como guerras o ataques físicos.

Paciente en un hospital con su mascota

2. Incrementa la inmunidad

Los animales tienen ciertos gérmenes, y las personas que están cerca de ellos se exponen a estos microorganismos de manera cotidiana en un nivel saludable. Por ello, el sistema inmunitario se fortalece. Así, tienden a enfermar menos que quienes no se relacionan con animales de forma habitual.

Esto quiere decir que, que contrariamente a lo que se cree, los niños expuestos a la compañía de una mascota son menos propensos a desarrollar afecciones alérgicas a lo largo de su vida.

Lee también: Conoce los grandes beneficios de las mascotas para la familia

3. Aumenta tu positivismo

Al estar expuestos a la energía de una mascota amorosa, las personas se vuelven mucho más optimistas con el presente y el porvenir.

Además, se sienten ilusionados y con una vinculación afectiva muy fuerte, gracias a que, al estar cerca de una mascota, el organismo de una persona secreta oxitocina: la hormona que crea relaciones afectuosas.

Mujer feliz con sus mascotas

4. Detectan bajos niveles de azúcar

En el caso de los perros, se ha revelado a través de varios estudios científicos que muchos de ellos son capaces de reconocer si los niveles de insulina de sus dueños bajan de manera significativa.

Así, al detectar modificaciones, lo transmiten a través de cambios en su comportamiento. Si sufres de diabetes, tener un perro te mantendrá alerta e incluso podría llegar a salvarte la vida.

5. Te mantienen en forma

Cuando una persona se compromete en tener una mascota, estos los impulsan a crear hábitos que le harán ser mucho más activo que si no lo tuviera. Un perro en casa cada día querrá dar un pequeño paseo por la calle.

Esto implica que su dueño debe acompañarlo y él estará obteniendo un beneficio para su salud. Será imposible que el propietario de un perro mantenga un estilo de vida sedentario.

Chico corriendo con su perro

6. Tu vida social es más activa

Las personas que tienen mascotas se relacionan con otras que también las tienen. Ya sea cuando los sacan a pasear, cuando comparten opiniones acerca de alimentos o cuando van al veterinario, entre muchas otras ocasiones, se generan conversaciones.

Tener una mascota a tu lado significará que ya no te sentirás solo en casa y que, además, podrás fomentar tus relaciones sociales.

Visita este artículo: 4 accesorios para mascotas

7. Tu corazón estará más saludable

Al estar en contacto, tanto la mascota como su dueño se sienten mucho más relajados. Esto reduce de manera notoria la presión arterial y el ritmo cardíaco, así que le darás más vida útil a tu corazón.

Además, quienes tienen mascotas suelen tener mejor controlado su nivel de colesterol. Por ello, en caso de sufrir un paro cardíaco, es más probable que sobrevivan.

Chica con su perro

8. Pueden ayudar a una persona con convulsiones

Existen grupos que están convencidos de que los perros pueden ser entrenados para reconocer cambios significativos en las personas con epilepsia. Así, podrían detectar una posible convulsión, incluso antes de que suceda.

Si bien esto no está completamente comprobado, sí es cierto que una mascota es un apoyo incondicional para una persona con esta afección.

9. Ayudan con tu ansiedad

Al estar cerca de una mascota, las personas tienen mejores posibilidades de controlar posibles ataques de ansiedad y mantenerse estables por mucho más tiempo en comparación con personas que no tienen animales a su alrededor.

Tener una mascota en casa, sin duda, mejora la vida de todos los miembros de la familia. Son especialmente recomendables en el caso de los niños. Y, si estos tienen alguna condición especial, su mascota aprenderá a ser de gran ayuda.