Aprende a cultivar canela en casa

Ángela Aragón 17 septiembre, 2016
Cultivar canela en casa es un recurso incomparable para cuidar de ti y del diseño de interiores de tu hogar. Gracias a la popularidad actual de los huertos urbanos, lo tienes al alcance de la mano

La canela tiene beneficios que la mayoría de la gente desconoce. De origen oriental, se suele utilizar como ingrediente aromático en preparaciones dulces, entre otras recetas.

Sin embargo, consumirla con frecuencia es sinónimo de cuidar de nuestra salud y nuestra figura.

Si eres diabético, la canela es tu complemento ideal. La razón es que absorbe el azúcar de los alimentos a los que acompaña. Por tanto, podrás seguir siendo goloso, sin poner en riesgo tu salud.

Esta propiedad es inmejorable también para quienes estén a dieta, ya que el azúcar es lo primero que deben suprimir de sus comidas.

Siguiendo con sus beneficios, sabemos que nos ayuda a controlar los lípidos sanguíneos. Estos se corresponden con las grasas que se convierten en triglicéridos o colesterol.

Como ves, cultivar canela en casa en una decisión muy inteligente, porque controlarás por completo su crecimiento y podrás usarla siempre que quieras.

Qué necesitas para cultivar canela en casa

kit de jardinería

El auge de la agricultura ecológica ha permitido que tener un huerto urbano sea ya muy fácil.

Ya no necesitas tener una parcela para sembrar tus propios vegetales y especias. Con un espacio donde dé la luz del sol y acceso al agua, las demás herramientas las tienes en webs o tiendas especializadas en agricultura.

Los elementos que necesitas son los siguientes:

  • Semillas de canela. Estas se obtienen de los bayos de color negro que coronan el arbusto en invierno. Estas no se pueden comer, pero nos ofrecen el germen de esta planta maravillosa.
  • Pequeños maceteros para su primer crecimiento. Como ocurre en la mayoría de los casos, para cultivar canela en casa, tendrás que empezar por un primer momento de “incubación”. Te hablaremos de este paso más adelante.
  • Maceteros de tamaño mediano para su trasplante. Cuando las semillas hayan madurado, tendrás que llevar la plantación a otros recipientes con un tamaño mayor.

Ten en cuenta que, como mínimo, medirá unos 120 cm cuando crezca. A partir de ahí dependerá de tu deseo y de tu espacio.

  • Combinación de tierra ácida, musgo Sphangnum y perlita. Para que la especia se desarrolle necesitamos un sustrato suelto y arenoso para que el agua se filtre bien.

Asimismo, es importante que tenga un alto contenido en materia orgánica.

  • Un lugar luminoso pero que no reciba la luz del sol de forma directa. Prefiere los climas húmedos. Por ello, si quieres cultivar canela en casa con éxito, la zona de la casa donde coloques los recipientes es fundamental.

Cómo cultivar canela en casa

planta de la canela

Sigue estos sencillos pasos y lograrás tu cometido:

Incúbalo en una zona oscura

El hábitat natural de la canela está en zonas húmedas. Así, para este primer momento, te recomendamos que mezcles el sustrato con las semillas y coloques el recipiente con en un lugar sombrío.

Riégala a diario

No puede faltarle el agua. La tierra que vamos a usar es perfecta para esto, así que, con que la hidrates una o dos veces al día, será suficiente.

Trasplántala a los 4 meses

Pasado este tiempo, estará madura para colocarla en el macetero definitivo. Piensa bien el tamaño del mismo, ya que la talla del arbusto dependerá del contenedor.

Colócala en un lugar con más luz

brotes con luz

Llegado este momento, nuestras semillas agradecerán un poco luz. No obstante, recuerda que los rayos del sol no pueden llegarle de forma directa.

Hidrátala, pero sin ahogarla

En esta etapa debes cuidar su riego como al principio. Ten presente que el sustrato que usas es ideal para mantener la humedad. De lo contrario, corres el riesgo de emplear demasiada agua y pudrir así las raíces.

Con estos sencillos consejos lograrás tu objetivo sin mucho esfuerzo. Además de sus propiedades nutritivas, deslumbrarás a tus amistades con sus preciosas hojas en verano.

Tanto si son amarillas como si optas por las blancas, constituye un elemento decorativo increíble. Todo ello se completará con un delicioso aroma que recorrerá tu hogar para dotarlo de una gran personalidad.

Todos los elementos que se necesitan están a tu alcance y son muy económicos. Como ya sabes, cultivar tú mismo los alimentos que consumes es garantía de salud.

Por ello, te animamos a que pruebes con esta especia llena de ventajas que purificará tu cuerpo y te endulzará el alma.

 

Te puede gustar