Aprende a preparar tu protector solar natural

En tiempos de cambio climático y daños a la capa de ozono es muy importante el uso de protectores solares en verano o a lo largo del año, no solo si vives en climas cálidos y soleados. Los rayos del sol son dañinos si nos exponemos prolongadamente a ellos y si no tomamos las medidas necesarias para proteger nuestra piel, que es la primera línea de defensa de nuestro cuerpo ante los agentes externos.

La protección de la piel contra los rayos UVB y UVA es vital para proteger nuestro cuerpo contra las lesiones cutáneas, el envejecimiento prematuro y el cáncer de piel. Cada año se reportan nuevos casos de este tipo de cáncer.

Partiendo de esta información queremos revelarte algunos trucos para que hagas tu propio protector solar. Esta es una forma inteligente de ahorrar un poco de dinero que podrías necesitar para otras cosas. También vamos a compartir contigo información acerca de qué son exactamente los rayos UVB y UVA.

Los rayos del sol que dañan la piel

Los rayos del sol se clasifican en varios tipos. Los que nos interesan en este caso son los rayos ultravioleta A (UVA) y los rayos ultravioleta B (UVB). Esto son los mayores responsables de las enfermedades de la piel que se registran en todo el mundo, particularmente en zonas tropicales muy soleadas.

SOL

Los padecimientos más comunes causados por estos rayos solares son las arrugas, el envejecimiento prematuro de la piel, las pecas, las manchas, la insolación, las quemaduras de la piel e, incluso, el cáncer de piel, como te hemos comentado anteriormente.

¿Qué son los rayos UVA?

Estos son los rayos más largos dentro del espectro de los distintos rayos solares. Al tener esta característica, implica que son capaces de superar ciertos obstáculos como los cristales de las ventanas o de los autos (si no son oscuros). Por tanto, estos rayos son los que penetran con mayor profundidad en la piel y, si la persona está mucho tiempo expuesta a ellos, se pueden generar daños en el sistema inmunológico y a nivel celular. También aceleran el envejecimiento de la piel.

Los rayos UVB

Tienen una longitud inferior y no son capaces de atravesar el cristal. No obstante, a pesar de esto, son muy frecuentes las quemaduras en la piel como consecuencia de la acción de estos rayos solares, así que no te dejes engañar: son tan peligrosos como los UVA.

Protectores solares a base de aceites y mantecas naturales

Piel sol

Con aceite de sésamo te puedes hacer un increíble filtro solar para protegerte contra los rayos UVB. Y no solo esto: el aceite de sésamo ayuda al bronceado natural de la piel y también permite que esta se hidrate con éxito. El aceite de sésamo es capaz de todo esto porque es rico en omega 6, cinc y vitamina E. Es muy beneficioso porque permite que la piel se revitalice y no se ponga flácida.

Con el aceite de jojoba le darás vitamina E, ceramidas y ácido linoleico a la piel. Con este aceite también podrás mejorar su firmeza y elasticidad y es perfecto como agente antiarrugas y contra el envejecimiento cutáneo.

Por otra parte, el aceite de zanahoria contiene una importante cantidad de beta-carotenos y se puede emplear como bronceador porque incrementa la formación de la melanina. Es una excelente sustancia regeneradora por su alto contenido de vitaminas A y E y es muy bueno para las pieles secas, arrugadas o sin mucha firmeza. No obstante, no hagas un uso excesivo de este aceite porque te puede manchar la piel.

Por último queremos recomendarte la manteca de karité. Esta está indicada principalmente para las pieles deshidratadas y sensibles porque es un excelente emoliente y agente reparador que ayuda a combatir las arrugas y grietas de la piel, a la vez que le devuelve la elasticidad.

Esperamos que puedas sacarle un buen provecho a todos estos aceites y mantecas naturales que te ayudarán a proteger tu piel contra las radiaciones UVB y UVA. Recuerda que, aunque el sol es bueno para el cuerpo, no te debes exceder cuando te expongas a sus rayos.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar