Aprende a preparar una deliciosa fondue de carne

La fondue es una forma de cocinar que proviene de los Alpes suizos. Consiste en sumergir carnes tiernas en líquidos calientes (aceite, queso, chocolate, etcétera) para cocerlas y comerlas al momento.

La fondue de carne es una comida que se puede preparar tanto para eventos especiales como para disfrutar de un almuerzo o cena especial en compañía. Lo importante es prepararla con carnes con cortes de primera calidad; en otras palabras, carnes muy tiernas y bien limpias para que, al freírse, las piezas queden muy bien hechas.

Cuando se prepara una fondue de carne, por lo general, se acompaña con salsas de sabores picantes y agridulces. No obstante, se puede incluir otros tipos para variar aún más la comida. En este sentido, las reglas las ponemos nosotros mismos.

Ahora bien, todas las salsas se sirven en frío. Al freírse, las piezas de carne quedan muy calientes y, si se untan con una salsa caliente, el comensal no podrá comer al momento.

La fondue de carne, paso a paso

Ingredientes (para 4 comensales)

  • 1 kilo de carne de ternera.
  • 1 kilo de solomillo de cerdo.
  • Aceite de oliva (la cantidad necesaria).
  • Opcional: carnes blancas (pechuga de pavo, pechuga de pollo).
  • Condimentos: sal, pimienta negra, orégano, laurel, albahaca.

Preparación

  1. Se lava y se seca la carne. Salpimentamos y llevamos al refrigerador para que repose.
  2. Antes de freírse, la carne debe reposar a temperatura ambiente, como mínimo, durante treinta minutos.
  3. Se pica toda la carne en dados pequeños y se colocan en platos separados (uno para la ternera, otro para el cerdo, etc.).
  4. A continuación procedemos a calentar el aceite dentro del recipiente para la fondue. Por lo general, la temperatura debe ser de 190 ºC aunque cada fondue tiene sus propias instrucciones y es importante seguirlas para que la carne quede bien hecha.
  5. Una vez que el aceite esté bien caliente, cada comensal podrá introducir su trozo de carne para que se cocine (al término de su preferencia).
  6. Cuando se extrae la carne hecha, se moja en una salsa antes de llevarse a la boca y ¡listo!

Descubre: Recetas agridulces que no te puedes perder

Algunas recomendaciones para la carne

Alimentos y carnes.

En primer lugar, se recomienda preparar un kilo de carne puesto que se calcula que, la ración por persona debe ser de 200 a 250 gramos, aproximadamente. De esta manera, no faltará carne para nadie. Por supuesto, en caso de que el número de comensales sea mayor, habrá que aumentar las cantidades de los ingredientes de manera proporcional.
En segundo lugar, hay que destacar que una de las recetas más tradicionales de la fondue de carne incluye vino tinto con especias y azúcar. No obstante, esta preparación se suele reservar para los meses más fríos del año en los países que tienen cuatro estaciones.
En tercer lugar, hay que señalar que podemos preparar la carne el día anterior y dejarla marinar durante unas 8 o 12 horas con el adobo de nuestra preferencia y una taza de vinagre tinto por cada 200 gramos de carne. La finalidad de esto es conseguir que el vinagre ablande aún más la carne y no pierda su jugo con facilidad al cocerse.
Hay que tener cuidado al freír las carnes blancas (como el pollo y el pavo) ya que son demasiado suaves y, por ello, tienden a resbalarse en el tenedor. Por otra parte, dado que suelen hacerse en muy poco tiempo, hay que vigilarlas para que no se nos pase el tiempo de cocción.

Otras consideraciones

Otro consejo tiene que ver con la forma de calentar el aceite de oliva. Se recomienda añadir dos dientes de ajo a la cazuela (sin pelar) para que el aceite no salte al subir la temperatura. Por otra parte, si queremos aromatizar un poco el aceite, podemos añadir una rama fresca de romero.

La fondue de carne suele incluir, como mínimo, cuatro tipos de salsas picantes y otras tres o cuatro de distintos sabor. Entre las más populares se encuentran: tabasco, salsa de mostaza, salsa al curry, alioli, chutney, César, barbacoa, tonkatsu, salsa andaluza, salsa de yogur o de almendras.

Siempre que vayamos a preparar una fondue de carne, debemos tener en cuenta que debe haber variedad para todos los comensales. Recordemos que muchas personas no son aficionadas a los sabores picantes intensos, por tanto, es recomendable tener salsas que no sean excesivamente picantes.
Después de todo, esta es una de las consideraciones que debe tener en cuenta todo buen anfitrión.