Aportes de las vitaminas en las dietas

El metabolismo, la salud ósea y hasta la capacidad reproductiva. Prácticamente todos los aspectos del organismo dependen de que disponga de un nivel óptimo de vitaminas.

Una de las recomendaciones que escuchamos todo el tiempo es la de incluir alimentos variados en la dieta cotidiana. La mayoría de las personas y de los expertos coincide en que uno de los elementos vitales en las dietas sanas son las vitaminas. ¿A qué se debe su importancia?

En caso de que sigas regímenes de alimentación cotidiana poco saludables con regularidad, al menos deberías incluir un suplemento vitamínico para compensar la carencia en cuanto a estos nutrientes. A continuación, te diremos cuáles son los beneficios de estos químicos.

La buena noticia es que puedes incluir vitaminas en tu vida de distintas formas. Lo ideal es hacerlo a través de los alimentos; estas son las opciones más naturales y de mejor calidad.

¿Por qué se deben incluir vitaminas en las dietas?

Regulan el metabolismo

Un metabolismo acelerado tendrá más fácil el mantenerse en su peso ideal. Sin embargo, no siempre sabemos cómo hacerlo. Si estás en esta situación, debes saber que este es uno de los grandes aportes de las vitaminas en las dietas.

Fuentes de vitaminas.

En particular, las vitaminas del grupo B son esenciales para descomponer los carbohidratos, las grasas y las proteínas. Esto ayuda a tu cuerpo a obtener sus beneficios de una forma más eficiente.

Por el contrario, cuando no consumes suficiente vitamina B, es posible que experimentes:

  • Dolor en las articulaciones.
  • Anemia.
  • Problemas de la piel.
  • Daños en los nervios.

Te puede interesar leer: Anemia durante el embarazo

Mantienen en mejor forma a las células

Otro motivo para vigilar tu consumo de vitaminas en las dietas, en este caso en lo que respecta a la vitamina D, es que mantiene sanas a tus células. Es importante recordar que las células conforman todo el organismo. Cuando estas no tienen buena condición, pierden la capacidad de repararse.

Mantener sanas las células.

Recuerda que las mejores formas de obtener vitamina D es:

  • La exposición a la luz solar.
  • Ingerir alimentos como las sardinas, el salmón, el atún y los huevos.

La vitamina D también ayuda a evitar enfermedades crónicas; se trata de una buena alternativa para evitar el desarrollo de problemas serios, como la diabetes. Eso sí, debes complementar sus beneficios con un estilo de vida saludable. 

Favorecen la salud del corazón

Otro de los beneficios de las vitaminas en las dietas es que, en la proporción correcta, pueden evitar problemas cardíacos. Esto se debe a que las vitaminas A, C y E tienen propiedades antioxidantes, que reducen la inflamación. La mejor forma de obtener estas vitaminas es consumiendo frutas y verduras.

Por su parte, la vitamina B3 ayuda a reducir los niveles de colesterol negativo en sangre. Por ello, si tu médico te ha dicho que tienes este problema y te receta dicha vitamina, es importante que la tomes.

Tan solo recuerda seguir las instrucciones de tu médico, porque los excesos no son buenos. Un error muy común es tomar más dosis de vitaminas de las recomendadas; si lo haces, podrías ponerte en riesgo.

Conservan la salud de tus huesos

Uno de los beneficios más importantes de las vitaminas en las dietas es que ayudan a mantener la salud ósea. Con el paso del tiempo, esto se puede traducir en huesos sanos y sin rastros de osteoporosis.

Para que esto ocurra, debes asegurarte de incluir vitamina D combinada con calcio, fósforo y magnesio. Este grupo de nutrientes favorece la fortaleza de los huesos y evita los riesgos asociados con la edad. Además, es importante que hagas suficiente ejercicio; esto te ayudará a fortalecer y hacer más resistentes los huesos.

Salud ósea.

Lee también: ¿Quiénes son las personas más propensas a la deficiencia de vitamina D?

Tendrás menos problemas asociados a la fertilidad

Si deseas tener hijos, es recomendable añadir vitaminas en las dietas que sigas. Tu salud reproductiva depende de varios órganos, hormonas y producción celular. Por ello, llevar una dieta saludable facilitará el proceso en el momento oportuno.

En este sentido, las vitaminas que deben estar presentes son la C, E, B12 y el ácido fólico. Para complementar, procura incluir alimentos ricos en zinc si eres hombre. Este mineral mejora la calidad del semen y su capacidad para moverse, lo que complementa los efectos de la vitamina B12.

La importancia de esta vitamina con respecto al semen es que es necesaria para la composición de células y síntesis del ADN. También te ayudará a tener más energía, por lo que aumenta la predisposición a tener relaciones sexuales.

¿Qué te parece? ¿Crees que hay buenos motivos para vigilar el consumo de vitaminas en las dietas que eliges? En caso de que notes que tu dieta es muy restrictiva, pregunta a tu médico sobre los mejores suplementos alimenticios que puedes tomar. Suele bastar con una o dos cápsulas al día para suplir cualquier deficiencia.

  • Prieto, M. y minerales, & Imboden, R. (2003). Vitaminas y minerales. Nutrinfo. Retrieved from http://www.aulavirtual-exactas.dyndns.org/claroline/backends/download.php?url=L051dHJpY2lvbi9WaXRhbWluYXNNaW5lcmFsZXMucGRm&cidReset=true&cidReq=RICIONUTRI
  • Carcamo, G., & Mena, C. (2006). Alimentación saludable. Horizontes Educacionales11(1), 1. https://doi.org/10.1021/ma0205055
  • Sánchez, O. F. (2016). Las vitaminas. Revista Medica de Rosario. Circulo Medico de Rosario. https://doi.org/10.1108/1525383X200500013