Aprende a mejorar tu postura con estos sencillos pasos

Mantener una buena postura te evitará el padecimiento de enfermedades o lesiones de la columna vertebral. Además, te ayudará a ganar mayor confianza en ti mismo.

El rol de la mujer en la sociedad es cada vez más notorio. Son múltiples las actividades diarias que las mujeres hoy en día desempeñan. Si te sientes pesada al caminar o tienes problemas en la columna, acá te explicaremos cómo mejorar tu postura con estos sencillos pasos.

La mujer se ha convertido en un individuo excepcional y multifuncional que cumple labores tan dispares como iniciar el día preparando el desayuno hasta culminar la tarde cambiando la llanta de su auto accidentado. Todas estas actividades, como también una vida sedentaria frente al ordenador, influyen negativamente en tu postura. Hacen que olvides tu bienestar físico y mental. Una mala postura y una inadecuada forma de caminar conlleva a dolencias musculares, agotamiento y problemas de autoestima.

La manera en como adoptas ciertas posturas durante el trabajo, una reunión con amigos o en la cena familiar, revelan mucho de tu personalidad y autoconfianza. Así pues, anímate y proyecta una nueva imagen a los demás. Una postura correcta conlleva a una conducta positiva con resultados bastante notorios en tu ambiente personal y laboral.

Aprende a mejorar tu postura con estos sencillos pasos

Hacer angelitos

¿Cómo llevarlo a cabo? Fácil, acuéstate en el piso y extiende tus brazos y piernas por 2 o 3 minutos en forma de angelito. Los angelitos flexibilizan la espalda y te darán movilidad. 

Será una ayuda excelente para ir ganando flexibilidad en los músculos. ¡No olvides realizarlo antes de irte a dormir!

Menos peso en tu cartera

¿Piedras en tu bolso? ¡Olvídalo! recuerda solo llevar los objetos esenciales que necesites en tus actividades diarias. Las mujeres suelen cargar con una cartera pesada que hace daño a sus hombros y espalda.

Antes de acostarte por las noches revisa mentalmente las actividades a realizar al día siguiente. Esto te llevará a organizar los artículos necesarios que debes incluir en tu cartera. Ya verás que, tras unos días, tu columna cervical y vertebras dorsales te lo agradecerán.

Ejercicios de sentadillas

¿Eres de las que se pasa el día frente al televisor u ordenador? ¿Te mantienes por mucho tiempo sentada? ¿Y además sientes dolor en las articulaciones o la espalda? Un estilo de vida sedentario hace que todo nuestro peso vaya dirigido a nuestra cintura y cadera. Esta mala postura puede causar ciertas dolencias tales como lumbalgia, dolor en el coxis e imposibilidad para caminar correctamente.

Este tipo de dolencias son bastante comunes en aquellas personas sedentarias con poco ejercicio físico:

  •  Se recomienda hacer ejercicios de sentadillas 3 veces al día, en sesiones de 15 repeticiones cada una. Estira la cintura y evita que la rodilla toque el suelo.
  • Las rutinas diarias de caminata a distancias cortas son una buena forma de empezar un saludable estilo de vida.

Ejercicios para la espalda

Te recomendamos algunos ejercicios de estiramiento para evitar que la espalda quede jorobada. El estiramiento activo es una buena opción para mejorar tu postura, ya que te permitirá darle energía al cuerpo.

  • Una posición firme y derecha con un abdomen contraído te garantiza mejor salud y te da mayor confianza. Además, te ayuda a bajar unos kilitos de más visualmente.

No te pierdas: Consejos para sentarse bien y evitar el dolor

Mantener una postura erguida

Colocar peso en la espalda mientras te encuentras sentada durante mucho tiempo te obliga a empujarla hacia atrás. Esto es bueno para mejorar tu postura.

  • Si no te convence llevar un peso en la espalda, puedes colocártelo delante. Al realizar una tarea del hogar, trata de colgar una mochila pesada sobre tu pecho y así tu cuerpo intentará superar el peso y adoptará una posición erguida.
  • Cambia la postura al sentarte en la orilla de la cama o silla, lleva un pie debajo de esta y el otro hacia adelante. Esta postura es un poco incómoda al comienzo pero te permitirá mantener el equilibrio y por ende una espalda más recta.
  • También recuerda mantener una buena postura al caminar. Tal vez se te haga un poco difícil si tienes el mal hábito de caminar encorvada, pero debes acostumbrar a tu cerebro y a tu cuerpo a corregir este error y caminar erguida.

Respiración y vocalización

¿Nunca imaginaste que el respirar adecuadamente iba a ayudarte en tu postura? Pues sí, así es. Realizar con frecuencia series de respiraciones profundas y pausadas junto a ejercicios de vocalización te obligará a mantenerte erguida y a mejorar la oxigenación cerebral.

Es necesario que apliques un correcto balance entre mente y cuerpo para mejorar la confianza y llenarte de energía positiva. Como podrás ver por ti misma, son múltiples las opciones terapéuticas. Todas ellas orientadas a lograr tu bienestar físico y mental.

Reduce tus miedos, llénate de energía vital, mejora tu respiración, eleva tu productividad, aumenta tu confianza y reduce tu estrés. Para ello, solo tienes que mantenerte erguida y conservar una buena postura día tras día. ¡Enderézate!