Aprende todo sobre los nervios raquídeos cervicales

31 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Los nervios raquídeos cervicales se denominan desde C-1 a C-8. Están formados por fibras sensitivas y motoras, por lo que son nervios mixtos.

Los nervios raquídeos cervicales, también conocidos como nervios cervicales, son un grupo de 8 nervios espinales de las ocho vértebras cervicales que nacen de la médula espinal. Estas 8 vértebras, que se conocen y se numeran de la C-1 a la C-8, tienen su origen en la base del cráneo.

Todos los nervios raquídeos cervicales, excepto el C-1 (que normalmente no tiene raíz dorsal), se asocian con un dermatoma. Un dermatoma es un área cutánea suministrada por un nervio espinal.

Los nervios espinales o raquídeos

Como ya sabemos, los nervios raquídeos cervicales engloban a 8 de los nervios raquídeos o espinales. Éstos, a su vez, son un conjunto de nervios (aproximadamente entre 31 y 33 nervios) pertenecientes al sistema nervioso somático que tienen como función inervar diferentes partes del cuerpo.

Están compuestos por una raíz sensitiva y una raíz motora. El primer tipo de fibra es la que le permite dar sensibilidad a los músculos que inerva. En cuanto a las raíces motoras, van a permitir que los músculos se contraigan de forma automática. Gracias a esta composición, llegan a conseguir su objetivo.

Los nervios espinales, que engloban los nervios raquídeos cervicales, son los siguientes:

  • 8 pares de nervios cervicales (C1-C8).
  • 12 nervios torácicos (T1-T12).
  • Nervio Coccigeo.
  • 5 nervios sacros (S1-S5).
  • 5 nervios lumbares (L1-L5).

Quizás también te interese leer: Todo lo que deberías saber acerca de los huesos

Características de los nervios espinales o raquídeos

columna vertebral

Los nervios raquídeos cervicales, al pertenecer al grupo de los nervios espinales, van a compartir las mismas características que los demás.

En primer lugar, como ya hemos mencionado, son nervios mixtos, es decir, están compuestos por fibras tanto sensitivas como motores.

En segundo lugar, todas las divisiones de los ramos ventrales, excepto los torácicos (T1 a T12), forman varias ramificaciones que se conocen como plexos nerviosos. Estos plexos aparecen en las zonas cervical, braquial y lumbo sacra.

Dentro de estas ramificaciones interconectadas, las fibras que tienen su origen en los ramos ventrales, se entrecruzan y se vuelve a distribuir de forma que cada rama resultante contiene fibras de diferentes nervios espinales.

Además, las que provienen de cada ramo ventral viajan a la periferia del cuerpo por la vía de distintas rutas en las ramificaciones.

Por esta razón, cada músculo de una extremidad va a recibir una inervación de más de un nervio espinal. Como consecuencia, si hay un daño en uno de los segmentos de la médula espinal o en una de las raíces, la extremidad no tiene por qué quedarse inutilizada totalmente.

Los nervios raquídeos cervicales

Los ramos ventrales de los cuatro primeros nervios espinales forman el plexo cervical. Sus ramificaciones son nervios cutáneos que inervan la piel de las siguientes áreas transmitiendo los impulsos sensoriales:

  • Cuello.
  • Oreja.
  • Parte trasera de la cabeza.
  • Hombro.

También hay ramificaciones que suplen los músculos anteriores del cuello. Asimismo, desde este plexo cervical nace el nervio frénico que agrupa fibras que provienen principalmente de C-3 y C-4. El nervio frénico va a lo largo del tórax para atender el diafragma, el músculo más importante en la respiración.

Lee también: 4 ejercicios simples para reducir los dolores de cuello

Los nervios ventrales de los nervios espinales cervicales C-5 y C-8, junto a la rama primaria anterior de T-1, forman el plexo braquial. Sus ramificaciones son responsables de la inervación de los hombros y las extremidades superiores.

Por último, los ramos dorsales son los encargados de la inervación de las facetas cervicales. También de estos ramos surgen ramificaciones de los músculos de la cabeza y el cuello, así como de la piel comprendida entre el vértex (superficie superior de la cabeza) y los hombros.

División de los nervios raquídeos cervicales

Inositol regula el sistema nervioso

Al igual que otros nervios espinales, los nervios raquídeos cervicales se dividen en ramos dorsales y ventrales tras abandonar el conducto vertebral. A medida que salen de la médula espinal, la raíces ventrales y dorsales de unen para formar el ganglio espinal o de raíz dorsal.

Después, estos ganglios se dividen en:

  • Ramo ventral o anterior: es un ramo grueso. Se entrecruza, se divide y se anastomosa con los ramos anteriores de otros nervios espinales para formar, como hemos visto, el plexo cervical.
  • Ramo dorsal o posterior: es la rama posterior del tronco común. Es una rama mucho más delgada que el ramo anterior.

En conclusión, los nervios cervicales son una parte importante de nuestro sistema nervioso que debemos conocer y cuidar porque son la base de muchas dolencias.

  • Gilroy, A. M., MacPherson, B. R., Ross, L. M., Schünke, M., Schulte, E., & Schumacher, U. (2008). Nervios Craneales. In Prometheus: Atlas de Anatomía.
  • SABORÍO BRENES, P. (2014). El plexo braquial. Revista OMNIA. https://doi.org/10.1016/S1286-935X(03)72271-0
  • Espino de la Cueva, C., & Núlez Herrera, D. (2012). Medula espinal.