Aprende a decorar tus frascos de la despensa con estos trucos

Si tu despensa está llena de frascos y no sabes qué hacer con ellos, te proponemos unas ideas muy sencillas y divertidas para que las decores y les des una segunda vida.

A menudo acumulamos  envases de comida o de regalos recibidos. Entre las cosas que más almacenamos en casa sin darnos cuenta están las botellas de plástico y, sobre todo, los tarros de vidrio.

Siempre pensamos que haremos algo con ellos y los vamos guardando en nuestra despensa esperando a que se nos encienda la bombilla para hacer algo ingenioso con ellos, pero en realidad nunca sabemos cuándo los vamos a necesitar.

En este artículo queremos proponerte algunas buenas ideas que puedes llevar a cabo para darles una función práctica o trasformarlos en elementos decorativos.

Cada vez más a menudo las personas buscamos una segunda utilidad a esos elementos que antes tiraríamos sin pensar a la basura. Se ha extendido la pasión y la afición por hacer cosas por nosotros mismos en cuanto a decoración y por transformar los objetos no utilizados en otros totalmente diferentes.

Es muy sencillo realizar el frasco de la felicidad.

Ideas para decorar frascos de tu despensa

Saca de tu despensa los tarros de mermelada, frascos de legumbres y todo lo que ha ido cogiendo polvo durante meses. Ahora puedes ponerte a trabajar y hacer verdaderas obras de arte.

1.- Tarros con piedras y abalorios

Materiales:

  • Frascos para decorar
  • Silicona caliente y pistola de silicona
  • Botones, piedras, cintas, flores secas, etc
  • Papel para decorar, encajes y telas
  • Pintura

Como puedes comprobar, los tipos de materiales son muy variados, porque dependerá sobre todo de tus gustos. Nosotros te damos las ideas y tú te encargarás de ejecutarlas.

Preparación:

  • En primer lugar, lava bien el frasco, tanto por dentro como por fuera. Luego, sécalo bien, ya que sino no se adherirán bien las piezas.
  • Mide el tamaño del frasco y adecua tus ornamentos a su tamaño para calcular realmente cuánto necesitas.
  • Decóralo a tu gusto con flores, telas o botones.
  • Pégalas con la silicona. Es muy fácil de utilizar y da muy buenos resultados.

Este tipo de frasco lo puedes utilizar como florero o portavelas; el efecto de la luz en su interior será muy romántico y original.

Portalápices hechos con cuerda.

2.- Frasco con cuerdas

Si te gusta el estilo más campestre y rústico, te ofrecemos un tipo de decoración sencilla de realizar y que ofrece muy buenos resultados. Además, una vez hecho un frasco, podrás hacer otros variando la técnica, tan solo necesitas paciencia e ideas claras.

Materiales:

  • Telas o cuerdas, según el estilo que desees
  • Pistola de silicona
  • Tarro de vidrio sin tapa

Preparación:

  • Como en el caso anterior, primero lava el tarro por dentro y por fuera.
  • Mide la cuerda que necesitas para cubrir toda su superficie, no queremos quedarnos a mitad.
  • Enrolla la cuerda con cuidado para evitar que haya huecos. Ve añadiendo puntos de silicona para ir fijándola y apretándola contra la pared.
  • Una vez finalizado, corta y esconde la punta del cordón.

Puedes pintar las cuerdas de cada nivel de un color diferente o añadirle cuentas o perlas para darle un toque diferente. Si es un bote grande, te aconsejamos que lo utilices como jarrón.

Usar tarros de vidrio como portalápices.

3.- Decoración de frascos con pintura

No hay nada más sencillo que pintar nuestros viejos frascos. Lo mejor de hacer estas transformaciones es que ningún frasco se parecerá al otro y tendrá nuestra propia identidad.

Materiales:

  • Pintura de colores
  • Cinta adhesiva
  • Pinceles
  • Agua

Preparación

  • Lava el frasco, limpia y seca de impurezas.
  • Te proponemos que juegues con las formas y con los colores; por ello, coloca formas geométricas con la cinta adhesiva y pégalas.
  • Pinta toda la superficie y déjala secar.
  • Una vez que esté bien seca la pintura, despega con cuidado la cinta y tendrás unos frascos de lo más originales.
  • Puedes añadir cuerdas para darles un toque en la zona baja y crear una base.

Como has podido comprobar, no hay límites en cuanto a la decoración de los tarros de vidrio. Son unas actividades ideales para hacer con los más pequeños de la casa. Los niños necesitan aprender y desarrollar su creatividad, por ello, juega con tus hijos a decorar los elementos del hogar.

Ahora es tu turno para desarrollar las ideas que te hemos mostrado y lanzar las tuyas propias. ¡Manos a la obra!

Te puede gustar