Aprende a hacer un caldo antiinflamatorio y anticancerígeno

23 junio, 2014
Los ingredientes que vamos a añadir son importantes antiinflamatorios, por lo que su combinación hace que este caldo sea imprescindible cuando notemos nuestras defensas bajas

A menudo buscamos medicamentos o suplementos naturales para ayudarnos a tratar problemas inflamatorios o para prevenir el cáncer. Pero no debemos olvidarnos que hay alimentos que tienen esas propiedades, y que podemos acostumbrarnos fácilmente a tomarlos a menudo para así prevenir de la manera más natural.

En este artículo compartimos la receta y las propiedades de un delicioso y terapéutico caldo que podemos tomar diariamente para prevenir enfermedades y dolores inflamatorios (reuma, gota, bronquitis, asma, etc.), además de ser un excelente preventivo contra el cáncer.

Brócoli

En general todos los vegetales crucíferos, que incluyen el brócoli, la col, la coliflor y el repollo, tienen propiedades beneficiosas que ayudan a prevenir el cáncer de próstata, de mama, de pulón y de colon, tal como han demostrado numerosos estudios, gracias a su contenido en sustancias que previenen el desarrollo y la expansión de los tumores. Pero en concreto destacamos el brócoli por su contenido en vitaminas C y E y minerales como el calcio y el hierro. El brócoli, en general, ayuda a combatir numerosas enfermedades.
Además de incluirlo en este caldo recomendamos también comerlo al vapor, poco cocinado, y en forma de semillas de brócoli germinadas.
brocoli ulterior epicure

Ajo

El ajo, un potente antibiótico y antiinflamatorio natural, también reduce el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como el de estómago, esófago, páncreas y mama. Recomendamos, además, realizar cada cinco años la antigua cura tibetana del ajo, que nos ayudará a beneficiarnos de todas sus propiedades.
ajo morberg

Cebolla

La cebolla es uno de los alimentos más medicinales que existen, junto con el ajo, y la destacamos por sus propiedades antiinflamatorias y porque su gran contenido en azufre la convierte en un remedio excelente para prevenir el cáncer. También se recomienda cuando hay problemas de riñón y retención de líquidos, con una cura a base de caldos de cebolla que también puede ser sustituida por ésta que explicamos en este artículo.

Apio

Algunos estudios han demostrado que los acetilénicos que contiene el apio ayudan a prevenir el crecimiento de tumores y la metástasis de las células cancerígenas. Y además, su contenido en poliacetileno ayuda a aliviar notablemente las inflamaciones.

Cúrcuma

Esta raíz contiene curcumina, un componente altamente antiinflamatorio, por lo que se recomienda a personas que sufran dolores, reumatismo, fibromialgia o fatiga crónica, etc. La cúrcuma tiene, además, numerosos componentes anticancerígenos que inhiben el crecimiento de muchos tumores, y además es muy útil cuando se está tomando medicación para el cáncer para superar sus efectos secundarios.
Para obtener estos beneficios debemos consumir cúrcuma diariamente, y esta especia nos permite incluirla fácilmente en todo tipo de guisos, sopas, cremas o incluso postres como batidos, natillas o pasteles. Su presencia en este caldo será fundamental.
curcuma Frabisa

¿Cómo lo preparamos?

Pondremos a cocer las verduras y hortalizas, a ser posible que sean ecológicas, con agua y con la cúrcuma en polvo, durante al menos 40 minutos, o un poco menos si usamos una olla a presión. Colaremos las verduras, las cuales podemos aprovechar para la preparación de la comida. Por ejemplo, de las siguientes maneras:

  • Para rellenar una tortilla
  • Como relleno de tartas saladas
  • Para elaborar una crema de verduras
  • Como guarnición de otros platos
  • Para hacer una salsa de tomate con verduras
  • Para hacer un revoltillo con huevo

También las podemos comer directamente, aliñándolas con un poco de aceite de oliva virgen extra o con mayonesa casera.
Este caldo se puede preparar en cantidad para que nos dure dos o tres días como máximo, y así no tener que prepararlo diariamente. También podemos congelarlo, a pesar de que se perderán algunas de sus propiedades.

¿Cómo lo tomamos?

Podemos tomar tres tacitas cada día, separadas o antes de las comidas, para que tengan efectos más potentes sobre nuestra salud. Podemos tomarlos a temporadas, especialmente durante épocas de frío o en momentos que notemos bajas nuestras defensas.
Este caldo será imprescindible para aquellas personas que sufran enfermedades inflamatorias crónicas y problemas que conlleven dolor, como la fibromialgia o los reumatismos, y también para quienes tengan más probabilidades de padecer algún cáncer, tanto por tener antecedentes familiares como por haberlo padecido o estarlo padeciendo.

Imágenes por cortesía de ulterior epicure, looseends, frabisa y morberg

Te puede gustar