Cómo hacer un bizcocho sin harina, azúcar ni lácteos

Elena Martínez Blasco · 10 marzo, 2020
Para reducir la cantidad de calorías en las recetas de postres, se puede reducir la cantidad de azúcar blanco a emplear, así como de otros endulzantes.

Cocinar un delicioso bizcocho sin harina es posible, al igual que sin lácteos o sin azúcar. Solo hay que seguir una serie de sencillas directrices y tener un poco de paciencia.

Hay personas que sufren algún tipo de intolerancia, como pueden ser al gluten o la lactosa. Lo mismo ocurre, en el caso de los diabéticos, con el azúcar. Estas situaciones pueden llegar a ser muy limitantes, especialmente a la hora de encontrar recetas sabrosas y a la vez, adecuadas y seguras.

Antes de llevar a cabo su preparación, hay que tener algo claro. Jamás se debe prescindir de ningún alimento sin consultar antes con el médico o el nutricionista. De lo contrario, la salud se resentirá.

Las harinas

Hoy en día, gran parte de la alimentación está basada, principalmente, en las harinas. En cualquier menú del día es fácil encontrar algún plato que contenga pan, pasta o algún tipo de bollería.

Las personas celíacas deben evitar las harinas por su contenido en gluten, pero también hay personas que no padecen esta dolencia a las que les interesaría descubrir otras alternativas culinarias. Por ello, se puede probar a sustituir la harina normal por la de garbanzos.

Para preparar el bizcocho, en este se usarán los garbanzos cocidos. Esta legumbre aportará un gran valor nutritivo y proteico a la receta.

Harina de garbanzos.

Los lácteos

Más allá de las personas que sufren intolerancia a la lactosa, hay un sector de la población que ha elegido, voluntariamente, prescindir de los lácteos porque prefiere la leche de soja, de avena o de cualquier otro elemento relacionado. 

Es importante, no obstante, no eliminar alimentos de la dieta sin razón alguna. Primero debe consultarse al médico o al endocrino, puesto que podría estar reduciéndose la ingesta de elementos necesario para salvaguardar la salud.

El azúcar

El azúcar blanco es un alimento prescindible en la dieta. De hecho, su ingesta exacerbada puede, según este estudio del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla), aumentar significativamente el riesgo de sufrir obesidad, enfermedades cardiovasculares, entre otros trastornos. 

En esta receta, se sustituirá por edulcorante de estevia, aunque también podría usarse miel de abeja o sirope de agave, ya que ambas alternativas son más sanas.

Miel para la irritación de garganta

Descubre: Razones para dejar de consumir azúcar

Receta del bizcocho rico en proteínas

Los ingredientes tradicionales en los bizcochos suelen incluir harina, azúcar y lácteos. Sin embargo, el que te proponemos en la siguiente receta estará hecho a base de garbanzos y huevos, dos alimentos muy nutritivos y ricos en proteínas.

Una vez listo, puedes tomarlo como parte del desayuno o una merienda a media mañana, para así aprovechar su aporte energético.

En el caso de los deportistas, este bizcocho sin harina, azúcar ni lácteos viene a ser una opción recomendable, a la par que deliciosa, pues ayuda a saciar el apetito y obtener la energía necesaria para afrontar la jornada de entrenamiento, por ejemplo.

Ingredientes

  • 4 huevos (240 g).
  • ½ cucharadita de levadura en polvo (5 g).
  • 2 puñados de nueces peladas y troceadas.
  • 2 cucharadas soperas de estevia líquida (sin sabor, de color transparente)o 1 taza de miel de abeja o sirope de agave (100 g).
  • 2 tazas de chocolate negro para fundir, sin azúcar ni lactosa, o bien la cantidad proporcional de cacao puro en polvo (500 g).
  • 2 tazas de garbanzos cocidos, pueden usarse los que venden en bote ya cocidos, o bien cocerlos uno mismo, (500 g).
  • Opcional: canela, cardamomo, jengibre o esencia de vainilla.

*Nota importante: antes de añadir cualquier especia al bizcocho, infórmate bien acerca de sus contraindicaciones y si tienes alguna duda, consulta con tu médico.

Preparación

  • Precalentar el horno a 180º C.
  • En el caso de usar chocolate para fundir, se irá calentando al baño María.
  • Batir los huevos y después añadir los garbanzos. Se deberá mezclar todo bien hasta que quede una textura fina. Con una batidora de vaso o robot de cocina será mucho más rápido.
  • Añadir el endulzante elegido y la levadura en polvo.
  • Finalmente, incluir el chocolate fundido o el cacao, y las nueces troceadas.
  • Se le pueden añadir algunas especias para darle un toque de sabor diferente cada vez que se prepare. Se puede incluir canela, cardamomo, jengibre, esencia de vainilla, ralladura de naranja, etc.
  • Preparar un molde. Untar con aceite y enharinarlo.
  • Meterlo al horno durante 40 minutos a 180º C.
  • Sacar y dejar enfriar el bizcocho sin harina, azúcar ni lácteos encima de una rejilla.

A tener en cuenta

Está muy de moda autorrestringir ciertos alimentos (como los que contienen gluten, por ejemplo) para obtener distintos beneficios. Sin embargo esta no es una práctica recomendable ni tampoco beneficiosa.

Una vez más, hay que recordar que los cambios drásticos –como eliminar alimentos de la dieta sin consultarlo con el médico– puede traer consecuencias nefastas para la salud. Por ello, antes de hacerlo, lo mejor es consultar con el profesional y seguir sus recomendaciones. 

El bizcocho sin harina, azúcar ni lácteos es una opción que puede disfrutarse como parte de la dieta. Pero no se debe hacer que la dieta gire en torno a la eliminación de dichos ingredientes siempre.

  • Gómez Morales, Luis., Beltrán Romero, Luis Matías., García Puig, Juan. (2013). Azúcar y enfermedades cardiovasculares. http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112013001000011
  • Herrera, María José., Hermoso, Marcela., Quera, Rodrigo. (2009). Enfermedad celíaca y su patogenia. https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872009001200012