Aprende a preparar en casa una deliciosa y saludable mantequilla de cúrcuma - Mejor con Salud

Aprende a preparar en casa una deliciosa y saludable mantequilla de cúrcuma

La mantequilla de cúrcuma puede ser un sustituto de la normal que nos aportará muchos más beneficios gracias a las propiedades de sus ingredientes adicionales

La cúrcuma es una especia natural proveniente de la planta Curcuma Longa, la cual hace parte de la familia de las zingiberáceas y es nativa del suroeste de la India.

Conocida ampliamente tanto en la gastronomía como en la medicina alternativa, es uno de los ingredientes más saludables y nutritivos que podemos encontrar en la naturaleza.

Los datos históricos cuentan que se utiliza hace más de 4000 años en beneficio de los seres humanos, y desde hace siglos forma parte de la dieta regular de muchas personas.

Es una fuente saludable de vitaminas, minerales y poderosos antioxidantes cuya acción en el cuerpo previene el desarrollo de muchas enfermedades.

Además, su compuesto activo, la curcumina, le confiere propiedades analgésicas, antiinflamatorias y anticancerígenas que favorecen el tratamiento de muchos trastornos crónicos.

Lo más interesante es que se trata de un alimento muy versátil, idóneo para combinar con otros ingredientes en la preparación de recetas y tratamientos.

En esta oportunidad te queremos compartir una deliciosa mantequilla con la cual puedes aprovechar sus bondades y la de otros ingredientes saludables.

¡No dejes de probarla!

Mantequilla casera de cúrcuma

Beneficios de la cúrcuma

La mantequilla es un producto graso que ha hecho parte de la alimentación de casi todas las personas en el mundo.

La receta original se elabora a partir del procesamiento de la leche de vaca, por lo que toda su grasa es de origen animal.

Dado que se ha comprobado que su ingesta puede resultar perjudicial para el peso y la salud, muchos han preferido buscar otros tipos de alternativas para reemplazarla.

Entre estos, la mantequilla de cúrcuma se ha ganado un lugar muy especial, no solo porque tiene un sabor muy agradable, sino porque se prepara con ingredientes con menos contenido de calorías y más beneficios para la salud.

Es una receta relativamente nueva, elaborada con cuatro alimentos que pueden adquirirse con mucha facilidad en el mercado.

Tiene un color amarillo brillante y una textura suave que facilitan su incorporación en tostadas, pasta y demás alimentos complementarios.

Ver también: Combate las piedras en los riñones con té de jengibre y cúrcuma

¿Cuáles son los beneficios de esta mantequilla de cúrcuma?

mantequilla

Por su increíble composición nutricional y moderado aporte calórico, esta mantequilla casera es una de las recetas más saludables que puedes usar para acompañar tus comidas.

Junto a los beneficios de la cúrcuma nos encontramos con los que aportan el aceite de coco y el de oliva, dos fuentes de ácidos grasos esenciales que protegen la salud cardiovascular.

Es una receta de significativo valor energético, ideal para proporcionarle “combustible” al organismo en los momentos de debilidad y cansancio.

Tiene potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que contribuyen a reducir las dolencias tensionales y de las articulaciones.

También protege el cuerpo frente a los efectos negativos de los radicales libres, moléculas asociadas con el envejecimiento prematuro de los órganos internos y la piel.

Sus activos naturales disminuyen la acumulación de lípidos en el torrente sanguíneo, lo cual es clave para evitar trastornos en la circulación.

La curcumina presente en la cúrcuma ejerce un importante efecto protector en la salud cerebral, que puede llegar a reducir el riesgo de padecer trastornos neurodegenerativos como la demencia o el alzhéimer.

¿Cómo preparar esta mantequilla de cúrcuma casera?

mantequilla-de-curcuma

Lo mejor de preparar este producto es que estarás utilizando ingredientes 100% orgánicos, libres de añadidos y conservantes químicos.

Procura adquirir las presentaciones de alta calidad, ya que los aceites refinados no contienen las mismas propiedades que los extra virgen.

Cabe mencionar que, aunque es saludable, su ingesta debe ser moderada y regular, ya que de igual forma tiene un significativo contenido de calorías.

Te recomendamos leer: 7 alimentos que contienen calorías negativas

Ingredientes

  • ¼ taza de aceite de coco prensado en frío (50 g)
  • ¼ taza de aceite de oliva extra virgen (50 g)
  • ½ cucharadita de cúrcuma en polvo (2 g)
  • ½ cucharadita de sal rosada del Himalaya (2 g)

Preparación

  • Incorpora el aceite de coco en un tazón y mézclalo enérgicamente con el aceite de oliva.
  • Usa un tenedor o una batidora para que ambos ingredientes queden bien integrados.
  • A continuación, agrégale la cúrcuma y la sal rosada del Himalaya, sin dejar de batir hasta obtener una mantequilla cremosa y sin grumos.
  • Vierte el producto en un frasco de vidrio hermético y almacénalo en el refrigerador.
  • Al cabo de unas horas conseguirás un producto untable de textura semiblanda.

Ponte manos a la obra, sigue cada una de las recomendaciones y disfrútala con tus sándwiches, tostadas y demás alimentos del desayuno o la merienda.