Aprende a eliminar los pensamientos negativos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 28 febrero, 2019
Lorena González · 15 abril, 2019
A continuación te enseñaremos a eliminar los pensamientos negativos para que puedas disfrutar de una mejor calidad de vida. ¡A por ello!

Es muy común que el estilo de vida típido de la sociedad occidental provoque estrés. El ritmo de vida puede hacerse tan abrumador, que muchas veces los pensamientos negativos se convierten en un mantra que nos perjudica sobremanera.

Los pensamientos tienen poder. Por ello, si están cargados de emociones negativas y de palabras destructivas, nos sabotearemos de mil y un formas a lo largo del día. Nuestro malestar será grande y la vida nos parecerá una batalla sin tregua.

En cambio, si nuestros pensamientos están cargados de emociones capaces de construirnos, completarnos y elevarnos, los resultados serán muy diferentes.

Para sacar lo mejor de nuestros pensamientos y mantener un estilo de vida sano, que nos refuerce lo mejor de nosotros mismos, debemos prestar atención a ciertos detalles, actitudes y acciones.

La clave está en saber abrazar los cambios que nos brindarán bienestar a corto, mediano y largo plazo. No se trata de evitar a toda costa la negatividad sino de aprender a gestionarla para que no se ancle en tu vida.

Consejos para eliminar los pensamientos negativos

1. Modifica tu lenguaje corporal

Si tiendes a ir encorvado, cruzar brazos y piernas constantemente y, en general, mantener un lenguaje corporal hostil, tanto para otros como para ti mismo, sería recomendable realizar algunos ajustes.

Lo primero será corregir la postura. Mantén tu espalda recta siempre. Tu cuerpo lo agradecerá y esto te brindará el bienestar suficiente para mejorar tu estado de ánimo.

Cuando estés sentado, evita cruzar brazos y piernas, en especial, si estás hablando con alguien. En su lugar, trata de mantener la espalda derecha, los pies apoyados en el suelo y los brazos relajados (en la mesa, en tu regazo o donde gustes).

Estos cambios te ayudarán a tener mayor seguridad en ti mismo, abrirte al diálogo y dar una mejor impresión.

Lenguaje corporal abierto para evitar los pensamientos negativos

2. Conversa

Para deshacernos de los pensamientos negativos, siempre viene bien conversar con alguien de confianza. También funciona conversar en voz alta con uno mismo.

De hecho, los psicólogos recomiendan practicar un ejercicio en los momentos de mayor tensión y malestar. Consiste en grabar todas nuestras preocupaciones en voz alta, como si estuviésemos hablando con esa persona de confianza o el propio psicólogo.

Una vez que hayamos finalizado, borramos la grabación. No hace falta almacenarla ni escucharla.

Al no sentirnos juzgados por otra persona, podremos desahogarnos a gusto y con ello, nos sentiremos más aliviados y listos para mirar las soluciones desde una perspectiva más objetiva.

Existen otras estrategias que podemos poner en práctica para que se nos haga más fácil desahogarnos. La cuestión está en no guardarnos nada y procurar seguir adelante.

3. Relaja tu mente

Hoy en día resulta indispensable aprender a relajarse y permitirse un momento para ello. El primer paso es apartar al menos unos cuantos minutos para detener lo que estemos haciendo y simplemente respirar profundamente.

La idea es centrar la atención en la calidad de la respiración durante 5 o 10 minutos para que el cuerpo baje la guardia y libere la tensión acumulada. De esta forma, los pensamientos negativos se esfuman un rato.

Esto nos ayuda a conseguir cierta ventaja para recuperar el control de la situación y sustituir las emociones negativas por positivas.

4. Dale la vuelta a los pensamientos negativos

Deshacerse de los pensamientos negativos no se consigue al ignorar la realidad, sino al cambiar la forma en que la percibimos.

Ante los conflictos, no hay que dejar que los pensamientos negativos se apoderen de nosotros y nos impidan ver la solución. Para ello, hay que hacer pausas hasta conseguir ver el lado positivo de ese pensamiento que nos preocupa.

5. Usa tu creatividad a tu favor

Idea maneras creativas que te ayuden a salir del momento negativo en que te encuentras. Recuerda que no podemos pretender que una misma solución resuelva todo, siempre. Hace falta hallar nuevas formas, cambiar un poco los procedimientos.

Las actividades que te brinden bienestar te ayudarán a desarrollar el pensamiento creativo. Por ello, muchas personas recurren a la pintura, el dibujo, la escritura o la danza. La cuestión está en ser dinámicos.

6. Vete de paseo

En ocasiones, salir del entorno que te rodea te ayuda a liberar tu mente, y a pensar con mayor claridad. Un paseo por algún parque o lugar al aire libre te ayudará a distraerte y a poner en orden tus ideas.

No pasees solo en momentos de estrés y agobio. Los paseos semanales pueden ayudarte a evitar los niveles extremos de ansiedad.

Grupo de mujeres caminando sobre un puente en la naturaleza

7. Haz una lista acerca de todo lo bueno en tu vida

Muchas veces nos centramos tanto en los problemas que le restamos importancia a todo lo bueno en nuestras vidas. Por ello, a la hora de deshacerse de los pensamientos negativos, es bueno hacer una lista de cosas buenas.

Así recordaremos todo lo positivo que sí tenemos y el gran peso que tienen, por encima de todo. Controlar los pensamientos es una tarea diaria que puede hacerse más fácil si nos esforzamos un poco en ello.