Aprende a elaborar en casa una crema con propiedades analgésicas y antiinflamatorias - Mejor con Salud

Aprende a elaborar en casa una crema con propiedades analgésicas y antiinflamatorias

Este tratamiento solo es para uso tópico y no se debe ingerir. Las propiedades del aceite de oliva y la pimienta nos permitirán aliviar varios tipos de dolores

Las cremas antiinflamatorias son un producto muy popular para el tratamiento de golpes, hematomas, problemas musculares y muchas otras afecciones que, por lo general, causan algún grado de inflamación.

Como su nombre indica, la función que tienen es la de desinflamar la zona afectada, aprovechando algunas propiedades que podemos obtener mediante su aplicación directa.

Durante años la industria ha hecho importantes descubrimientos en la naturaleza, los cuales ha podido aprovechar para la elaboración de este remedio natural que se ha convertido en uno de los más populares en todo el mundo.

Sin embargo, aunque es muy común encontrar este tipo de productos en supermercados y tiendas herbolarias, también hay alternativas 100% orgánicas que se basan en las propiedades de algunos ingredientes naturales para ofrecer una crema calmante para disminuir el dolor y la inflamación.

Hoy vamos a compartir una de esas recetas alternativas para elaborar en casa una crema con propiedades analgésicas y antiinflamatorias, ideal para tratar diferentes tipos de dolencias musculares y articulares.

Ver también: 8 remedios naturales para combatir la inflamación abdominal

¿En qué consiste esta crema natural?

Esta sencilla crema natural se compone de dos ingredientes con importantes propiedades antiinflamatorias como es el caso de la pimienta de cayena y el aceite de oliva.

El principal compuesto activo de este remedio es el alto contenido de capsaicina, un ingrediente presente en grandes cantidades en los pimientos en general, especialmente en los de tipos picante como chiles, jalapeños o cayenas.

Cuando esta sustancia se aplica de forma local, tiene una acción analgésica que resulta apropiada para disminuir el dolor y la inflamación, en especial de problemas como la artritis y los de tipo muscular.

Aceite de oliva-remedios

Tales efectos se complementan muy bien con el aceite de oliva, que contiene oleocantal, un compuesto que inhibe la actividad de las enzimas de la ciclooxigenasa (COX), con una acción similar a la del ibuprofeno.

Para potenciar los efectos de estos dos ingredientes en una misma crema natural, se puede hacer un remedio casero para tratar dolencias como:

  • Artritis reumatoide.
  • Dolores musculares.
  • Luxaciones.
  • Neuropatía diabética.
  • Fibromialgia.
  • Neuralgia del trigémino.
  • Psoriasis.
  • Esguinces.
  • Inflamación.

¿Cómo elaborar esta crema analgésica y antiinflamatoria?

Pimienta de cayena

La elaboración de esta crema para aliviar casi todos los dolores es muy sencilla y lo mejor de todo es que los pimientos se pueden cultivar en macetas para tener una fuente inagotable.

Los pimientos de cayena a utilizar han de estar secos, para obtener mejores resultados. Para asegurarse de que así sea, toma algunos pimientos frescos, córtales la parte superior y colócalos sobre una rejilla en un lugar oscuro y ventilado para que se vayan secando.

Pasadas unas tres semanas, los pimientos estarán en su mejor estado para la elaboración de la crema y es allí donde podrás guiarte con el siguiente proceso:

Ingredientes

  • 10 pimientas de cayena secas y cortadas
  • 1 taza de aceite de oliva (230 g)

Utensilios

1 frasco de cristal

Preparación

  • Agrega los pimientos de cayena en el frasco de cristal, asegurándote de que estos no ocupen más de las tres cuartas partes del mismo.
  • Luego, incorpora la taza de aceite de oliva o la cantidad que sea suficiente para cubrir por completo los pimientos.

Si lo deseas, puedes potenciar los efectos de estos dos ingredientes añadiéndoles alguna planta o hierba natural con propiedades antiinflamatorias como es el caso del jengibre, el árnica o la cúrcuma.

Cuando esté todo mezclado, tendrás dos opciones para finalizar el proceso:

  • La primera consiste en introducir el frasco en un cazo con agua y dejarlo allí durante 2 horas a fuego bajo.
  • La otra, que es la más recomendada, consiste en ponerlo en una zona fresca y sin luz durante, como mínimo, 10 días, para que se vayan concentrando los nutrientes y esté completamente listo para utilizarlo.
  • Pasado el tiempo recomendado, cuela el aceite, escurre bien los pimientos para asegurarte de que dejen todas sus propiedades en el tratamiento y, luego, envásalo de nuevo en un frasco hermético. Puedes conservarlo hasta 6 meses.

Te recomendamos leer: 8 poderosos analgésicos naturales que no tienen efectos secundarios

Modo de aplicación

Piernas-hinchadas

Como cualquier otra crema para este tipo de fines, la aplicación de este tratamiento se hará con un suave masaje que permita relajar la parte del cuerpo afectada.

Toma una pequeña cantidad del aceite con tus manos y frótalo en la zona dolorida varias veces al día.

¡Ojo! Este producto es solo de uso externo y no se debe ingerir.